Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 22 3 2006 Nacional 15 EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA El posible encarcelamiento de Otegi por la huelga de Batasuna siembra el desconcierto en el PSOE Mientras Bono repudia al líder proetarra, Ibarra coincide con el PSE y arremete contra el magistrado b El presidente extremeño acusa a Marlaska de actuar para descabezar a los interlocutores y el secretario de Organización del PSOE le replica que Otegi no es interlocutor MANUEL ERICE LAURA L. CARO MADRID EL FERROL. Al PSOE se le empieza a hacer larga y tensa la espera al gesto de ETA para abrir el proceso de negociación con la banda. Ha bastado la actuación del juez Grande- Marlaska contra los principales líderes proetarras por la convocatoria de huelga general para que el discurso bipolar que distanciaba al PSE y al resto del partido en torno a la figura de Arnaldo Otegi torne en ceremonia de la confusión. Hasta el extremo de que Rodríguez Ibarra, tradicional aliado del ministro Bono en sus diatribas contra los proetarras, discrepó ayer de él y coincidió con el PSE en las críticas al juez. Casi al tiempo que la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, cumplía con el guión reprendiendo airadamente al imputado Díez Usabiaga por pretender que el Ejecutivo controlara la Audiencia Nacional, el presidente extremeño sorprendió con duras críticas al magistrado por una decisión discutible, porque cosas como ésta pasan casi todos los días en España Además de inesperada, la intervención en TVE de Ibarra adquirió una mayor dimensión política al coincidir por primera vez con la estrategia buenista del PSE, que ha desplegado estos días una cerrada defensa del líder proetarra y un ataque en toda regla al magistrado. El juez mantiene la citación del batasuno el viernes N. V. MADRID. La citación del portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, está pendiente de los resultados de un hemocultivo, una de las pruebas médicas cuya realización ordenó el juez Grande- Marlaska, al percatarse de que el tratamiento que el batasuno está recibiendo no se corresponde con el tipo de neumonía que supuestamente padece. Esta afección respiratoria, que al principio era una simple bronquitis, obligó a retrasar la declaración de Otegi como imputado por los hechos criminales en los que derivó la huelga del pasado 9 de marzo. Fuentes jurídicas señalan que, a la espera de esta última prueba, su citación sigue en pie para el viernes a las cinco y media, pues ayer ya no tenía fiebre Otro de los siete imputados por esta causa, Joseba Álvarez, declara esta tarde ante el juez, quien le sitúa en una de las convocatorias a la jornada de paro. Y entre medias, el jueves, a las siete de la tarde, termina el plazo para que Barrena y Díez Usabiaga depositen sus fianzas. terés del juez por descabezar a aquellos que pudieran servir como interlocutores en un proceso de diálogo para lograr el final del terrorismo Aunque Ibarra se apresuró a matizar que no le parece mal que Otegi esté en la cárcel acabó sentenciando que eso es una cosa y otra vulnerar el Estado de Derecho Sorprendentes declaraciones En pleno desconcierto con el que muchos diputados y senadores socialistas se mantienen a la expectativa de la información que pueda tener el presidente, y que no tengamos los demás, sobre los movimientos de ETA, para emprender un proceso tan peligroso las inesperadas declaraciones de Ibarra, precisamente el látigo de todo lo que supongan ETA y su entorno, han acabado de despistarnos a todos remachaban ayer las mismas fuentes. No en vano, horas antes, comprometido por el propio Ibarra, el secretario de Organización del partido, José Blanco, se había visto impelido a aclarar que Otegi no es interlocutor válido hasta que condene la violencia y la extorsión y acepte las reglas del juego Y remató: Que quede definitivamente claro que ésta es la opinión de toda la dirección del PSOE Quien se mantuvo fiel a su tradicional dureza contra Arnaldo Otegi fue el ministro de Defensa, José Bono, quien desde El Ferrol tachó al líder batasuno de personajillo como lo demuestra tanto constipado y catarro, que ponen de manifiesto su fuerza y gallardía Con menos ironía y más firmeza todavía, Bono aseveró que en lugar de un médico forense, lo que haría falta sería enviarle una pareja de la Guardia Civil Bono se encargó de recordar su historial de secuestrador y cómplice de la banda terrorista ETA y fue taxativo al ser preguntado por lo que opina el PSE: Eguiguren puede manifestar su opinión, pero Otegi no tiene mi respeto JAVIER PRIETO JOSÉ BONO MINISTRO DE DEFENSA A Otegi, en lugar de un forense, lo que hay que enviarle es una pareja de la Guardia Civil pel de Otegi como referente de la izquierda abertzale y responsable de empujar a ese mundo hacia la vía política En la misma línea ha ido el mensaje inequívoco del presidente del PSE, Jesús Eguiguren, al propio Otegi, y con él, al mundo proetarra, como una suerte de voto de confianza para que siga siendo el interlocutor válido en el proceso de paz aunque entre en la cárcel López: Juez metido a médico Ayer mismo, su secretario general, Patxi López, en declaraciones a la televisión pública vasca, ETB, además de tachar a Grande- Marlaska de juez o político metido a médico -en alusión a su orden de revisar la labor de los forenses vascos- destacaba el pa- A pesar de su probada capacidad para la sorpresa y de que sus críticas al juez venían precedidas de las del propio fiscal general de Estado, Cándido CondePumpido- -molesto con la decisión del juez, contraria a la de la Fiscalía- las palabras de Rodríguez Ibarra cayeron como un jarro de agua fría en algunos sectores socialistas consultados por ABC. Sobre todo el punto en el que el presidente extremeño resaltaba el in-