Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Cultura MARTES 21 3 2006 ABC Esta semana se estrena en Madrid un gran montaje de Aida de Verdi. Los macroespectáculos parecen convertirse en el refugio de los aficionados con menos prejuicios y presupuesto La ópera alternativa TEXTO: SUSANA GAVIÑA FOTO: DANIEL G. LÓPEZ mediatamente Entre sus proyectos futuros, en coproducción con ECP, se encuentran poner en escena Madama Butterfly y el musical Annie pero éste se hará en un teatro matiza. ¿Industria o cultura? ¿Industria o cultura? Eso es una disputa eterna afirma Domínguez, para quien ambas pueden convivir bajo el marco de estas ofertas que no gozan de ninguna subvención oficial. Dependes tan sólo de la gente que compre la entrada En cuanto al patrocinio privado en cultura, una forma de invertir en imagen por parte de las grandes empresas, se muestra pesimista, porque el dinero que se invierte al año sigue siendo el mismo y toca a menos. Esto es algo que sucede también en el cine Frente a los teatros convencionales, los atractivos de estas propuestas en grandes espacios, son, según el productor belga, las tres dimensiones que ofrecen sus escenarios- -en el caso del Palacio de Vistalegre, 360 grados de visión, y 750 metros- Sus monumentales escenografías, los 200 cañones de luz y un gran movimiento de masas- -se presentaron 2.000 personas de las que fueron seleccionadas 360 para dar vida a los soldados y a los esclavos- hacen el resto. Sobre los prejuicios demostrados por los llamados puristas respecto a este tipo de espectáculos, donde los micrófonos suplen las deficiencias acústicas, Domínguez afirma: Tengo amigos que van al teatro a escuchar ópera. La primera vez se niegan a venir a un macroespectáculo; la segunda, acuden con recelo. Y cuando vienen, repiten subraya. En el apartado artístico, el reparto de esta Aida que se estrena el viernes, está compuesto, en los principales papeles, por Adina Aaron, Oleg Kulko y Carlos Almanguer, acompañados por una orquesta de 70 músicos, la Filarmonía, dirigida por Amberes Koen Kessels, y un coro de 60 voces. MADRID. El Palacio de Vistalegre acoge los próximos días 24 y 25 el estreno mundial de un nuevo macroespectáculo de la ópera Aida Hace tan sólo un mes, otro espectáculo de grandes dimensiones y de la misma opera verdiana pudo verse en Barcelona. Son dos ejemplos de una oferta alternativa para aquellos que, sin tener grandes prejuicios y presupuestos, quieran acercarse a la lírica. Johan Lateir, responsable de ECP (Euroclassic Productions) que ya ha montado en España Nabucco y La Traviata y Joaquín Domínguez, de la promotora española Tritón, son los dos productores de este espectáculo que después de Madrid viajará a Múnich, París o Londres. La experiencia de Lateir es muy extensa: más de veinticinco ciudades han disfrutado de sus macroespectáculos. Desde Nabucco a La Traviata pasando por La Bohème o Aida Siempre títulos muy populares. Y es que el éxito de estas propuestas- cuyo fin es popularizar la ópera -reside en atraer al mayor número de espectadores, lo que permite recuperar la inversión realizada. En esta ocasión, un millón de euros, que necesita la venta del 50 por ciento de las entradas para que no haya pérdidas explica Joaquín Domínguez. En dos veladas disfrutaran del espectacular montaje de Aida 27.000 espectadores. La misma cantidad de personas que verá en el Teatro Real, a lo largo de dieciséis funciones, La Bohème de Puccini. Eso Algunos de los figurantes, ayer durante un ensayo sí, a un precio notablemente inferior. La entrada más cara cuesta 80 euros y la más barata 26 euros. En cuanto a quién aporta ese millón de euros, el cincuenta por ciento procede de patrocinadores privados, y el resto a través de créditos bancarios indi- DANIEL G. LOPEZ ca Domínguez, que es la primera vez, tras dos colaboraciones, que se implica en una macro ópera como productor. Tritón trabaja más en otros sectores como el cine, pero involucrarse en una ópera es más gratificante porque la primera satisfacción, el aplauso, lo recibes in- El musical Cabaret alcanza las mil funciones en el Nuevo Alcalá JULIO BRAVO MADRID. Cumplir mil funciones no es hoy un hecho muy habitual en el teatro madrileño- -ya no es frecuente ver en los carteles aquello de Tercera temporada más propio de otros tiempos- mañana alcanzará esa cifra uno de los montajes más aplaudidos de la cartelera madrileña: el del musical Cabaret estrenado en el Nuevo Teatro Alcalá el 15 de octubre de 2003. Cabaret es uno de los grandes musicales de la historia. Escrito por Joe Masteroff, John Kander y Fred Ebb a partir de la novela de Christopher Isherwood Soy una cámara vio la luz en 1966. La versión cinematográfica de 1972, dirigida por Bob Fosse y protagonizada por Liza Minnelli, hizo popular la historia de Sally Bowles y el cabaret Kit- Kat Club, ambientada en el convulso y umbroso Berlín de comienzos de los treinta. En 1998, el director británico Sam Mendes (que todavía no había dado su salto al cine, donde debutó con American Beauty puso en pie una nueva producción de Cabaret agridulce, canalla, desvergonzada y sórdida con la colaboración del coreógrafo Rob Marshall (que años más tarde dirigiría en el cine Chicago Este montaje, que sirvió para devolver a la actividad teatral el local donde estuvo la mítica sala Studio 54 fue el que se importó para Madrid. El Nuevo Teatro Alcalá cambió totalmente su cara, ya que una de las peculiaridades del montaje es que el patio de butacas se convierte en un auténtico cabaret, con veladores en lugar de asientos, y barras de bar para poder consumir bebidas durante el espectáculo. BT McNicholl, el encargado de transmitir las ideas de Sam Mendes, explicó que con ello se quiere que el público se impregne del ambiente del cabaret desde el principio, que nada más entrar en la sala se sienta como en el Berlín de los años treinta El reparto que mañana celebrará las Armando Pita, maestro de ceremonias, junto a las chicas del Kit- Kat Club mil funciones está encabezado por Natalia Millán (Sally Bowles) Manuel Bandera (Cliff Bradshaw) y Armando Pita (Emcee) que ha seguido con notable éxito la estela de Asier Etxeandía, ABC el maestro de ceremonias original. Antes de la función, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, entregará a los intérpretes una placa conmemorativa del acto.