Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 3 2006 Cultura 59 Por primera vez en la Historia sale de Perú el conjunto funerario más importante de la cultura Moche, anterior a los Incas. La cámara funeraria del Señor de Sipán y otro centenar de piezas reposan desde ayer en el Museo Arqueológico de Alicante Sipán, el Tutankamón andino TEXTO: DAVID MARTÍNEZ FOTOS: UBALDO ARACIL ALICANTE. El Señor de Sipán, misterio y esplendor de una cultura preinca es el nombre bajo el que han viajado hasta el Museo Arqueológico de Alicante (MARQ) 133 piezas procedentes de ajuares funerarios de la andina cultura Moche (siglos I al VII d. C. anterior en el tiempo al imperio Inca. La muestra, que se inauguró ayer en presencia de la primera dama de Perú, Eliane Karp de Toledo, ocupará todas las salas destinadas a exposiciones temporales, en una de las cuales se recreará la propia cámara funeraria del Señor de Sipán. Las múltiples novedades que el museo alicantino, que en 2004 fue reconocido como el mejor museo europeo del año, ha incorporado para acoger la muestra andina en su primer viaje fuera de Perú se explican por la importancia del conjunto. Al Señor de Sipán se le ha comparado con el rey egipcio Tuntankamón, por los paralelismos entre sus respectivos hallazgos. La tumba del señor andino se encontró a finales de los ochenta en un estado de conservación casi perfecto, acompañado de otras momias, y rodeado de numerosos metales preciosos. Como en el caso del joven faraón, el hallazgo del jerarca moche supuso una revolución para la arqueología de su país, motivada por su extraordinario valor histórico, y llevó incluso a la creación de un museo propio. Eliane Karp, primera dama de Perú, inauguró ayer la muestra la tierra, junto a las tres momias, se encontró un tesoro compuesto por más de un centenar de piezas. Las joyas de orfebrería estaban labradas en oro y otros materiales y metales preciosos, como la plata, el cobre dorado, o la terracota y el lapislázuli, mayoritariamente. tre otras novedades, será la primera ocasión en que el servicio de audioguías, que se utiliza en el museo alicantino de forma habitual, se adapte a una muestra temporal. Las audioguías resultarán especialmente útiles para entender la recreación de la tumba del jerarca andino, que ocupa una sala completa de las tres de que dispone el MARQ para exposiciones temporales, y que han sido completamente ocupadas por la muestra peruana. El MARQ no sólo acoge un conjunto arqueológico a la altura del hallado en el Valle de los Reyes en su primer viaje, sino que propicia el inicio de nuevas colaboraciones arqueológicas con Perú y la difusión de un legado histórico con un alcance universal. Entre las actividades paralelas que acompañan a la muestra destacan la presentación del libro Perú Profundo del comisario de la exposición, Luis Hurtado, o un ciclo de conferencias. El tesoro de Lambayeque Corría el año 1987, y el arqueólogo peruano Walter Alva dirigía una excavación en la localidad de Lambayeque, donde se encontraban dos grandes pirámides realizadas en adobe, a las que se accedía mediante rampas. La excavación, en la que tomaban parte un grupo de restauradores, estudiantes y obreros, dio primero con las Tumbas Reales del Señor de Sipán, para hallar con posterioridad las cámaras fúnebres de otras dos figuras claves de la cultura Moche: el Sacerdote y el Viejo Señor Sipán. En las profundidades de Sobre estas líneas, dos de los tesoros del ajuar funerario del Señor de Sipán, de incalculable valor histórico, que salen por vez primera de Perú Despliegue de medios La importancia de este conjunto, que permanecerá en el MARQ hasta el próximo 23 de junio, no radica tanto en su valor material como en el avance que posibilitó en el conocimiento de la cultura moche. Sus costumbres, su organización social, su forma de subsistir o su creencia en una vida más allá de la muerte se reflejan en los conjuntos descubiertos por el equipo de Alva. El MARQ ha llevado a cabo un importante despliegue de medios a la altura de la relevancia del conjunto, que sale por primera vez de su país de origen en primicia internacional. Así, em- La tumba del señor andino se encontró a finales de los 80 en un estado casi perfecto, acompañado de otras momias y rodeado de metales preciosos