Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad MARTES 21 3 2006 ABC Científicos advierten de la existencia de dos cepas humanas del virus de la gripe aviar b Una investigadora de EE. UU. anuncia que ahora tenemos dos poblaciones genéticamente demarcadas con el potencial de causar una pandemia humana EFE ATLANTA. Las muestras de dos cepas del virus H 5 N 1 que han causado la gripe aviar en seres humanos en el sureste asiático revelan que están relacionadas pero pertenecen a subgrupos genéticos diferentes. La investigación, realizada por científicos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, ha sido presentada ante la Conferencia Internacional sobre Enfermedades Infecciosas Emergentes que se celebra en la ciudad estadounidense de Atlanta (Georgia) Rebecca Garten, una de las participantes en la investigación, manifestó que al continuar su expansión geográfica, el virus también sufre una expansión de su diversidad genética. En 2003 teníamos sólo una población genéticamente demarcada que tuviera el potencial de causar una pandemia humana. Ahora tenemos dos La conferencia se celebra en un momento en el que el virus se extiende por el mundo. Aunque el contagio de aves a seres humanos es raro, una persona puede contraer el virus después de estar en estrecho contacto con animales infectados, y las autoridades de salud de todo el mundo temen que el organismo sufra una mutación que le permita propagarse entre los humanos. Un trabajador en una granja de Israel, donde la gripe aviar se ha extendido en una semana a seis regiones REUTERS La CE, dispuesta a compensar a los productores afectados por la gripe aviar Propondrá financiar la mitad de las ayudas que ofrezca cada estado b España pidió ayudas para el ajus- te de la oferta y la demanda, así como el apoyo del almacenamiento privado, pese a no haber sufrido aún ningún caso de la enfermedad LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL BRUSELAS. Bruselas confirmó ayer que estudiará la ampliación de las ayudas a los productores del sector avícola que han tenido que hacer frente en los últimos meses a una crisis por la caída en el consumo de pollo, principalmente en países como Italia, Grecia, Francia y España, aunque en menor medida. Una crisis como esta no puede ser administrada correctamente con las medidas actuales afirmó la comisaria de Agricultura, Mariann Fischer Boel, quien tras haber negado el mes pasado ayudas comunitarias más allá de las destinadas a la exportación, aseguró ayer que está dispuesta a cambiar la legislación para poder ofrecer compensaciones a los productores del sector avícola. En respuesta a la petición de España y de gran parte de los Estados miembros, la Comisión Europea anunció ayer que considerará la financiación con presupuesto comunitario del 50 de las ayudas que los Estados destinen a sus productores avícolas. Para ello precisaría del apoyo del Parlamento Europeo, ante el que presentará la propuesta mañana y que, en caso de obtener su visto bueno, las ayudas podrían ser aprobadas en el próximo Consejo de Agricultura, a finales de abril. Análisis de afinidad genética Los científicos de CDC realizaron un análisis de afinidad genética de más de 300 muestras de virus H 5 N 1 tomadas de personas y aves desde 2003 hasta mediados del año pasado. En esa tarea efectuaron una correlación de la estructura genética de los virus para compararla con sus características físicas, incluyendo las proteínas superficiales y los sitios receptores para clasificar el virus. Según los científicos, no todos los virus de la variante H 5 N 1 son genéticamente iguales y durante los años se han identificado diferentes grupos genéticos llamados genotipos La mayoría de los virus, incluyendo todos los casos humanos, pertenecían al genotipo Z. Había también un pequeño número de virus aislados de poblaciones avícolas que eran del genotipo V ó W y el recientemente identificado genotipo G. Allí es donde termina la similitud entre las dos cepas humanas del virus, según señalaron los científicos. Por su parte, la ministra española de Agricultura, Elena Espinosa, propuso medidas que deberían ser adoptadas lo más rápido posible a nivel comunitario, como el ajuste de la oferta y la demanda y las ayudas para apoyar el almacenamiento privado. La reducción de la cantidad de huevos para incubar que supondría el ajuste hace necesario un apoyo comunitario al descenso de los ingresos de los productores, añadió Espinosa. Hemos pedido que sean ayudas comunitarias y que se apliquen a todos los Estados miembros, sin que haya diferencias por las situaciones vividas afirmó la ministra, quien pidió a Bruselas que no se retrase la adopción de las medidas No debemos esperar a que el sector se encuentre ya en una situación de difícil recuperación para adoptar cualquier tipo de ayuda afirmó Espinosa. En la actualidad son once los países comunitarios que han detectado brotes de gripe aviar en aves salvajes, aunque sólo en dos, Suecia y Francia, se han visto afectadas explotaciones avícolas. Medio grado más de temperatura eleva la incidencia de la malaria en los altiplanos del este de África ABC MADRID. Medio grado de aumento de las temperaturas puede ser motivo para el crecimiento de la incidencia de la malaria en las tierras altas del este de África. Estas son las situadas por encima de 1.200 metros sobre el nivel del mar en Burundi, Etiopía, Kenia, Ruanda, norte de Tanzania y Uganda, según un estudio que publica Proceedings El equipo de investigadores, dirigidos por Mercedes Pascual, de la Universidad de Michigan, y del que forma parte Xavier Rodó, del Laboratorio de Investigación del Clima de Barcelona, detectó que la temperatu- ra media en esas regiones había aumentado en torno a medio grado entre 1950 y 2002. Hasta ahora, los científicos habían planteado que el calentamiento global podía ser responsable del aumento de malaria en estas regiones, pero no habían podido demostrar un cambio significativo. Los investigadores descubrieron que la actividad de los mosquitos puede ampliarse dramáticamente. Aunque sus poblaciones en esas altitudes son normalmente bajas, cualquier aumento del volumen de ejemplares, como ocurre con los incrementos de las temperaturas, puede afectar a la transmisión de la malaria.