Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 3 2006 Madrid 45 Desnudos para reivindicar el consumo de productos vegetales Dos activistas de la organización Igualdad Animal se desnudaron ayer en la Puerta del Sol, y se introdujeron en una bandeja plastificada- -como si fueran trozos de carne vendida en las tiendas- -para reivindicar el consumo de productos vegetales. Esta organización ya ha llevado a cabo acciones contra el consumo de carne animal, aunque ayer coincidía con el Día Internacional sin Carne. Hallados cinco cadáveres de perros maltratados en Campo Real La organización El Refugio encontró ayer cuatro galgos muertos metidos en sacos y una hembra de raza pitbull ahorcada, todos ellos en Campo Real, y localizó, a pocos metros del hallazgo, cinco cráneos y huesos de perros, aparentemente galgos, lo que demuestra, según los miembros de la asociación, la falta de control de los animales domésticos por parte de la Comunidad de Madrid. Durante el año 2005, técnicos municipales repusieron o cambiaron más de 1.800 placas identificativas con el nombre de otras tantas calles, plazas o glorietas, que habían desaparecido o se habían deteriorado Renovar las placas perdidas cuesta 270.000 euros al año TEXTO: SARA MEDIALDEA Cada esquina de Madrid tiene su particular D. N. I. O debería tenerlo: una placa metálica, de fondo azul, sobre la que aparece escrito en letras blancas el nombre propio de la calle, plaza o glorieta. Pero en ocasiones, la placa no está: se ha perdido tras el remozado de una fachada, no se ha instalado en un inmueble de nueva construcción, o simplemente se ha extraviado por acción- -de algún vándalo- -u omisión. El área de Medio Ambiente, que dirige Paz González, es la encargada de la reposición de estas piezas, básicas para orientarse en la ciudad, especialmente para quien no conoce la zona. Técnicos municipales inspeccionan las calles y reponen los carteles indicativos que faltan en ellas. No es tarea fácil: en la capital hay 9.300 calles, plazas, plazuelas y glorietas, cada una de ellas con su correspondiente nombre- -repetido en algunas, las de mayor longitud, en cada manzana- da año las 1.800. Esto supone una inversión anual que supera los 250.000 euros: 119.000 se van en la reposición de las placas tradicionales, y más que esta cifra, unos 149.000 euros, en los indicativos de más calidad artística, los realizados en cerámica. Una placa callejera no es más que una chapa de acero laminado en frío, cubierta con un esmalte vítreo fundido sobre acero a entre 800 y 900 grados. Utiliza como fondo un color azul Pantone determinado, y en la rotulación se incluye el escudo de la ciudad. No hay robos En el mantenimiento que hacen los empleados municipales encargados de esta tarea, se incluye la vigilancia, revisión e instalación de nuevas placas cada vez que éstas se deterioran o desaparecen. Hasta ahora, aseguran en el Ayuntamiento, no tenemos noticias de robos de estos elementos informativos. Pero no sería el primer caso: en el vecino Ayuntamiento de Leganés, la placa de la calle dedicada al grupo Casi 2.000 placas con el nombre de la calle se renuevan cada año ÁNGEL DE ANTONIO Artísticas Durante el año 2005, el Gobierno municipal hubo de reponer 1.800 de estas placas, en distintos puntos de la vía pública. La mayor parte- -1.600- -eran de las convencionales- -blanco sobre fondo azul con el escudo municipal- pero también debieron reponerse dos centenares de las denominadas artísticas en azulejo dibujado, que se colocan principalmente en la zona centro de la ciudad. Éstas son las más complicadas de elaborar, y también las más caras: llevan un motivo artístico, que se traslada al azulejo y después se coloca en lugares emblemáticos, como la Plaza Mayor. En la capital hay 9.300 calles, plazas y glorietas, cada una de ellas con varios indicativos colocados Indicativos artísticos La cifra del año pasado no es inusual: fuentes municipales confirman que la cantidad de placas repuestas ronda ca- musical AC DC se ha tenido que reponer tantas veces por robo que el Consistorio ha optado por vender copias de la misma. Todo lo relacionado con la instalación y el mantenimiento de las placas señalizadoras de las calles depende del departamento de Cartografía urbanística, dentro de la concejalía de Medio Ambiente. Todo, excepto la decisión sobre los nombres a adjudicar: eso se decide en pleno, previa propuesta de la concejalía de Las Artes o a petición del alcalde. Y es costumbre en la capital no dar nunca a una vía el nombre de una persona viva. Hay muchas anécdotas que rodean la historia y la evolución de los nombres de las calles de la capital. Por ejemplo, las veces que algunas vías han cambiado de nombre, por distintos motivos. Ejemplos son las de Tentetieso que pasó a llamarse Costanilla de San Justo y hoy se conoce como Doctor Letamendi o la calle del Azotado que luego se llamó Grafal Y también la calle de Aunque os pese cambió su nombre por el más ortodoxo de Travesía de las Beatas