Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 3 2006 Madrid 39 En Navidad se multiplican los antojos Si el contrabando de comida es algo cotidiano en el barrio de Puente de Vallecas, éste se dispara durante la época más consumista del año: la Navidad. Los manjares propios de estas fechas ponen el listón más alto a los que se ofrecen a saciar los deseos de los ancianos. Desde langostinos hasta botellas de champán, pasando por turrones o roscones de reyes. El año pasado pillamos a un toxicómano con una bolsa con más de cincuenta tabletas de turrón marca 1880, que es de los caros explica un agente municipal. Sin embargo, ni éste ni ningún otro robo inferior a 400 euros es delito, sólo falta. Las fechas navideñas suponen un tormento para los comerciantes de la zona. El supermercado Champion, situado frente a la boca del Metro, registra más de 6.000 euros de pérdidas por robos en esas fechas. Y no es el único. Muchos empleados de los alrededores confiesan que de nada sirve el aumento de vigilancia durante las fiestas. El whisky ha sido la bebida más solicitada este año. Me parece que la botella la vendían a 4 euros apunta un vecino veinteañero. No, nunca les he comprado nada, eso se lo dejo a los abuelos añade. Corrillos de ancianos, carteras en la mano y bolsas vacías son algo típico en el bulevar de Vallecas La única manera de detener a estas personas, según el inspector jefe de la Comisaría de Puente de Vallecas, es pillarles in fraganti efectuando la venta o robando tres veces en el mismo mes. Es dificilísimo porque no son tontos. Si se les ha cogido ya dos veces en poco tiempo mandan a un amigo, a la novia o se quedan en casa hasta que pase el peligro Hay una serie de artículos estrella. Los productos más reclamados por los ancianos son botellas de aceite, embutidos y latas de conserva, en detrimento de los productos frescos como la fruta, el pescado o los congelados. Me alegro de ganarme la vida vendiendo fruta. A los ladrones no les interesa lo que les ofrezco. Viendo a mis compañeros, Los tenderos ya están resignados: me han robado 3 tarros de mermelada y 2 botellas de aceite: ya van 10 euros a la basura Conozco a gente que ha conseguido jamones de jabugo a 20 euros, a ese precio... ¿quién les dice que no? comenta uno de los vecinos es toda una suerte explica Carlos, frutero del Mercado de Puente de Vallecas, muy próximo al bulevar. Pérdidas para los comercios Unos metros más allá, Miguel, que no es tan afortunado, atiende a un cliente tras el mostrador de su tienda de ultramarinos, toda una tentación para los proveedores de alimentos a ancianos. Miguel afirma que pierde mensualmente unos 200 euros con los hurtos, y que su sensación de impotencia es infinita Hace una hora me han robado tres tarros de mermelada y dos botellas de aceite, ya van 10 euros tirados a la basura añade con resignación. Y es que los ancianos son, para muchos tenderos y vecinos del barrio, los únicos culpables de una situación tan incomprensible que se vive en esta zona de Vallecas. La lista de la compra que elaboran no incluye artículos de primera necesidad- -como pan, leche, harina o huevos- sino embutidos ibéricos, conservas caras, licores y primeras marcas de otros productos. Aquí hay gente con pensiones bajas, pero los más pobres son casi siempre los más honrados. Los que acuden a la plaza lo hacen por tacañería asegura Consuelo, vecina de la zona. Dos de la tarde. Muchas de las bolsas que llegaron vacías ya están llenas tras el ir y venir de los proveedores. Los ancianos y sus carritos abandonan el bulevar. Es la hora de comer.