Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 3 2006 37 La joven estrangulada tenía pañuelos de papel en la boca y una medalla de oro con el nombre de Mónica El nuevo túnel de Pío XII se abrirá a primeros del próximo año, según los técnicos El Ayuntamiento dará el plácet a la Operación Atlético siempre que participe en las plusvalías Quiere darle al club rojiblanco el mismo trato institucional que recibió el Real Madrid podría plantearle en breve al Gobierno local su propuesta para liberar los terrenos del Vicente Calderón y también los de la cercana fábrica Mahou SARA MEDIALDEA MADRID. El Gobierno municipal espera a que el club Atlético de Madrid haga su propuesta para trasladar el estadio Vicente Calderón a otro emplazamiento. Los responsables locales ven la operación con buenos ojos pero quieren que el club, que es el interesado tome la iniciativa, y muestran su disposición a aceptar el trato si los números cuadran y si el Ayuntamiento participa en las plusvalías que se generen. Así lo explicaron a ABC responsables municipales, quienes insistieron en que era deseo del alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, otorgar al club rojiblanco un trato institucional similar al que en su día recibió el club Real Madrid con el convenio con la Comunidad y el Ayuntamiento por el que se recalificaron los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva, en el paseo de la Castellana. El club podría estar en condiciones de presentar este mismo mes al Gobierno local un proyecto, en colaboración con los propietarios de la fábrica Mahou- -junto al estadio- La propuesta liberaría ambos terrenos- -el de la antigua fábrica y el del estadio Vicente Calderón- lo que permitiría, previo cambio en sus usos, obtener las correspondientes plusvalías. De hecho, en el concurso internab El club REUTERS dente, Jacques Rogge, no ha ocultado que la capital española ofrece máximas garantías para acoger unos Juegos y en este sentido se ha expresado sobre la conveniencia de que Madrid aspire a los de 2016. Buscar el consenso Los aspectos políticos que entraña la apuesta olímpica se asoman como un nítido condicionante para la decisión final. El propio alcalde ha sido explícito al asegurar que un proyecto de la envergadura económica y social de unos Juegos sólo puede ir de la mano del consenso político. Así se hizo en la candidatura de Madrid 2012, pero la realidad traza ahora un panorama diametralmente opuesto. PSOE e IU se sienten marginados por Gallardón en materia olímpica. Ya en los primeros balances realizados a la vuelta de Singapur, voces autorizadas de la oposición coincidían en que si se vuelve a repetir la experiencia no le vamos a dejar que haga las cosas por su cuenta en una dura advertencia al tipo de gestión del alcalde. En el Ayuntamiento se vive un período de convulsión entre el PP y los dos partidos de izquierda que es comúnmente admitido. Incluso, las perspectivas de una posible mejoría no se divisan. Además, la proximidad de las elecciones añade mayor dramatismo a la tensa situación. A pesar del enfrentamiento que propician polémicas como los parquímetros y la M- 30, Gallardón ha admitido que buscará fórmulas para alcanzar un consenso cuando decida formalizar la candidatura. La oposición tampoco lo tiene fácil. Se sabe ganadora, eso sí, para poder plantear al alcalde un nuevo escenario de colaboración en base a la necesidad de éste de rehabilitar el consenso perdido, pero, al mismo tiempo, se ve urgida a medir con mucho tiento su posición final. En este escenario, sería difícilmente comprensible desde la responsabilidad del Gobierno Zapatero que el PSOE se desligara del espíritu olímpico de Madrid cuando es evidente que se trata de una cuestión de Estado. IU, al carecer de responsabilidad alguna de gestión, lo tiene más fácil. cional de ideas que el Ayuntamiento convocó para la remodelación integral de la superficie del río Manzanares que quedará liberada tras el soterramiento de la M- 30, el equipo ganador- -Ginés Garrido Colmenero y su equipo- -proponían la desaparición del estadio y el derribo de la fábrica de cerveza, sobre el que apuntaban la posibilidad de construir viviendas y alguna dotación emblemática. El grupo de Izquierda Unida ha mostrado su oposición frontal a tal posibilidad: su concejal Justo Calcerrada recordaba recientemente al alcalde Ruiz- Gallardón su compromiso, adoptado cuando fue presidente de la Comunidad de Madrid, de no recalificar los terrenos que hoy ocupa la fábrica de Mahou. El estadio La entidad rojiblanca tiene que determinar aún dónde ubicará su nuevo estadio, de cumplirse los planes previstos. El Ayuntamiento continúa ofreciendo el estadio de La Peineta, cuyo uso cedería al Atlético de Madrid aunque no en propiedad. Los responsables del club parecen decantarse por opciones más cercanas geográficamente a su nueva ciudad deportiva, situada en Alcorcón. Concretamente, buscan un terreno de entre 10 y 12 hectáreas en el que puedan levantar, en propiedad, su nuevo estadio. Una ubicación que parece de su gusto está en la Operación Campamento. Pero el Ayuntamiento recuerda que eso tendrán que negociarlo con el Ministerio de Defensa, que es el único que tiene suelo en la segunda fase de la operación