Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 21 3 2006 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN INESTABILIDAD EN EL GOBIERNO DE MARAGALL 13 PSOE y CiU cierran hoy el proyecto decididos a llevar al Senado su pugna por el aeropuerto de El Prat ERC votará no y pedirá volver a la fase de ponencia, pero los socialistas lo impedirán b El PP reiterará hoy que el texto sigue siendo inconstitucional tras su paso por la Comisión, entre otros motivos porque define a Cataluña como nación M. MARÍN MADRID. La Comisión Constitucional del Congreso dará hoy luz verde al nuevo Estatuto de Cataluña para que sea aprobado por el Pleno el 30 de marzo. La Comisión, que pondrá fin a los trabajos iniciados en febrero, someterá a votación el preámbulo del Estatuto- -que define y describe a Cataluña como nación- y, por otro lado, la totalidad del texto. Aunque la alianza PSOE- CiU permitirá al Estatuto gozar de los votos suficientes para aprobar su remisión al Pleno, lo cierto es que llega al final de su tramitación en la Cámara Baja con menos apoyos que con los que entró. De hecho, ERC ya ha adelantado que votará no mitad por el enfado que le ha supuesto el acuerdo Zapatero- Artur Mas del 21 de enero, mitad porque el texto ha sufrido recortes que los republicanos no aceptan. También votará no el Partido Popular, pero por razones muy distintas. Si ERC cree que el Estatuto no llega y por tanto hoy reclamará- -previsiblemente sin ningún éxito- -la reapertura de la ponencia, el PP opina que se pasa y que pese a los afeites, continúa siendo inconstitucional. La superación de esta fase supondrá en cualquier caso un alivio para el PSOE, que no ve la hora para dar por despachado el Estatuto y que empieza a interpretar las luchas intestinas en el tripartito como un problema cuya resolución corresponde a Pasqual Maragall porque hacer más malabarismos desde Madrid para acomodar el Estatuto a las exigencias de todos es imposible. De todos modos, el Estatuto puede cerrarse sin que el acuerdo PSOE- CiU sea definitivo: aún no hay pacto en torno a la cesión del aeropuerto barcelonés de El Prat, lo que de mantenerse abriría nuevos escenarios en la tramitación del Estatuto. Lo único prácticamente seguro es que el día 30 será sometido a votación en Pleno y presumiblemente aprobado. A partir de ahí será remitido al Senado, donde los socialistas deseaban una trámitación fulgurante sin que tuviera que tocarse una sola coma del texto, algo que permitiría celebrar el referéndum el 28 de junio. Pero el no de CiU a la oferta del Gobierno sobre El Prat y el enquistamiento en el tripartito catalán pueden concluir en un nuevo debate en ponencia y comisión, esta vez en la Cámara alta. Allí, los socialistas tropezarían con un PP en mayoría- -y por tanto con más dificultades en la Mesa de la Comisión Constitucional- -y con enmiendas de CiU sobre el aeropuerto. De prosperar este nuevo debate en el Senado- -esto es, si no hay un acuerdo político de urgencia PSOE- CiU- -el trámite se alargaría y el referéndum sería en otoño. EFE mo una nación, los argumentos de su partido para rechazar el Estatuto en el pleno del Congreso. Las modificaciones al texto estatutario aprobado por el Parlamento autonómico- -que, a su juicio, recortan las aspiraciones soberanistas de Cataluña -serán los principales fundamentos políticos que esgrimirá Carod- Rovira en Madrid. Maragall pide que Moncloa convoque al cuatripartito El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, ha pedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se implique a fondo en esta fase final de tramitación del Estatuto y convoque a los líderes de los partidos catalanes con la intención de recuperar la unidad del cuatripartito -PSC, ERC, ICV y CiU- -antes del pleno del Congreso del día 30, en el que se debe votar el Estatuto. El objetivo de ese encuentro es hacer un último intento para que ERC reconduzca su oposición al proyecto catalán. De todos modos, la petición hecha por Maragall no recibió una respuesta definitiva por parte de La Moncloa, que anoche no confirmó si llegará a convocar al cuatripartito Josep Duran Lleida (CiU) advirtió de que su formación no acudirá a una reunión para salvar los problemas del tripartito. Nadie le llama la atención a Bono En cuanto a la crisis creada en el Ejecutivo catalán por las declaraciones de Carretero, Carod- Rovira apeló a la libertad de expresión de los consejeros de la Generalitat, igual que se respeta en otros gobiernos europeos, sin ir más lejos en el español Con el fin de restar importancia a la polémica, recordó que el ministro de Defensa, José Bono, ha criticado hasta la extenuación a Maragall sin que nadie le llame la antención en el Gobierno por ello. Sin embargo, el ambiente está muy caldeado en torno a los dirigentes socialistas y republicanos. Los portavoces parlamentarios del PSC y ERC, Miquel Iceta y Joan Ridao, respectivamente, se enzarzaron en un cruce y reproches durante una tertulia radiofónica. Ridao acusó a Maragall de actuar de una manera exaltada e Iceta le replicó que si pensáis eso del presidente de la Generalitat, ¿cómo queréis seguir gobernanado con él?