Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 21 3 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. MARAGALL Y LA BRAVUCONADA DE DON GIL ARA que todo el mundo supiera lo poderoso que era, don Gil Bayle, caballero principal de Baeza en 1390, dueño y señor de un vasto dominio, hizo grabar debajo de su escudo un letrero que rezaba: De río a río, todo es mío Y mandó poner carteles en las lindes de sus fincas que decían: Esta tierra es de Gil Bayle, que no morirá de sed ni de hambre Lamentablemente, don Gil desapareLUIS IGNACIO ció durante PARADA una cacería y, pese a las frecuentes batidas de sus deudos y amigos, no fue encontrado hasta muchos años después. Muerto de sed y de hambre, su esqueleto fue hallado en el fondo de una sima, ciñendo aún los arreos de caza. Va a ser verdad aquello que sosteníamos algunos de que Maragall iba a lucir la túnica del poder, pero el cetro lo llevaría Carod- Rovira. Ayer quedó demostrado. Tras reunirse por la tarde con la cúpula de ERC- -el propio Carod- Rovira, Joan Puigcercós y Josep Bargalló- Maragall aceptó las disculpas de su conseller de Gobernación, Josep Carretero, de ERC, en vez de destituirle, como pretendía hacer por haber dicho en una entrevista publicada el día anterior en La Vanguardia que Zapatero es el principal culpable de este inmenso desastre del Estatut que enredó al personal diciendo que daría su apoyo y aprobaría el Estatuto que saliera del Parlament y que esperaba que fuera un españolista inteligente y al final sólo ha sido un españolista demagogo Carretero ha emitido un comunicado ambiguo en el que defiende sus opiniones como militante de ERC, aunque lamenta que, fuera de contexto, puedan afectar de manera no positiva a la dinámica de acción unitaria del gobierno catalán, así como a sus relaciones con otros gobiernos Maragall, por la cuenta que le tiene, ha aceptado como disculpa algo que es una reafirmación. Y la bravata, baladronada, jactancia, fanfarronada sobre su poder y capacidad de supervivencia puede terminar como la de don Gil Bayle. En una cacería. Por cierto, de aquella bravuconada de don Gil procede la palabra gilipollez. Señor alcalde La imagen de la Inmaculada, en su templete en el jardín junto al Clínico, ha aparecido horriblemente pintarrajeada. Fue salvada de las ruinas del 36, muchos le tienen devoción y es un símbolo de la vida tras las guerras. ¿Podría hacer que la limpiaran, señor alcalde? Supongo que serían los del botellón. Además de pintarrajeada, está sucia y desportillada. Y, de paso, allí al lado está Núñez de Balboa, descubridor del Pacífico, igualmente pintarrajeado. Un gobernador de Panamá, celoso, le cortó la cabeza; esos individuos de aquí lo ensucian. No se merecen esto ni la Virgen ni el descubridor. Ni Madrid. Eche una mano, señor alcalde. Francisco Rodríguez Adrados Madrid Carta pública a Rosa Díez Con profunda tristeza he conocido la injusta decisión de tu partido de relevarte como miembro de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo. En varias ocasiones te he felicitado por tu valentía y honestidad al expresar públicamente tus opiniones en relación con la dura batalla en la que los ciudadanos demócratas españoles estamos empeñados desde hace años contra la detestable y repugnante lacra del terrorismo de ETA y sus compañeros de viaje. Estoy plenamente convencido de que tus recientes opiniones críticas, que has hecho públicas en relación con algunas de las decisiones y manifestaciones que tus compañeros de Gobierno y partido hacen respecto al terrorismo, no han estado nunca motivadas ni por un afán de rebeldía ni menos aún por un exceso de protagonismo. Digo esto desde la autoridad que me da el haber haber colaborado conjuntamente en las iniciativas y medidas legislativas contra el terrorismo que conseguimos poner en marcha desde nuestra Comisión en la legislatura pasada. Fruto de esa leal cooperación entre los dos grandes grupos parlamentarios, el Parlamento dio luz verde a importantes instrumentos legislativos de ámbito europeo, como fueron la orden de detención y entrega de los terroristas o la inclusión de Batasuna en la lista europea de organizaciones terroristas. Fue decisiva tu aportación también para la concesión del premio Sajarov a ¡Basta Ya! y fueron siempre muy aplaudidas tus valientes intervenciones en el Parlamento cada vez que una bala asesina, una maldita bomba o las intervenciones del representante batasuno hacían recordar que en España existía una organización terrorista que atentaba gravemente contra las libertades y los derechos humanos de una parte del territorio europeo. No es fácil comprender que el reconocimiento y la recompensa a tan valioso y fructífero trabajo sea precisamente la injusticia de relegarte al silencio y al destierro de tu palabra para enmudecer tus gritos de denuncia contra quienes ven en la debilidad y la desunión la ocasión propicia para rearmarse. Sólo he pretendido, Rosa, testimoniarte públicamente mi agradecimiento personal por la colaboración que me prestaste en todo momento cuando presidí en la anterior legislatura la Comisión de la que hoy has sido apartada, y animarte a que desde tu nueva responsabilidad continúes en el esfuerzo de seguir denunciando e impulsando iniciativas legales y políticas para que, en el País Vasco, en España y en Europa, a quien se destierre de verdad sea a los enemigos de la libertad, de la paz y de la convivencia democrática, y no precisamente a sus defensores. Jorge Hernández Mollar, ex presidente de la Comisión de Libertades Públicas, Justicia e Interior del Parlamento Europeo P Jóvenes y alcohol Ante la presencia constante de los macrobotellones como expresión de la juventud, lanzo mi protesta y descargo mi desahogo en estas líneas. Me parece del todo absurdo que núcleos de jóvenes compitan para ver quién celebra el botellón más grande y concurrido. ¿Cuál es el honor que se disputa? ¿Quién es capaz de dejar más basura por metro cuadrado? ¿Quién es capaz de engullir más alcohol en menos tiempo? Creo que la juventud de nuestros días comete un error al asociar diversión con alcohol en estrecho maridaje, y es joven quien escribe esto. El alcohol no hace amigos, ni tiene personalidad, sólo anula a quien abusa de él. Aparte de la bebida, circula también todo aquello que sabemos y que tanto daño está haciendo a nuestro jóvenes. ¿Por qué permitimos que la juventud se degrade de esta forma? ¿En qué han fallado nuestros padres, o acaso el error también radica en nuestro sistema educativo y, por supuesto, en nosotros mismos? Ante estos jóvenes, ¿por qué no se habla de la juventud con inquietudes, de la juventud con preocupación por su futuro, de la juventud que se esfuerza en ser mejor cada día y, sobre todo, de la juventud que se prepara para tomar el relevo a sus padres como protagonistas de la sociedad? Carlos A. Font Gavira. Los Palacios (Sevilla) Zamora exige... pero poco El viernes pasado hubo una manifestación en Zamora de la que, a nivel estatal, no se hicieron eco los medios. La verdad es que el grueso de los manifestantes no superó las 10.000 personas, pero, aunque hubieran sido más, mucho nos tememos que la noticia seguiría restringiéndose al ámbito local. Para muchos españoles, Zamora no es un territorio fácilmente localizable en los mapas y puede calificarse, llanamente, como ignorado por la mayoría. Mu- chos zamoranos afirman que sus gentes son como niños: lloran un poquito cuando les quitan el caramelo, pero se conforman rápidamente. Casi nadie sabe, por ejemplo, que la capital aspira sin éxito a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por concentrar en su enorme casco antiguo el mayor número de iglesias románicas del mundo, y también por sus procesiones de Semana Santa, las más antiguas y antropológicamente ricas, también del mundo mundial. Asimismo, sin éxito, Zamora pretendió con tan cor- ta manifestación exigir a los políticos- -de izquierda en el Gobierno estatal y de derecha en el autonómico- -que la tengan más en cuenta. Porque su densidad de población es equiparable a la de los más reputados desiertos del mundo, y su economía a la de los países en vías de desarrollo; sus infraestructuras se van quedando más obsoletas cada día- -realmente, nunca fueron una maravilla- -y la población joven continúa emigrando. En resumen, el caso de Zamora, en principio equiparable a los de Soria o Teruel, resulta aún más sangrante porque en otros tiempos históricos el territorio zamorano era de los más prósperos de España y porque sus expectativas de futuro actuales resultan más pesimistas aún que las de esas provincias menos favorecidas. Por todas estas razones, no estaría de más que los poderes públicos que estén en condiciones de hacerlo- -incluido, sobre todo, el cuarto, el de los medios de comunicación- -se acordaran esporádicamente de esta provincia. Carlos Cabañas Vázquez Zamora