Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 3 2006 Deportes 87 PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA OCTAVA JORNADA Márquez, un mes baja, y Edmilson tres semanas, dejan cojo al Barça Sufren sendas roturas fibrilares y se perderán, casi con seguridad, la eliminatoria contra el Benfica y el partido ante el Madrid. En Lisboa, tampoco estará el sancionado Puyol ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Tiene un problema gordo Rijkaard en esta fase decisiva de la temporada. Hasta la fecha, el técnico holandés había resuelto con solvencia el tema de las lesiones, pero ahora la cosa se complica ya que a las bajas se suman las sanciones, como sucederá en la ida de los cuartos de la Liga de Campeones ante el Benfica. El día después de la victoria ante la Real Sociedad se supo que Rafa Márquez y Edmilson sufrieron sendas roturas de fibras en Anoeta, aunque la del mexicano es bastante más grave- -cinco centímetros- pues estará entre cuatro y seis semanas de baja por dos o tres del brasileño. Aunque hay alternativas, lo verdaderamente preocupante para los técnicos azulgrana es el duelo en Lisboa (28 de marzo) Para esa cita, el capitán Carles Puyol está sancionado, con lo que el Barça se queda sin centrales puros para el envite. Sirve como parche Oleguer, que ha actuado en esa posición en varias ocasiones, pero el problema está en encontrarle una pareja de baile. La principal opción sería Motta, que alguna vez ha jugado como zaguero. De este modo, se abren las puertas para Belletti, que pasaría a ser dueño del lateral derecho. El racinguista Jonatan y Curro Torres en un lance del partido AFP Efectividad del Racing ante un Valencia que especuló demasiado Quique Sánchez Flores recurrió tarde a Aimar para dominar el juego ELOY FRANCISCO ARGOS SANTANDER. Malos presagios para el Racing con la visita del Valencia, que llegaba después de dieciséis partidos invicto ante un equipo que era el peor en casa. Pesimismo en las gradas, pero al final victoria local cuando más lo necesitaba el equipo. El triunfo se abrió con el gol de Damiá en una prolongación de cabeza de Pinilla y una indecisión de Marchena que aprovechó el ex barcelonista para rematar después de un bonito regate ante la salida de Butelle. Hasta entonces nada digno de mención se había visto en el partido, sólo un juego insulso y sin apenas oportunidades por parte de ambos equipos. Con el gol en contra, el Valencia recuperó el balón y se acercó a la meta local, pero sin apenas poder crear peligro pues su juego careció de profundidad. El Racing, con el marcador a favor, se dedicó a defender y a lanzar peligrosas contras. A partir de ahí se empezaron a ver combinaciones entre Regueiro, Mista y Villa, pero la defensa cántabra no perdía el sitio y los centrales Pablo Alfaro y Garay se mostraban muy se- RACING VALENCIA 2 1 Racing (4- 1- 4- 1) Aouate; Pinillos, Garay, Alfaro, Ayoze; Antonio Tomás (Casquero, m. 68) Damiá, Vitolo, Melo, Serrano (Jonatan, m. 59) y Pinilla (Antoñito, m. 63) Valencia (4- 2- 3- 1) Butelle; Curro Torres, Albiol, Marchena, Moretti; Albelda, Baraja (Hugo Viana, m. 70) Rufete (Angulo, m. 68) Mista, Regueiro (Aimar, m. 46) y Villa. Árbitro Medina Cantalejo, del Comité andaluz. Mostró cartulina amarilla a Antonio Tomás, Melo, Vitolo y Ayoze por el Racing, y a Albiol por el Valencia. Goles 1- 0, m. 17. Damiá. 2- 0, m. 67. Ayoze. 2- 1, m. 75. Villa. guros impidiendo que los atacantes del Valencia pudieran poner a prueba a Aouate. Visto lo visto, Quique Sánchez Flores se decidió en la segunda parte a meter en el campo a Aimar. Con el argentino en danza, el Valencia tuvo mayor ambición y se hizo completamente dueño del balón. Aimar hizo jugar a los suyos, creo oportunidades de gol e incluso tuvo una buena ocasión en el minuto 53, pero su tiro salió rozando el palo de Aouate. Sin embargo, y a pesar del dominio del Valencia, el que volvería a marcar sería el Racing en el minuto 67, en una falta en la que Ayoze sorprendió a Bu- telle con un tiro raso. No obstante, el Valencia no dio el partido por acabado y siguió insistiendo hasta que en el minuto 74 acortó distancias. Aouate salió en falso midiendo mal las distancias en un balón aéreo y arrollando a Mista. El consiguiente penalti lo tiró Villa. Paró el portero, pero no logró atajar y Villa consiguió marcar remachando el tanto de cabeza Tampoco contra el Madrid No sólo eso. Márquez se perderá seguro, como Messi, el clásico contra el Real Madrid (1 de abril) y Edmilson, de llegar, lo haría muy justo en función de la evolución en su recuperación. Por suerte Larsson, quien también se retiró del terreno de juego donostiarra con molestias, no sufre ningún problema y ayer se entrenó con absoluta normalidad junto al el resto de compañeros. Ante esta situación, salió al paso Jordi Ardévol, responsable de los servicios médicos del club, y aseguró que la racha de lesiones musculares que sufre el equipo entra dentro de los parámetros estadísticos normales a estas alturas de temporada: En esta época de la temporada, debido a la gran demanda física y competitividad, es normal que se reproduzcan lesiones de este tipo Ardévol reconoció que hay un repunte en la presente campaña con este tipo de males, pero la mayoría de corta duración y de poca gravedad El médico no descarta que pueda haber más lesiones pese a las medidas preventivas Defensa a ultranza El partido volvió a cobrar la emoción que había perdido pues el Valencia ya se volcó totalmente en busca del empate, mientras que el Racing se dedicaba a defenderse como podía. La presión valencianista pudo dar su fruto en el minuto 84 cuando Villa se plantó solo ante Aouate presto a empatar el partido. Sin embargo, la buena salida del portero racinguista abortó el tanto y propició la victoria final de los santanderinos que, de esta manera, dan un paso importante hacia la salvación, mientras que la derrota condena al Valencia a alejarse mucho más del Barcelona, ya a doce puntos, y levemente del Real Madrid. Preciado: Fuimos un poco mejores que el Valencia y, sobre todo, resultamos ser más efectivos que el rival Quique Sánchez Flores: A estas alturas de campeonato, error que se comete, error que se acaba pagando