Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 LUNES 20 3 2006 ABC Economía Informes jurídicos califican de expropiación la prohibición de vender tabaco en los comercios Respaldan la decisión de los afectados de emprender acciones para pedir indemnizaciones al Estado b Las mayores pérdidas se producirán en la venta de cigarrillos, con 179 millones de euros, mientras que en el segmento de cigarros serán de 15,6 millones A. LASO D LOM P. CERVILLA MADRID. La entrada en vigor de la ley antitabaco está ocasionando graves pérdidas económicas en el sector, que ya está planteando actuaciones jurídicas para reclamar indemnizaciones al Estado, a la vista del respaldo obtenido en varios dictámenes jurídicos. La nueva legislación ha impuesto importantes restricciones en el ámbito de la venta y suministro de tabaco al por menor, especialmente a aquellos titulares de autorizaciones administrativas de puntos de venta con recargo a los que, desde la entrada en vigor de la ley, se les ha prohibido dicha venta. El total de puntos de venta afectados asciende a 120.000, entre estaciones de servicio, tiendas de conveniencia, centros comerciales, tabaquerías y establecimientos de hostelería, que hasta ahora realizaban unas ventas por importe de más de 1.400 millones de euros, y cuyas pérdidas netas estimadas pueden cifrarse en unos 210 millones, según los datos facilitados a ABC por varios canales de venta afectados. La nueva ley antitabaco ocasionará pérdidas en una gran parte de los 120.000 puntos de venta una facturación global prevista de 104 millones. De esta facturación global, 85,2 millones corresponden a los 110.000 establecimientos de hostelería, 14,3 a las tiendas de conveniencia (incluidas estaciones de servicio y franquicias) y 4,5 al segmento de cigarros de celebración. A esos 104 millones, en el caso de que el Ministerio de Economía no devolviera el importe de la tasa, habría que sumar otros 16,4 millones por la pérdida del desuso de la licencia que han abonado los 88.000 establecimientos de hostelería de menos de cien metros cuadrados, a los que la ley ha prohibido vender cigarros. Estos establecimientos han abonado 186 euros cada uno por la licencia, un importe que corresponde a un periodo de tres años. En lo que se refiere al canal de hoste- AFP No discriminación A la vista de esta situación, varios dictámenes jurídicos apuntan al carácter expropiatorio de la ley y a la viabilidad de que los afectados puedan ejercitar acciones indemnizatorias frente al Estado, como consecuencia de los daños que les ha ocasionado la ley. Expertos jurídicos consideran que deberían actuar de forma conjunta y de modo que el procedimiento se inicie mediante una reclamación ante el Consejo de Ministros. Igualmente, estas fuentes indican que la ley vulnera la confianza legítima de los propietarios de los establecimientos y el principio de no discriminación, en el sentido de que en unos lugares se pueda vender y en otros no. Además, apuntan la posibilidad de otro argumento contra el Estado: por qué éste puede recaudar impuestos, si el tabaco es tan malo, y los comerciantes, sin embargo, no pueden venderlo. Otros expertos ven muy difícil que prosperen las acciones judiciales. En relación con la situación del sector, y lo que respecta al mercado de cigarros, los canales que hasta ahora podían vender este producto y deberán dejar de hacerlo tras la entrada en vigor de la ley sufrirán una pérdida estimada de 15,6 millones de euros sobre Los 120.000 puntos de venta no han sido indemnizados, pesar de contar con una autorización lería, las ventas anuales en 2005 ascendieron a 255 millones de unidades, por un importe de 125 millones de euros. Este sector es el gran perjudicado, ya que la nueva normativa imposibilita la compra, que no el consumo, a los clientes de estos establecimientos solamente de los cigarros de capa natural, pues se puede seguir comprando cigarrillos en las máquinas automáticas. Con ello, se penaliza innecesariamente a los dueños de este tipo de establecimientos, ya que no se cumpliría lo dictado por la ley de poder vender donde se pueda consumir. El sector comienza ya a movilizarse El sector afectado por esta nueva norma no ha esperado más y ya ha comenzado a movilizarse, tanto en el ámbito jurídico como en el de la presión en la calle. Los comerciantes integrados en la Asociación Española de Puntos de Venta de Tabaco (Aepvetab) han anunciado que presentarán una demanda colectiva contra el Estado por unos daños económicos valorados en 300 millones de euros, derivados de la prohibición de vender tabaco. Los comerciantes afectados por la imposibilidad de comercializar tabaco, establecida en la ley antitabaco, presentarán en primer lugar una demanda individual que recoja el perjuicio económico ocasionado a su actividad, y posteriormente acumularán todas las reclamaciones patrimoniales en el mismo procedimiento judicial. La primera demanda se presenta la semana que viene y recoge unos perjuicios anuales de 6,5 millones de euros, por lo que calculamos que la reclamación total de las demandas que se presentarán sucesivamente alcanzarán los 300 millones de euros indicó el portavoz de Aepvetab, Mauricio Faltoyano, quien advirtió de una catarata de demandas Según la asociación, la prohibición de vender tabaco ocasiona graves perjuicios económicos a los propietarios de 34.000 licencias para la venta de tabaco antes de la entrada en vigor de la ley. Por su parte, la federación de Asociaciones de Comercio, Ocio y Restauración protestó el viernes en Palma de Mallorca, para exigir que el Ministerio de Sanidad desbloquee antes del verano esta prohibición.