Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura LUNES 20 3 2006 ABC Prince consolida su renacimiento con 3121 su nuevo y vigoroso trabajo El disco, que sale hoy a la venta, ha sido grabado con Universal Motown b El vídeo de Te amo corazón primer single de la grabación, fue dirigido por una amiga, la actriz Salma Hayek, y los resultados han brillado a gran altura PABLO MARTÍNEZ PITA MADRID. Resulta curioso recordar cómo durante la década de los 80 Prince y Michael Jackson rivalizaban por colocarse a la cabeza de las preferencias del público, sobre todo del aficionado a los sonidos del funk y el soul. Parecía que había que escoger entre uno u otro, al igual que ocurría antes con los Beatles y los Rolling Stones. En aquellos tiempos no llevaba precisamente ventaja el prolífico artista nacido en Minneapolis, a pesar de aquel bombazo llamado Purple Rain (1984) pero las peligrosas extravagancias del segundo fueron hundiéndole poco a poco hasta convertirle en un personaje del que bien se puede dudar de su capacidad para razonar con cierta coherencia. Sin embargo, Prince también se perdía entre desagradables litigios con la multinacional Warner; pleitos que le obligaron a usar distintos nombres, como The Artist, o, incluso, un símbolo impronunciable de rebuscada ambigüedad. Fueron malos años, agravados trágicamente por la circunstancia de la muerte, al poco de nacer, del hijo que tuvo con la bailarina Mayte García. Empresario de éxito El renacimiento de Prince llegó con el nuevo siglo. Primero apareció The Rainbow Children (2001) un ambicioso disco, autoeditado y distribuido de forma casi clandestina. Sin renunciar al r b, incursionaba también en los terrenos del jazz y le devolvía la admiración de los más exigentes críticos. Poco más tarde al fin recuperaba la libertad de poder usar su nombre en la carátula de sus discos, como así ocurrió en Musicology (2004) publicado por Sony- BMG, y en el que por fin podía seguir la política que tanto había añorado: contratos puntuales que no le obligaran a llevar colgado el cartel de esclavo como llegó a hacer durante los años noventa en protesta por las condiciones impuestas por su compañía. Prince, en la actualidad, ya no es sólo una estrella de la música negra, es un empresario de éxito. Hoy Prince pone a disposición del público lo mejor de sí mismo. Con su último trabajo, 3121 mejora la entrega anterior. Es un disco vigoroso, con grandes momentos: el final, a lo James Brown en Get on the boat es apoteósico, y en él se nota la presencia del saxofonista Maceo Parker, uno de los mejores intérpretes de funky del mundo. El álbum está editado por Universal Motown, el habitáculo más lustroso para la música negra, ya que así se lo aconsejó su amigo Stevie Wonder. Además, tiene una nueva protegida: la cantante Támar, que ha intervenido con su voz y en las labores de composición. El vídeo de Te amo corazón primer single, fue dirigido por otra amiga, Salma Hayek, y los resultados han brillado a gran altura. Este tema, primer single, representa además su incursión en los sonidos latinos. En el álbum, Prince vuelve a tocar casi todos los instrumentos, además de hacer las labores de productor, haciendo alarde de su genial versatilidad. El disco aparece después de haber compuesto dos canciones a beneficio de las víctimas del huracán Katrina, disponibles en internet en www. NPGMusicClub. com. Prince REUTERS