Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad LUNES 20 3 2006 ABC Medio Ambiente Investigadores españoles descubren en los Andes siete nuevas especies de ranas Estos anfibios no han sucumbido a un hongo letal, como otros parientes ARACELI ACOSTA MADRID. En medio de la creciente preocupación por la amenaza de extinción que se cierne sobre un tercio de las especies de anfibios, un grupo de investi- Una de las nuevas especies de ranas Phrynopus descubiertas en los Andes CSIC gadores españoles, liderados por Ignacio de la Riva y Jaime Bosch, del Museo Nacional de Ciencias Naturales, ha regresado de una expedición de casi un mes de duración por tierras peruanas y bolivianas con una buena noticia: el descubrimiento de siete nuevas especies de ranas en diferentes valles de la cordillera andina. Satisfecho con los resultados de diecinueve días de trabajo de campo en Perú y otros cuatro en Bolivia De la Riva explicó que las nuevas especies pertenecen al género Phrynopus, y constata la hipótesis de que las poblaciones ancestrales de este género experimentaron un gran proceso de diversificación evolutiva. Durante el trabajo en tierras andinas, cuenta De la Riva, hemos muestreado muchos tipos de hábitats diferentes El resultado es que hemos encontrado muchas cosas interesantes, y eso que en las zonas de más altura no es donde más diversidad hay El objetivo era encontrar una especie nueva por cada valle- -dado que en expediciones anteriores a Bolivia habían hallado doce nuevas especies de este género- -y casi lo consiguen. En algunos no nos fue posible, tienes que tener mucha puntería para dar con ellas, puesto que en un mismo tipo de hábitat puedes encontrar en un sitio, y a quinientos metros no Y es que el equipo del CSIC ha podido comprobar que en este género existe un altísimo grado de endemismo ya que cada especie aparece sólo en enclaves muy concretos de extensión muy limitada Reproducción terrestre o acuática Así, mientras en otras zonas de Latinoamérica desaparecen especies de ranas y sapos año tras año, las Phrynopus mantienen buenas densidades de población en los Andes. El motivo es que parece que están libres del hongo infeccioso quitridio, aunque De la Riva matiza que aún hay que analizarlas, pero es poco probable La razón es que estas ranas se reproducen en tierra y estos hongos afectan sobre todo a especies con reproducción acuática que viven en arroyos de montaña. La presencia de este hongo está íntimamente relacionada con el calentamiento global. Las ranas del género Telmatobius, que viven en el bosque y páramo húmedo y tienen reproducción acuática, sí han sucumbido al hongo, salvo una especie que vive por encima de la línea de bosque en zonas secas de montaña. No hemos encontrado absolutamente nada, ni larvas. Todo apunta a que hace unos dos años se produjo una desaparición súbita y masiva de estos anfibios, junto a otros, como los sapos Bufo, relacionada probablemente con la incidencia de la enfermedad provocada por los quitridios dice De la Riva.