Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 3 2006 33 La autopsia revela que la joven hallada muerta en Getafe fue golpeada en la cabeza y estrangulada Polémica vecinal por el plan de expropiaciones del Ayuntamiento para recuperar la muralla cristiana Cada contribuyente madrileño tendrá una cuenta fiscal para mayor control de sus tributos El mecanismo permitirá fraccionar el pago de impuestos cada dos meses b Un nuevo sistema informático, en el que se invertirán 7,5 millones de euros, hará posible unificar todos los datos fiscales de los ciudadanos S. M. MADRID. Cada contribuyente madrileño tendrá su propia cuenta fiscal será como una cuenta corriente donde se concentre toda la información que le afecta relacionada con los tributos locales. Con esta fórmula, el Ayuntamiento de la capital incrementará el control sobre los ciudadanos, y a la vez, el sistema le reportará a estos ventajas como la posibilidad de realizar los pagos de forma bimensual, como se hace con los de la luz o el gas, en lugar de concentrados en un solo recibo al año. La medida estará en marcha el próximo mandato, aunque ya ha dado sus primeros pasos: la última Junta de Gobierno del mes de febrero aprobó un acuerdo para contratar la implantación de un nuevo sistema informático de ingresos municipales. Invertirán en ello un gasto plurianual de 7,5 millones de euros. puede tener diferentes direcciones en cada una de estas bases, algunas de las cuales pueden no ser correctas o estar desfasadas. Con la cuenta fiscal, lo que se pretende es hacer una cuenta única con el Ayuntamiento, en la que cada contribuyente figure con sus datos precisos y a través de la cual se le identifique sin dudas ante la Hacienda municipal. Ello permitirá a la Administración local saber si se está al día en el pago de los impuestos, y al ciudadano consultar, vía internet, qué ingresos tiene pendientes con la Hacienda local, cuánto tendrá que pagar por IBI, o incluso va a hacer posible fraccionar los gastos de los recibos locales cada dos meses añadió el edil Bravo. Todo ello se llevará a efecto a través del nuevo sistema informático a implantar, que permitirá volcar la información sobre cada ciudadano, y no sobre cada impuesto. Ingresos previstos El Ayuntamiento madrileño tiene previsto ingresar este año, por impuestos directos, un total de 1.250 millones de euros. De ellos, algo más de 93 millones proceden de la parte del IRPF que le corresponde a la capital, 594,80 millones llegan vía IBI, 178,74 son del impuesto de vehículos, y 233,97 de la plusvalía, además de 149,40 del IAE. Los ciudadanos contarán, para abonar sus tributos, además de con la actual oficina de atención integral de Alcalá, 45, con otras dos en las zonas sur y norte de la ciudad, y podrán pagar por internet y en cajeros automáticos, mediante la tarjeta visa. El interior del Palacio conservará intactas sus zonas protegidas ta la plaza de Cibeles nació con la campaña electoral. El anterior equipo de gobierno municipal, dirigido por José María Álvarez del Manzano, inició una operación para adquirir algunos inmuebles en Alcalá- -45 y 49- -e intercambiarlos con otras instituciones. En la operación se incluía el Palacio de Telecomunicaciones, que Ruiz- Gallardón, candidato a alcalde, propuso como sede del nuevo Ayuntamiento. La misma idea que planteó, también durante la campaña, la socialista Trinidad Jiménez. ERNESTO AGUDO La operación, con algunos cambios, salió adelante, pero se ha visto retrasada en el tiempo por diversos obstáculos, entre ellos por el tiempo que tardaron en desalojar el edificio sus anteriores inquilinos, funcionarios del Ministerio de Industria. El proyecto, tal y como se presentó en su día, incluía incluso un espacio- -la antigua capilla- -que podría utilizarse en el futuro para la celebración de bodas civiles. Además de su despacho de trabajo el alcalde contará con otro para un uso representativo. Distintas direcciones El origen de la iniciativa, explica el concejal de Hacienda, Juan Bravo, está en la actual disparidad que existe en materia tributaria municipal. Hay, indicó a ABC el edil, distintas bases de datos: una para el IBI, otra para el impuesto de construcciones, otra para el de circulación... El resultado es que una misma persona