Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 20 3 2006 25 Alexánder Lukashenko se asegura su reelección en Bielorrusia entre protestas por el pucherazo Los estudiantes franceses amenazan a Villepin con una huelga general si no retira el CPE El ex primer ministro Iyad Alaui asegura que Irak ya está en guerra civil Entre 35.000 y 40.000 iraquíes han muerto desde la invasión 14 personas perdieron la vida ayer, jornada en la que se desplegaron miles de soldados y policías para evitar incidentes en una importante festividad chií ABC BAGDAD. El ex primer ministro iraquí Iyad Alaui aseguró ayer que su país ya está sumido en una guerra civil al tiempo que advirtió de que sería un error minusvalorar los muy graves problemas que vive Irak. En una entrevista a la BBC, Alaui afirmó que cada día mueren en su país una media de cincuenta a sesenta a personas tras lo que sentenció: Si esto no es una guerra civil, entonces Dios sabrá qué es una guerra civil Alaui, un chií laico en quien confiaron las autoridades norteamericanas en el pasado, encabeza el partido Lista Nacional Iraquí, que apoya a las organizaciones suníes y kurdas en su exigencia de que renuncie a su cargo el actual primer ministro, Ibrahim al- Yáfari. Irak se dirige hacia un punto sin retorno... Y entonces, no sólo se romperá el país, sino que la violencia sectaria se extenderá por toda la región, y ni Europa ni Estados Unidos podrán librarse de la violencia insistió. El caso es que tres años después de la invasión han muerto en Irak entre 33.000 y 38.000 civiles y 2.318 soldados, según calcula la organización Iraq Coalition Casualty Count en su página de internet. Las cifras son muy similares a las presentadas por Iraq Body Count que señala que el número de víctimas civiles de la guerra se sitúa entre 33. 679 y 37. 975. Entre estas víctimas hay 86 periodistas y técnicos de medios de comunicación, según un balance elaborado por Reporteros Sin Fronteras. Durante los 14 meses en los que España formó parte de la coalición, once espab Al menos Un policía iraquí inspecciona el agujero causado por un ataque con cohetes ñoles perdieron la vida en Irak. Sangrienta fue también la jornada de ayer, en la que al menos catorce iraquíes murieron a consecuencia de diversos atentados y de la última ofensiva contra la insurgencia lanzada por tropas norteamericanas e iraquíes. Y eso que las medidas de seguridad fueron especialmente reforzadas, ya que ayer era la víspera de una importante fiesta chií que coincide, además, con el tercer aniversario de la invasión del país. AFP REUTERS bién de Hamás, en la que mostrará sus reservas al programa de gobierno de los fundamentalistas islámicos. Por el momento lo que pretende Abbas, tras exigencia de Estados Unidos, es retrasar lo más posible la presentación del nuevo Ejecutivo al Parlamento para dar aire a las elecciones israelíes del 28 de marzo. Esa batalla tampoco está ganada, pero Hamás no se vaciará en ella, como tampoco lo ha hecho en las últimas semanas en otros frentes. Por de pronto, en los próximos días, hará pública su oferta de una tregua de larga duración a Israel. Sus principales objetivos son a medio y largo plazo, y si de algo ha hecho gala Hamás en su reciente pasado es de una paciencia, nunca mejor dicho y por desgracia, a prueba de bombas. Luto chií La festividad de Al Arbainiya conmemora el asesinato en el siglo VII del imán Husein, nieto del profeta Mahoma, tras una batalla contra los se- Autoridades iraquíes y de EE. UU. contradicen al ex mandatario e insisten en que no se extiende el conflicto guidores de los califas omeyas que marcó el comienzo de la larga historia de lutos y pérdidas del chiísmo. Miles de tropas fueron desplegadas en las principales carreteras del país y, en especial, en la ciudad sagrada de Kerbala, que acoge estos días a decenas de miles de chiíes. Uno de los más graves incidentes de ayer se produjo cuando tropas estadounidenses mataron a ocho iraquíes, entre ellos un joven y sus padres, después de que un convoy fuera atacado en la localidad de Duluiya, a unos 90 kilómetros al norte de Bagdad. Otra de las víctimas era un policía que había salido de su domicilio vestido de paisano. Asimismo murió un joven de 18 años que, según uno de sus parientes, se había acercado a las tropas para ver lo que pasaba Dos soldados estadounidenses resultaron heridos durante los combates. Asimismo fueron lanzados varios ataques contra soldados y policías en Latifiya, Mosul y Baquba, ciudades en las que sigue siendo fuerte la insurgencia.