Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA LUNES 20 3 2006 ABC LA DISCREPANTE D icen algunos teóricos- -y creen los políticos- -que los votantes valoran la unidad de los partidos. Aseguran a continuación los dirigentes, que son los que controlan los aparatos partidistas, que, no precisamente por el control sino por el bien del partido, deben eliminarse las discrepancias. La doctrina no se debate, se acepta. Y así nos va. La discusión política- -decir el debate sería una exageración sin fundamento- -va a rebufo de tan excelsas enseñanzas. Unos y otros se reprochan el gran mal: las discrepancias internas. Por una vez estoy de acuerdo con Mengano se oye decir a Fulano, que sabe que Mengano discrepa en algo de su partido. Quese lo pregunten aFulano dice a su vez Mengano, que intuye que en esepunto launidad del adGERMÁN versario es débil. YANKE La política, de este modo, adquiere los rasgos del disimulo, en el mejor de los casos, o del esperpento, tan a menudo. Si no nos estuviéramos jugando cosas importantes para el presente y el futuro de los ciudadanos, que son los espectadores, el espectáculo resultaría divertido: el vodevil de la unidad imposible, la comedia de la democracia interna, el melodrama de la discrepancia que, en estos libretos, nunca es tal, sino la autoexclusión de algunos, que es el modo de mantener incólume la unidad del partido. Pero siendo todo ello tan fundamental en la vida partidista, resulta una observación significativa ver cómo reaccionan los partidos políticos ante los discrepantes. En primer término, se niega relativamente, esto es, con el estilo de advertencia. Por ejemplo, algo así como no he leído las declaraciones que usted me cita de Perengano pero la posición del partido es conocida y el señor Perengano es miembro del partido Si la discrepancia se reitera, si Perengano vuelve por sus fueros, se reúne con otros amigos que parecen pensar lo mismo, etcétera, se acude al disfraz de la democracia: Nuestro partido es democrático, cada cual piensa y dice lo que quiere... aunque las decisiones se toman en los órganos del partido Todo ello, claro, cuando se intuye que el discrepante y su cortejo volverán al redil por aquello de salir en la foto y estar en el Presupuesto, que es la única verdad de nuestra elevada política. Todos los grandes discrepantes socialistas con la reforma del Estatuto de Cataluña, incluso los aparentemente más valientes, los que sólo estaban en política para defender ideas y tenían tan claras las líneas que no se podían atravesar, se han allanado. Se dijo que la posición del partido era otra, se añadió lo de la democracia interna y las decisiones en su momento y en su lugar y se pidió silencio. Objetivo cumplido, sobre todo cuando, en el pobre esquema de nuestra vida pública, la discrepancia se entiende no como coherencia, sino como colaboración con el adversario. Pero, además, los discrepantes saben que el invierno es demasiado largo para no estar arropado por el partido. Y si no lo sabían, lo saben ahora. La discrepante del momento, Rosa Díez, sabe que defiende la doctrinasocialista, la de siempre, la de sus reiterados congresos. Sus adversarios saben que no va a callar. Ya no sirven las declaraciones retóricas y se leve la cara, la verdadera, a los partidos: el castigo. Savater: Ni Zapatero ni Blanco saben la mitad que Rosa Díez sobre ETA El PP, la AVT y el Foro de Ermua critican la represalia del PSOE b Sólo la línea oficial del PSOE en Bruselas considera normal una medida en la que los grupos cívicos y la oposición ven un castigo al discrepante ABC MADRID. Las reacciones a la sustitución de Rosa Díez en un puesto sensible de la política antiterrorista de la UE se suceden, y ayer el filósofo Fernando Savater, compañero de la eurodiputada en la plataforma cívica Basta ya manifestó que ni Zapatero ni Pepe Blanco saben la mitad que Rosa Díez sobre el País Vasco y ETA por lo que considera que el Partido Socialista trata de articular una unanimidad a la búlgara por si hay que vender una burra a los ciudadanos al adoptar una medida que no se habría tomado si no hubiese querido Madrid Señaló también Savater que Díez es un activo muy importante y tiene mucho más peso y popularidad que cualquiera de los otros señores del Grupo Socialista en Europa El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, opinó ayer en Cádiz sobre la situación de la represaliada y acusó al PSOE de excluir siempre al que discrepa de sus posiciones, da igual que esté dentro o fuera del partido lo cual provoca casos grotescos como que quien ha arriesgado su vida por la defensa de las libertades se vea impedida para ejercer su derecho a opinar en las filas de su partido En la misma línea, Antonio Aguirre, ex miembro de la Ejecutiva del PSE y actualmente integrante del Ruiz Piñeiro avisa que los jueces no delinquirán A. ANTOLÍN VITORIA. En plena división política por las actuaciones judiciales contra el entorno de ETA ante una hipotética pacificación el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Fernando Ruiz Piñeiro, afirma que quienes exigen a los jueces que se sumen al proceso en el País Vasco nos están pidiendo que seamos unos delincuentes Ruiz Piñeiro señala, en una entrevista en Deia que no deja de resultar sorprendente que cuando se adoptan determinadas decisiones judiciales se diga que el juez favorece u obstaculiza el proceso en el País Vasco En este sentido, critica que determinada clase política no acaba de darse por enterada de que el papel del juez es aplicar la ley. Foro de Ermua, aseguró que la eurodiputada ha sido objeto de una represalia política por parte de su organización, en una venganza por defender que el entendimiento entre socialistas y populares es una condición necesaria para acabar con ETA. Mikel Buesa, presidente del Foro de Ermua, coincidió con estas apreciaciones y añadió que el Gobierno miente cuando dice que el Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo está vigente y que los responsables de todos los males son los políticos del PP. Quieren negociar con ETA y se han quitado a Rosa Díez de en medio, que es una persona muy valiosa y muy firme Al coro de voces se sumó el presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) Francisco José Alcaraz, quien dijo que el arrinconamiento de la europarlamentaria socialista es otro de los hechos relevantes que evidencian que hay un proceso de negociación en marcha con la banda etarra. Según Alcaraz, si a alguien le cabía aún alguna duda de que existe este diálogo con los terroristas, la decisión del PSOE respecto a esta disidencia pone de manifiesto que existen estos contactos. A un tiempo, la propia Díez ofrecía ayer en su blog de la web de Basta ya una amplia explicación para desmentir los argumentos de otros eurodiputados socialistas que la han acusado de servir a los intereses del PP. Detalla su afirmación, ya recogida por ABC, de que siempre actuó, en sus funciones en la eurocámara, en absoluta sintonía con su Gobierno y en concreto con los Ministerios de Justicia e Interior. Desde otro flanco, la eurodiputada socialista Bárbara Durkhop, viuda del senador Enrique Casas, opinó que la sustitución de un parlamentario en una comisión de la UE es un hecho normal y que ella misma ha cambiado de cometido en varias ocasiones, por lo que adujo que ver represalias en este caso es una especulación Blanco, en el homenaje a Elespe: El final está cerca ABC. El secretario de Organiza- TELEPRESS ción del PSOE, José Blanco, aseguró ayer que el final de la violencia está más cerca que nunca y se mostró convencido de que pronto habrá una decisión definitiva Blanco realizó estas declaraciones en la localidad guipuzcoana de Lasarte- Oria en el homenaje al edil socialista de este municipio, Froilán Elespe, asesinado por ETA hace cinco años. También estuvo presente el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López.