Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 20 3 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. LA PARADOJA DEL PRIMER EMPLEO AS movilizaciones de este fin de semana en Francia contra el contrato de primer empleo son la demostración más palmaria de la vigencia de la paradoja de Abilene. ¿La recuerdan ustedes? La expuso Jerry B. Harvey en 1988 y puede resumirse así. Una calurosa tarde en Coleman, Texas, una familia está jugando al dominó cómodamente sentada en un pórLUIS IGNACIO tico, cuando el PARADA suegro propone hacer un viaje a Abilene, ciudad situada a 80 kilómetros. La mujer, pensando que sus preferencias no van a coincidir con las del resto del grupo dice: Parece una gran idea, pese a que hace mucho calor y el viaje será largo El marido le dice a su mujer: A mí me parece bien si a tu madre le apetece La suegra concluye: Por supuesto que quiero ir. Hace mucho que no voy a Abilene El viaje, en efecto, fue caluroso, polvoriento y largo. En el restaurante, la comida fue mala y todos volvieron agotados después de cuatro horas. Alguien, con mala intención, dijo: ¿Fue un gran viaje, no? La suegra respondió que hubiera preferido quedarse en casa, pero decidió seguirlos sólo porque los otros tres estaban encantados con la idea. El marido afirmó: Yo sólo fui porque lo queríais todos La mujer sostuvo: A mí me pareció que os apetecía, estaría loca si hubiera querido ir con el calor que hace El suegro, que tuvo la idea, se justificó: Yo sólo lo sugerí porque me pareció que todos estabais aburridos El grupo se quedó perplejo de haber decidido en común un viaje que ninguno de ellos deseaba hacer. El empeño de los gobernantes por crear un primer empleo es denostado por los sindicatos, que defienden un salario mínimo interprofesional; asumido a regañadientes por las patronales, que exigen un despido más libre y más barato; rechazado con violencia por los jóvenes, que aspiran a tener un empleo para toda la vida. La mayor paradoja de nuestro tiempo. Que por cierto se evitaría preguntando a los jóvenes si prefieren un contrato basura o seguir dependiendo de papá. L Aclaración de Justicia Ayer domingo el diario ABC publicaba una entrevista encabezada por un titular que no se corresponde con ninguna de las declaraciones contenidas en ella. El titular decía: Es incomprensible que desde el 14- M el PP haya hecho más ruido que ETA Ninguna de las respuestas en la entrevista puede inducir a confusión estableciendo una comparación imposible entre una organización terrorista y un partido democrático. Mi declaración responde a la pregunta en torno al envalentonamiento de ETA y al ruido que genera. Mi respuesta es: 1. ETA es una organización criminal y de esa actividad sólo se pueden esperar crímenes, y del Estado, castigo. 2. ETA está más debilitada que nunca antes en la historia como consecuencia del trabajo de todos. Y 3. Resulta incomprensible que el Partido Popular haga ruido diciendo que ETA esta fuerte, o aún peor, que está más fuerte que antes, porque es sencillamente falso y porque lesiona la necesaria unidad de los demócratas para acabar con ella. En esa última respuesta añado una invocación del Pacto Antiterrorista, que nos obliga a sustraer este ámbito de todo debate político, y que confía en el Gobierno la dirección de la misma, para concluir que nada ha cambiado en esa lucha salvo quién está en el Gobierno y quién en la oposición. Creo que en todo momento mis declaraciones son muy matizadas y claras. Invito a los lectores a comprobarlo. Con todo respeto, debo rectificar un titular que no se corresponde en absoluto con mis declaraciones y que pretende trasladar la imagen de que se pueda establecer una comparación a mi juicio inaceptable entre partidos democráticos y organizaciones que no sólo no son democráticas sino que atentan contra la democracia misma. Juan Fernando López Aguilar, ministro de Justicia Le ha llegado el turno A ver cómo el señor Zapatero nos explica a los ciudadanos su continua tendencia en la que el supuesto talante del que tanto presumía está dando paso a la vendetta política. Y esta vez le ha tocado el turno a la valiente eurodiputada socialista Rosa Díez. El PSOE vuelve a tomar la decisión de promover una especie de moobing que consiste en aislar o expulsar a todos aquellos que no comulguen con el pensamiento único actual del partido, que trata de buscar el lograr la negociación con los terroristas etarras. Antes que a Rosa Díez, les ha ido llegando el turno de la depuración a otros luchadores socialistas por la libertad, como a Nicolás Redondo Terrerros, a Gotzone Mora, a Cristina Alberdi, y así, a todos aquellos que puedan suponer una voz discordante con el grito de prietas las filas que promulga su partido. Esta situación de acallar a la gente del PSOE que lleva décadas peleando por la defensa de la democracia frente al chantaje de los terroristas no es propia del Estado de Derecho, que debería ser defendido por todos los medios. El aislamiento del PP, la ruptura del Pacto Antiterrorista, la derogación encubierta de la ley de Partidos, el cese del fiscal jefe Fungairiño, las represalias con sus compañeros socialistas... son medidas que no dicen nada bueno del talante del señor Zapatero. O que más bien lo dicen todo. David García García. Madrid en la actualidad. Desde ese momento, una gestión inteligente de RTVE podría hacer sostenible una televisión pública, porque no se puede afirmar por cuánto tiempo más va a ser sostenible el actual modelo. Ojalá alguna vez no se piense en Televisión Española como un mecanismo de publicidad y propaganda a utilizar a provecho del partido del Gobierno, sino como un servicio público que no sea un sufrir para el bolsillo de los españoles. Francisco Moreno Flores Málaga Una gripe diferente La sociedad española está preocupada, ya que, a la posible llegada de la gripe aviar, nos encontramos con otro tipo de gripe que, afortunadamente, no desarrollan todos los individuos por igual, pero que a quien le afecta... ¡hay que ver las consecuencias que puede acarrear! Se trata de la inoportuna afección bronquial del dirigente batasuno don Arnaldo Otegui. Todo el país está pendiente de esta enfermedad y deseando una pronta recuperación para el citado personaje. El juez, por fin, ha considerado la actitud de don Arnaldo para poder aplicar la ley y cambiarle de domicilio Sin embargo, su estrategia funciona una vez más. Con esta inoportuna enfermedad pone en marcha sus artimañas, ya que mientras los virus que han osado instalarse en su organismo deciden o no abandonarle, el señor Otegui dispone del tiempo necesario para ¡quién sabe qué estrategia! Cualquiera menos la legal. Sólo a modo de información; el Estado español dispone de un servicio sanitario excelente, con grandes profesionales y ambulancias de traslado con la última tecnología. Estos medios pueden ser utilizados por cualquier ciudadano que los necesite, no importa cómo se llame. Y es que este tipo de gripes son las que marcan la inquietud y la diferencia en este país. Juan M. Ortiz Sevilla emisión de Televisión Española en octubre de 1956 provocó que, según palabras de uno de los realizadores de la época, aquella primera emisión fuese un sufrir RTVE ha dejado de ser un sufrir para los técnicos, para convertirse en un auténtico sufrir para el bolsillo de todos los ciudadanos españoles. La televisión pública tiene una deuda astronómica y creciente, que se hace incontrolable. Si ha habido algún cambio trascendental en el plano radio- televisivo, ha sido la aparición de cadenas de televisión privadas. La demanda de productos radiotelevisivos está sobradamente satisfecha con las ca- denas privadas, eficientes en el negocio. Si las necesidades están cubiertas por el sector privado, ¿por qué tenemos todos los españoles que mantener un gigante radio- televisivo ineficiente? La lógica de los tiempos nos empuja a pensar que lo más consecuente sería reducir el tamaño de RTVE, privatizando la sobredimensión de medios de comunicación públicos, y destinar el resultado a sufragar su enorme deuda. Mantener la presencia pública tanto en radio como en televisión sin que suponga excesiva financiación parece la dirección lógica, y no la sobrada presencia que tiene RTVE Un sufrir de RTVE La inexperiencia del equipo que hizo posible la primera