Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 3 2006 Cultura 55 El turismo musical se actualiza y refuerza esta temporada con nuevas ofertas que tratan de captar la atención y la inversión de los miles de jóvenes que cada año participan en estas multitudinarias romerías España se abona a los festivales del rock TEXTO: JESÚS LILLO FOTO: AP MADRID. En España caben tantos festivales como la gente demande. La música en directo está en auge, no sólo en verano, y estos certámenes son un punto de encuentro para muchos aficionados. El rock se consume por internet y el ahorro que supone la compra de un disco va destinado, la mayoría de las veces, a ver a un artista en directo comenta Noemi Fernández, responsable del Summercase, una de las más ambiciosas muestras musicales que este año incorporan su oferta al mercado de los festivales de verano. Más escéptico, José Morán, director del veterano y sólido FIB de Benicasim, asegura que esta explosión no responde a una demanda real del público, lo que puede provocar serios problemas de supervivencia para algunos promotores, que, sin el apoyo de los patrocinadores, van a sufrir mucho y tener pérdidas económicas Pese a la desaparición del pionero Espárrago Rock y el babilónico y nómada Doctor Music Festival, durante los dos últimos años no han dejado de irrumpir en la geografía del ocio vacacional propuestas que siguen llenando un mapa ya saturado de etapas musicales- -temáticas o generalistas, masivas o de reducidas dimensiones, de playa o interior- -que tratan de seducir al público con carteles superpuestos. No hay muro que aguante ya el peso de una oferta que no deja de crecer. Lluvia de estrellas South Pop. Dominique A, Jason Molina, Experience, Tarwater, The Wedding Present, Matt Elliott, Sebastien Schuller (Sevilla, 5 al 8 de abril) Viña- Rock. Barricada, Siniestro Total, Ojos de Brujo, Soziedad Alkoholika, Celtas Cortos, Ramoncín, Melendi (Villarrobledo, 28 al 30 de abril) Urbanfunke. Mad Professor, Craze, SDFK, Andy Smith, Violadores del Verso, Sólo Los Solo, Redman (Barcelona, 5 al 7 de mayo) Festimad. Tool, Deftones, Alice In Chains (Leganés, 27 y 28 de mayo) Primavera Sound. Flaming Lips, Yo La Tengo, Motörhead, Shellac, Lou Reed, Surfin Bichos, Dinosaur Jr, Killing Joke, Mogwai, Richard Hawley, Roger Sisters, Stereolab, Violent Femmes, Sisa, Lambchop (Barcelona, 1 al 3 de junio) Summer Festival. Primal Scream, Editors, Him, Dave Clarke, Black Eyed Peas, Stereo MC s, Tiga, Ellen Allien (Santander, 22 al 24 de junio) Summercase. Massive Attack, Fatboy Slim, Belle And Sebastian, Chemical Brothers, Primal Scream, Sigur Rós, Divine Comedy, Super Furry Animals, Maxïmo Park (Boadilla del Monte- Montjuïc, 14 y 15 de julio) FIB. Depeche Mode, Pixies, Franz Ferdinand, Strokes, Morrissey, Babyshamples, Coldcut, Echo The Bunymen, Madness, Futureheads, Yann Tiersen (Benicasim, 20 al 23 de julio) Creamfields Andalucía. Pet Shop Boys, Miss Kittin, Dave Clarke, 2 Many DJs, Superdiscount, Alex Under (Cuevas de Almanzora, 12 de agosto) Apertura extranjera Nos guste o no, la cultura musical española está muy ligada al pop comercial, por lo que resulta inviable que todos los festivales vayan dirigidos al mismo tipo de público y programen las mismas ofertas: rock alternativo o electrónico, exclusivamente... O nos abrimos a otra audiencia o no sobreviviremos advierte Morán, cuya estrategia fue la de vender en el exterior la oferta, compacta, del FIB: rock, playa, acampada, discotecas abiertas hasta el amanecer y programación cultural, reclamos que han seducido a un creciente número de extranjeros, hasta representar un notable porcentaje de la taquilla de la muestra castellonense, cuyos sonados y últimos fichajes- -Depeche Mode, Pixies, Morrissey- -son retransmitidos puntualmente por la prensa especializada británica. Tras consolidar el Creamfields Andalucía (más de 30.000 asistentes el año pasado) en la localidad costera de Cuevas de Almanzora, la productora Sinnamon se lanza a la conquista de un doble entorno urbano, Madrid y Barcelona, sedes de un Summercase por el que a mediados de julio circularán Massive Attack, Primal Scream, Belle And Sebastian, Sigur Rós o los Happy Mondays. El entorno es importante, pero un festival es, fundamentalmente, lo que representan sus artistas di- Hay demasiada oferta, muy uniforme, y será el paso del tiempo el que despeje un panorama que considero excesivo (José Morán, FIB) ce la responsable de la nueva muestra, que este año debuta- -junto al Urbanfunke (Barcelona) y el Klubber s Day (Madrid) -en una competición en la que ya figuraban Sonar, Primavera Sound, Santander Summer Festival, Azkena Rock, Monegros Festival, Metalway, South Pop o Creamfields y que a finales de abril abre la undécima edición del Viña- Rock de Villarrobledo. Morrissey, estrella del FIB de Benicasim, en una imagen de su anterior gira de las oficinas del FIB, una muestra que con el tiempo se ha visto forzada a tener que compartir con la competencia algunas de las bandas de su cartel. El público- -dice el director de la muestra de Benicasim- -valora la oferta global, y aunque algunos de nuestros grupos toquen en otros festivales, los cabezas de cartel suelen ser exclusivos, un extra que hay que pagar, pero que también conseguimos gracias a la aureola que el FIB tiene en el exterior: son los propios artistas los que quieren comprobar si es cierto todo lo que se cuenta por ahí fuera del festival Hay magia en el FIB, pero también industria: alrededor de 3.000 personas son necesarias para poner en marcha una muestra- -desde este año trasladada a la segunda quincena de julio- -que cada verano proporciona al ayuntamiento de la localidad unos ingresos extraordinarios, contabilizados a partir del volumen de dinero que mueven los cajeros automáticos. Además del intenso granizo de euros que cae sobre el sector hostelero local, la promoción turística que genera el establecimiento de un festival de grandes proporciones en un término municipal ha llevado a algún alcalde a desplazarse a Madrid para presentar, en los últimos años, su propio festival. Los vecinos se quejan, pero la ciudad hace caja. La música- -concluye Morán- -está asociada a la diversión, dos elementos que no conviene disociar, sino fomentar en cuidados paquetes de ocio y cultura Oferta uniforme No creo que los jóvenes puedan gastarse el dinero que cuestan los abonos de tantos festivales, ni siquiera de dos o tres... Hay demasiada oferta, muy uniforme, y será el paso del tiempo el que despeje un panorama que considero excesivo comenta José Morán des-