Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 19 3 06 Tenía siete años cuando su padre, Félix Rodríguez de la Fuente, perdió la vida en Alaska. Según ella, el naturalista modeló su existencia. Hoy, Odile, con la misma labia sabia y amena que él, es la principal continuadora de su labor a través de la Fundación (www. felixrodriguezdelafuente. com) que lleva el nombre del amigo de los animales De casta le viene al galgo- ¿Cuándo se echó usted al monte, como su padre? -Desde que tengo memoria me veo vinculada a la Naturaleza. Tuve la suerte de tenerlo en casa y no sólo era su mensaje y su voz, sino una forma de vida que nos inculcó desde pequeñas, como salir mucho al campo y ver la Naturaleza con una mirada muy cercana. -La secuencia de la anaconda era de dos o tres rombos. ¿Veían ustedes los programas? -Sí, como cualquier niño. Me acuerdo muy bien de escuchar la música y salir corriendo hacia la tele, llena de ilusión y enganchada. Nunca olvidaré lo que pude llorar con el documental del lobo. -Se cumple un año desde la creación de la Fundación. Habrán tenido que trabajar como animales, con perdón. -Todo ha ido mucho mejor de lo que esperábamos. El proyecto era muy arriesgado. Por supuesto, teníamos un gran respaldo con el nombre de Félix Rodríguez de la Fuente, pero no es una fundación que naciera con dotación económica. Nuestro mayor activo era el apoyo de los españoles que siguen guardando un gran recuerdo de Félix. Todo ha salido bien, tanto en los proyectos que podemos llamar externos como la exposición, el documental de TVE, como en los internos de la Fundación: empezar la tarea de hacernos con todos los archivos de Félix y crear una base de datos y documental de lo que fue su legado. -Su padre era tan popular que yo, por lo del De la Fuente, me hacía pasar por su sobrino en el cole. -Una de las razones por las que mi padre llegó a tanta gente hablando de la Naturaleza se debe a que lo hacía de un modo trascendental que llegaba al corazón, casi a la memoria atávica de todos nosotros, que como parte que somos de la Naturaleza conservarla no debería suponernos un esfuerzo. Utópicamente no debería haber leyes que nos marcaran lo que se puede y lo que no se puede hacer. Félix no só- GUTIERREZ Y DE LA FUENTE 20 D 7 LOS DOMINGOS DE Odile Rodríguez de la Fuente PATRONA DE LA FUNDACIÓN FÉLIX RODRÍGUEZ DE LA FUENTE Nunca olvidaré lo que yo pude llorar con el documental del lobo quien la enunciara era considerado un proscrito. De hecho existía la Junta de Extinción de Animales Dañinos que pagaba primas a cualquiera que viniera con piezas de carnívoro. Sí, él hablaba del lobo, pero del hombre y del lobo, del sufrimiento por la supervivencia de las dos especies. -Últimamente también han surgido quienes intentan buscarle tres pies al gato de su trabajo. -Ante eso, lo que siento es tristeza, mucha tristeza por la sociedad en la que estamos viviendo, por esos niveles de frivolidad y del todo vale. ¿Hay mucho bicho, mucho parásito, en el mundo del conservacionismo y del ecologismo? -Acabo de empezar pero ya he visto algunas cosas, sí. Puedo entender que en el mundo de la empresa o de la política existan necrófagos, parásitos y gente que no es transparente. Pero creía que entre gente que ama la Naturaleza ciertos comportamientos no se daban. La misma Naturaleza nos dice que todos tenemos un lugar y todos tenemos un mismo fin. La Naturaleza nos debería unir, porque es el punto de referencia para que nos olvidemos de las estupideces humanas. ¿A él nunca le interesó explorar la selva de la política? -Le hicieron bastantes ofertas porque tenía mucho tirón, pero desde el primer momento dijo que no, prefería la objetividad que le daba no estar vinculado a nadie. -El Planeta azul cada vez está más negro. Supongo que Félix tendría mucho que decir. -Sí, me lo imagino sin parar. Nos hemos perdido una voz fascinante, la de un gran pensador que nos hubiera hecho ver las cosas a través de sus ojos, algo muy importante porque nos estamos jugado el futuro. -Perdone, pero en su casa ¿hay alguien que mate una mosca? -Si es una sola nadie, pero si hay mogollón habrá que matarlas, tampoco podemos pasarnos de sentimentales. mdelafuente abc. es El lobo de Antonio MINGOTE El día 16 de marzo de 1980 ABC dedicaba su portada al accidente que le costó la vida al amigo Félix En ella, Mingote dibujó un lobo lloroso y aullándole a las estrellas. Odile y el resto de la familia no ha olvidado aquella página, cuya sola mención les sigue emocionando DANIEL G. LÓPEZ En compañía DE OTROS Si por esas cosas de la vida Odile Rodríguez de la Fuente se las viera un día en una isla desierta y tuviera que elegir compañía, se inclinaría por unos amigos muy clásicos Me imagino que en la isla ya existiría su propio ecosistema, con sus bichos y todo tipo de animales salvajes, así que lo tengo claro, me llevaría un perro y un gato lo hablaba de ella como algo entretenido y bonito, como si fuese un parque temático o un escaparate. -Cuanto más pasa el tiempo, su padre más hereje y más revolucionario parece. -Sí, no tengo la menor duda de que en muchos aspectos fue un revolucionario. Y cada vez estoy más convencida, sobre todo ahora que trabajo sobre él y sobre su legado. Hay que recordar el momento histórico en el que apareció. Como nos dijo un hombre durante el rodaje del documental, era un ovni ¿Nunca le vio las orejas al lobo de la España profunda? -En aquellos años la Naturaleza estaba para extraer sus recursos y cualquier idea que se enfrentara a eso no era bien recibida y