Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18- 19 D 7 LOS DOMINGOS DE Cuqui Fierro, Carmen Thyssen, Sara Montiel, Concha Márquez y Antonio Salcedo. Humor y joyas ue más que una competición, fue un duelo de los que ya no se ven ni en el cine. La fiesta que Cuqui Fierro ofreció en su fantástica casa- palacete del barrio de Salamanca fue para no olvidar. Acostumbrados a ver todo tipo de festejos con invitados que sólo acuden previo cheque, lo de Cuqui fue la excepción que confirma la regla. Vestida en oros y lentejuelas firmadas por su fiel Tony Benítez, que también estuvo en la cena amenizada por mariachis- -causaron sensación- Cuqui mostraba orgullosa un impresionante collar de brillantes. Realmente me llamo Florentina, pero fue mi hermano pequeño quien siempre me decía Cuqui y con Cuqui me quedé comentaba en uno de los salones. Del collar colgaba un rosetón cuajado de brillantes, y hubiera sido la joya de la corona si no fuese porque, esa noche, había más piedras preciosas por metro cuadrado que en cualquier feria de alta joyería. No menos interés tenía la esmeralda que la baronesa Thyssen llevaba como anillo y como si tal cosa. El tamaño era de los que sólo se ven en bisutería, pero en ella no hay nada malo. Ni el bolso de terciopelo rojo de Clhoé, ni la lealtad de su amigo Antonio Salcedo, ni la naturalidad con la que compartió confidencias junto a dos grandes, como Sara Montiel y Concha Márquez Piquer. La manchega estuvo genial. Guapa, con su moño tirante, y de negro y transparencias. Se fumó un puro y enseñó el anillo que había diseñado para unir dos brillantes como garbanzos- son de 24 kilates -con los pendientes de esmeraldas que heredó de su madre. El conjunto es como una paellera de grande, que sólo la mano de la Montiel puede lucir. Para joyas, ahí estuvo también Concha Márquez, que habló maravillas sobre su último viaje a Tailandia. Esta Semana Santa se irá con su marido Ramiro Oliveros y su hija Iris a bordo del Queen Mary 2 al Caribe. Concha estaba feliz tras ganar en Primera Instancia la demanda que le puso a Karmele Marchante por unos comentarios en un programa, y cuya sentencia la obliga a indemnizarla con 25.000 euros. El fallo está recurrido, pero para Márquez lo importante es haber ganado. Sé esperar, lo demostré cuando me querellé contra Tamayo y tardé doce años en que se hiciera justicia Desde luego el corrillo que montaron Sara, Concha y la baronesa fue el más divertido de la fiesta. Lo que allí se habló llenaría libros y programas de televisión. Cada una recordó divertidos pasajes de su vida, anécdotas de sus matrimonios, encuentros con otras celebridades. Fue Sara quien ejercitó la memoria al hablar de una cena muchos años atrás, en Miami, en el ático que tenía Rocío Jurado cuando estaba casada con Carrasco. Sara acudió con Pepe Tous y allí estuvieron los dos matrimonios, con Rocío Dúrcal y Antonio Morales. Las estoy viendo a las dos esa noche. Estaban felices, me acuerdo hasta de sus vestidos Lo que es la vida, ahora las dos Rocíos luchan contra la enfermedad al mismo tiempo. Los seguidores de Mira quién baila han caído rendidos ante Poti, el profesor de baile, pero lo que no saben es que la primera que descubrió el talento y la amistad de Poti fue la mismísima Cuqui Fierro hace años. En su casa bailaron juntos, delante de amigos como los Trapote, Encarnita Polo y Antonio Montiel, Octavio Aceves, Maleni Aparicio con sus hijos Kika y Julio, Loles León, María José Cantudo, Simoneta Gómez Acebo y María Zurita, Máximo Valverde, Carmen Lomana, un Carlos Ochoa feliz con su mujer, Mari Carmen sin sus muñecos... F meriendan nardos. Con el último (David Gest) Liza se casó teniendo como testigos a Michael Jackson y Elisabeth Taylor. Como para no ver la señal de lo que le iba a durar el matrimonio. Liza y Sara se han casado con tipos que a saber lo que gastaban en peluquería. Lo mismo más que Camilla Parker. Porque vale, ella se gasta más de cuatro mil euros al mes (que paga su marido con lo que le da el ducado de Cornualles, que ya lo quisiera yo para mí) ¿pero cuánto emplea en ese menester la Reina Isabel? O Cherie Blair (aunque lástima de cuartos, porque ésta es de las inglesas que se ponen a ser feas, que diría Camba) El caso es que si no sabemos lo que desembolsan otras no podemos apreciar en su justa medida el gasto de la duquesa. Lo puedo comparar con lo que gasto yo, que a duras penas llego a los tres mil euros. Y hablando de Camilla, lo último. Esto es serio. Que Madonna (cuya hija se hace limpiezas de cutis; es que no me lo podía callar) ha contratado a un genealogista y resulta que ha descubierto la relación entre Camilla y ella. Y ha llamado a la duquesa. Échame una mano prima... No me creo nada. Seguro que contrato al pollo ese y me sale con que estoy relacionada con Pepe Navarro. Hace años, en uno de sus primeros programas en la tele, Navarro tuvo a la gran Olga Guillot (que no come potitos) La cubana le hacía ojitos y le decía que le gustaba para su hija. Seguramente nunca la conoció (o sí, yo qué sé) Cielos, si es que hasta se las ofrecían. Mucha envida es lo que hay. Con razón. La noche de las joyas vivientes Gente BEATRIZ CORTÁZAR Cuqui mostraba orgullosa el impresionante collar de brillantes. Me llamo Florentina, pero fue mi hermano pequeño quien siempre me decía Cuqui, y Cuqui me quedé