Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 3 06 PRÓXIMA PARADA NUESTROS CORRESPONSALES Roma B. Aires Novias chinas Sin faldas y a lo loco Dentro de los cambios sociales que está provocando el crecimiento económico en China, la última moda para las parejas que se casan consiste en hacerse retratos de boda en pelotas n la provincia agrícola de Anhui, al oeste de China, una mujer de mediana edad no se dio cuenta de lo mucho que había cambiado su país durante el último cuarto de siglo hasta que se ofreció un día a ir a casa de su hija, recién casada, para ayudarla a limpiar. Mientras quitaba el polvo al álbum de fotos de la boda, no pudo reprimir su instinto materno y abrió las tapas para volver a comprobar, una vez más, lo guapa que estaba su pequeña vestida de novia. A la pobre señora casi le da un infarto. Pero no porque su hija no luciera radiante en la imagen- -que sí que estaba bellísima- sino porque lo único que llevaba puesto del traje de novia era el velo blanco y un pequeño ramo de flores que sostenía entre sus manos. Y es que, como consecuencia de la transformación social que está experimentando China gracias a su frenético desarrollo económico, desde el año pasado se han puesto de moda las fotos nupciales con desnudos, el último grito (y no sólo de los escandalizados padres) dentro de toda la parafernalia consumista que rodea a los enlaces matrimoniales. Según los medios de comunicación nacionales, la idea surgió durante el otoño pasado en Changchun, la capital de la provincia de Jilin, al nordeste del país. Allí, un estudio fotográfico especializado en retratos de boda empezó a ofrecer a sus clientes un álbum privado basado en desnudos. Para asegurar la intimidad de la pareja, el establecimiento firmaba un documento en el que se comprometía a borrar o destruir todas las copias de las imágenes que no fueran entregadas a los novios al finalizar la sesión. Para no caer en la pornografía- -prohibida en China- los modelos debían evitar posturas procaces y ocultar sus partes íntimas con adornos, como velos, ramos de rosas y minúsculas hojas de árboles a lo Adán y Eva. Bruselas París Rabat E Nueva York Esta iniciativa tuvo tanto éxito que, al cabo de los pocos meses, se extendió por todo el país, por lo que estudios fotográficos de ciudades como Pekín, Xi an, Dalian, Wuhan o Hefei ya ofrecen estos servicios, que pueden llegar a costar hasta el doble que unas fotos normales de boda. Así, mientras un lote de imágenes de la ceremonia, la celebración y el convite tiene un precio de 2.000 yuanes (204,67 euros) un sensual posado ligerito de ropa asciende hasta los 4.000 yuanes (409,37 euros) o se puede plantar en los 30.000 yuanes (3.070 euros) que pide una de las tiendas más famosas de Pekín, que tiene el sugerente nombre de Venus A pesar de que tales sumas suponen un considerable desembolso en China, donde los ingresos urbanos no superan los 1.100 euros al año, los desnudos fotográficos de boda se han vuelto muy populares en el gigante asiático. Tal y como reconocen en los foros de internet algunas novias que han sucumbido a esta tentación, es una manera de retener nuestra juventud para cuando veamos estas imágenes dentro de unos años y se las enseñemos a nuestros nietos, que las comprenderán mejor y les parecerán más divertidas que a nuestros padres Indignación materna No en vano, muchos progenitores, como la madre de Anhui, que descubrió por casualidad el doble juego (de fotos) de su hija, se muestran indignados. Algunos estudios están yendo demasiado lejos y permiten a las jovencitas posar sólo con un bikini o sin nada de ropa explicó a un periódico local de Hefei la enfadada mujer, quien confió en que las autoridades hagan algo El debate se encuentra ahora abierto en China, donde todo, a excepción del control político que aún ostenta el régimen comunista, está cambiando a pasos agigantados, desde la economía hasta los hábitos de vida y las costumbres más tradicionales. Sin ir más lejos, estos controvertidos desnudos nupciales serían impensables en el coloso oriental hace sólo 30 años, cuando concluyó la Revolución Cultural Durante la atroz y tumultuosa década que duró esta oscura etapa de China, la única muestra de afecto que se podían permitir las parejas en público era ir cogidas de la mano, mientras en la otra portaban el Libro Rojo de Mao. De hecho, la represión sexual llegaba hasta tal punto que las relaciones prematrimoniales eran un motivo de despido laboral y la promiscuidad un símbolo burgués del pasado, no fuera a ser que la pasión apartara a las masas populares de la causa revolucionaria. Como tantas y tantas otras cosas, todo eso quedó atrás cuando China inició a finales de los años 70 un proceso de reformas económicas de corte capitalista por el que muchos se han quitado el característico traje de Mao para quedarse como Dios los trajo al mundo, al menos en las fotos más íntimas de su boda. México Para no caer en la pornografía- -prohibida en China- los novios evitan posturas procaces y ocultan sus partes íntimas con adornos, como velos, hojas y ramos de rosas Washington Berlín Atenas Londres Moscú PEKÍN PABLO M. DÍEZ Viena Estocolmo Algunas de las fotografías nupciales publicadas en revistas chinas