Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 19 3 2006 Madrid 43 La imprenta artesanal de Madrid es un museo en sí misma, tanto por el trabajo que realizan sus operarios, como por la maquinaria que emplean Artesanos al servicio de las letras TEXTO: SARA MEDIALDEA FOTOGRAFÍA: ERNESTO AGUDO MADRID. Situada en los sótanos del centro cultural Conde Duque, la imprenta artesanal del Ayuntamiento de Madrid es un museo vivo y activo. Entre las bóvedas de ladrillo que albergan esta institución, apenas unas decenas de trabajadores muy especializados realizan labores condenadas a la extinción, con maquinaria que en muchas ocasiones es de coleccionista. Como la prensa de madera réplica de las que se utilizaron para imprimir el primer Quijote. La imprenta artesanal realiza trabajos especiales: en estos momentos, elabora una cuidadísima Colección de Poesía que se inició en 1995 y de la que se han editado trece libros, el último de ellos dedicado a Luis Rosales. Los impresores trabajan ya en el número catorce, que recoge obras de Leopoldo Panero, y que se realiza, como los otros, mediante composición manual con tipos de plomo. El alcalde madrileño, Alberto Ruiz- Gallardón, pudo ver recientemente, de la mano del director de la imprenta, José Bonifacio Bermejo, algunas de las piezas que se conservan y que formarán parte, en dos años, del futuro Centro Histórico de Artes Gráficas. La imprenta guarda en su interior muchos tesoros, uno de los cuales es la prensa de madera realizada enteramente a mano por el ebanista Bernardo López. Es una réplica de las que funcionaban en los siglos XVI y XVII, probablemente igual a la que se utilizó para imprimir los primeros quijotes Para realizarla, bucearon durante meses en libros y tratados, grabados de Durero, manuales de la época, y hasta en la Enciclopedia francesa. Bernardo y su equipo visitaron Amberes en busca de máquinas de la época, pero las que se conservan presentan numerosas innovaciones técnicas que se iban incorporando a lo largo del tiempo: no hay que olvidar que el modelo inventado por Gutenberg se mantuvo Taller de encuadernación de la imprenta artesanal Con fondos de la imprenta artesanal se abrirá, en dos años, el Centro Histórico de Artes Gráficas La imprenta guarda en su interior muchos tesoros prácticamente durante 400 años. Nueve meses de trabajo que ahora han tomado cuerpo en una máquina de una precisión soberbia como cuenta con orgullo Bernardo, hecha a golpe de formón y serrucho. Hay en la imprenta artesanal máquinas de impresión plano- cilíndrica, que incrementaban la productividad un 250 por ciento respecto a las prensas; máquinas de huecograbado y hasta una linotipia rescatada del Ministerio de Asuntos Exteriores.