Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid DOMINGO 19 3 2006 ABC Simancas exige soluciones reales al laberinto de la carestía de la vivienda ABC MADRID. El secretario general del Partido Socialista de Madrid, Rafael Simancas, denunció ayer el laberinto de la carestía de la vivienda en el que el PP ha metido a los jóvenes madrileños y que ha conseguido que necesiten el 70 por ciento de sus ingresos para adquirir una vivienda. Simancas hizo estas declaraciones en el mercado de la calle de Boltaña, situada en el barrio de Canillejas, donde conversó con algunos de sus vecinos mientras les hacía entrega de unos folletos, en los que se podía leer: Precio desorbitado, muy ruidosos; gran oportunidad para especular; sólo al alcance de unos pocos. Razón PP Simancas destacó que, en la Comunidad de Madrid, 450.000 jóvenes de en- tre 25 y 35 años viven en la residencia paterna y que al 80 por ciento le gustaría independizarse. Al problema de la vivienda entre los jóvenes madrileños, el líder socialista unió la temporalidad laboral y denunció que en los últimos dos años esta tasa de temporalidad ha pasado del 21 por ciento al 29 por ciento Para Simancas, todos estos datos convierten a Madrid en la única región de Europa con tantas dificultades para los jóvenes. Entre las alternativas que propuso citó la construcción de más vivienda protegida, la elaboración de una nueva Ley del Suelo o la creación de un parque de vivienda publica en alquiler. PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ DÍAS DE VINO Y... on días de resaca. Resaca para Constantino Méndez, después de la reprobación; resaca para María Teresa Fernández de la Vega: cuánta tontería se hace y dice en nombre de las mujeres; resaca para Botella (Ana) ella también de disfraz andino; resaca para Esperanza Aguirre: para quien no hay puestas en escena en defensa de su dignidad vilipendiada por socialistas machistas; resaca para Alberto Ruiz- Gallardón: al que Eduardo Zaplana y, quién sabe si también Mariano Rajoy, han estado a punto de mandarle al botellón, al de Moncloa, para ser exactos. Bueno, al macrobotellón que los participantes llaman micro (o sea, cuatro gatos según la policía, mogollón según los esponjas; o al revés) Y, en plena resaca, todavía no sabemos los que participaron en la gran quedada. No fueron nosecuantosmil ni llegó a ser masiva. Y ese fue el fallo, porque de haber sido así, todos contentos: el Gobierno con sus prevenciones y los jóvenes inconformistas con sus reivindicaciones. Pero faltó el IVA y, no nos engañemos, con multa (impuestos) todo se reprime mejor. Porque claro, muchos padres, los progrepadres, no pueden reprimir a sus hijos no vaya a ser que les pase lo que a ellos, (esos pitillos en el water, a escondidas, y esas tardes de fin de semana en los mesones- -peleón y Asturias Patria querida- que había que amentolar y exhalar antes de entrar en casa) que les han marcado de tal forma que se saben incapaces de reprimir. Que los eduque el Estado (dicen los padres) que para eso pagamos. Que los eduquen los padres (dicen los políticos) que es su responsabiliad. Que los eduquen los profesores (dicen todos) que son los que más tiempo pasan con ellos, que... En fin, que los eduque la vida y se hagan directivos, funcionarios, trabajadores, quinquis, lo que sea, supervivientes al fin, pero que jamás reciban de sus progenitores un no a nada que les sirva para fundamentar su idea, de que solamente fueron el resultado de la ecuación A B, para que no les tiemble el alma a la hora de abandonarlos. ¡Bebed, bebed, malditos ¡Henchíos de alcohol y abotargad vuestra ignorancia. Sed lo que la clase política quiere que seais: futuros zombis, y seréis insensiblemente felices. Y el PP, mientras tanto, sin saber si Gallardón está en zona verde o zona azul; sin saber si está de residente o de visita; sin saber si está aquí o allá. ¡Los hay... S