Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 19 3 2006 ABC AD LIBITUM PROVERBIOS MORALES EL MAL USO DE LA MEMORIA I el número de tontos es infinito, que así lo enseña el Eclesiastés, ¿cómo podremos expresar la cifra total de quienes han hecho provechoso oficio de la manipulación de la memoria histórica nacional? El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, tan gustoso en desenterrar rencores, lleva ya mucho tiempo tratando de reglamentar las dosis y las familias de la memoria española; pero la Comisión permanente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa- -pomposo nombre para el vacío- -le ha ganado por la mano y acaba de aprobar una firme condena de las múltiples y graves violaciones de los derechos humanos cometidos en España M. MARTIN por el régimen franquisFERRAND ta entre 1939 y 1975 ¡Que disparate! Hablar de los crímenes del franquismo, que los hubo, separándoles de los que le precedieron y acompañaron es un perverso ejercicio de distorsión histórica y, para mayor evidencia de su mala intención, llega con treinta años de retraso. ¿A qué viene ahora, cuando para la mayoría de la población española la figura de Francisco Franco se presenta tan lejana e ignota como la de Recaredo, hurgar en las llagas de nuestra convivencia para agredir, cuando menos, a la mitad de la población española sin beneficio aparente para la otra media? Quizás en 1949, cuando se fundó el Consejo de Europa, hubiera tenido sentido y utilidad el señalamiento de los excesos del franquismo, entonces en su apogeo; pero ahora, cuando el gran pacto nacional que fue la Transición ya ha restañado las heridas restañables y la Constitución del 78 marca un nuevo tiempo, el descubrimiento resulta tan extemporáneo como malintencionado. Llega incluso el Consejo, en clara intromisión en asuntos cuyo planteamiento, por interno, solo corresponde a los ciudadanos españoles, a instar al Gobierno de Zapatero para que se levanten monumentos en memoria de las víctimas del franquismo y a sugerir que el próximo 18 de julio se convierta en un día internacional para la condena del viejo dictador. Es evidente que nadie, ni la Asamblea del Consejo tan siquiera, puede ser tan vacía e inconsecuente como para emitir una condena tan fuera de fecha y circunstancias. Hay que ver en ello la acción provocadora y lisonjera de los agentes del presidente del Gobierno español- -Luis Yáñez, Luis María de Puig- que anda el pobre obsesionado por el recuerdo de la mitad de sus abuelos, en desprecio de la otra mitad, que trata de honrar su memoria, seguramente respetabilísima, con el desatino de revivir unos momentos históricos más aptos para la vergüenza de las dos Españas que para el orgullo de una de ellas. Que media España expurgue los recuerdos antañones con el deliberado y único propósito de zaherir a la otra media resulta patológico y demoledor. Los inductores de tan fea conducta pagarán por ella. BIENIO BOE daba noticia de mi cese por el Consejo de Ministros A han pasado dos años. El tiempo vuela, etcétera. del día anterior, a propuesta de los titulares de ExterioHace dos años comencé a encargarme de esta cores, Educación y Cultura. Motivo alegado: mi supuesto lumna semanal. Aún dirigía el Instituto Cervan pase a otro destino tes (no podía poner mi cargo a disposición de un nuevo Una bonita chapuza. Por pase a otro destino o por gobierno, pues todavía no se había producido la investicambio de destino es expresión que sólo se emplea para dura de Rodríguez) Mi primera entrega a ABC fue salulos traslados a otro puesto de la Administración, dada con una carta enviada al director de este y ese no era mi caso. Obviamente, se intentaba periódico por treinta y ocho empleados del Instimaquillar una simple y razonable destitución potuto, hasta entonces pelotillas empalagosos, en lítica con una mentira que se pretendía piadosa. la que se me tildaba de racista. Eso, para empePero no contaban con Anasagasti. El entrañable zar, porque cundió el ejemplo: un grupo de subalIñaki Anasagasti leyó en el BOE lo de mi pase a ternos del centro Cervantes de Beirut me envió otro destino y montó en cólera. Los odios de Anauna misiva insultante y taimadamente judeófosagasti son tenaces. Nunca le bastó con mi destieba. Entre los firmantes, el celador de Hezbolá. rro de la dulce Vizcaya. Así las gastan los nacionaEra a la sazón mi paño de lágrimas Luis Alberto JON listas: aunque te enganches en los marines, te perde Cuenca, Secretario de Estado de Cultura en JUARISTI seguirán con saña hasta los palacios de Moctezufunciones. Le consulté sobre posibles medidas a ma o las costas de Trípoli. Al leer el BOE, Anasagasti adoptar: ¿debía despedirlos a todos o simplemente quereentendió lo que cualquier otro en su lugar habría entenllarme por injurias? Luis Alberto, buen amigo, me recodido y se estrenó como senador, el 12 de mayo, con una mendó la fuga. Lárgate ya- -me dijo- -y ahórrate agoairada pregunta al Gobierno socialista: ¿Cuál es el destinías innecesarias Pero aguardé estoicamente la formano no especificado de don Jon Juaristi, y qué méritos se ción de gobierno, mientras el Cervantes se desmoronahan apreciado en él para ser destinado a otra responsabiba alrededor. Oscuros directores locales publicaban malidad? La respuesta se hizo esperar, pero llegó, por fin, nifiestos proponiéndose a sí mismos como mis sustituel 3 de junio, a través del secretario de Estado para las tos idóneos. Los teléfonos dejaron de sonar, pero desde Relaciones con las Cortes: El Ministerio de Asuntos Exmi despacho oía afilar cuchillos al compás de la Internateriores y de Cooperación comunica que desconoce que cional en otras dependencias del palacete de la Trinidad. se haya designado al señor Juaristi para nuevos destiEl resto lo he contado en el prólogo de mis memorias. nos o responsabilidades oficiales, tras su cese como di ¿El resto? Bueno, no todo. Apenas Moratinos tomó poserector del Instituto Cervantes Descarté emprender sión como ministro de Exteriores, le pedí que me cesara contenciosos contra el Gobierno de Rodríguez por cese cuanto antes. A los pocos días, me llamó el subsecretario ilegal o falsedad en documento público. Me contentó la del Ministerio: ¿Cómo quieres que figuren en el BOE certidumbre moral de que nos enfrentaríamos en adelos motivos de tu cese? inquirió. La verdad, me sorprenlante a un gabinete de embusteros patológicos, y lo cierdió la pregunta. No pensaba yo que una destitución tan to es que no la han defraudado desde entonces. Historias cantada como la mía necesitara justificaciones, pero resdel bienio. Viejas, polvorientas historias melancólicas pondí lo que me pareció más lógico: Puesto que me he del advenimiento de la revolución buenista. Segundo adelantado a solicitarlo, poned que se me cesa a petición aniversario de la nada encarnada. Gracias, senador Anapropia Al subsecretario no le hizo gracia la fórmula sagasti. Le debo una. porque la encontraba displicente. El 8 de mayo de 2004, el S Y