Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE MALASIA SÁBADO 18 3 2006 ABC Briatore asegura que su relación con el asturiano es buena J. C. C. SEPANG. Flavio Briatore da el perfil como patrón de una escudería de Fórmula 1. Apariencia de tipo duro, de curtido en mil batallas, una de esas personas que secundarían la lamentable frase de Franz Tost, el jefe de la escudería Toro Rosso, quien dijo que no tengo tiempo para ir al cine. Estoy muy ocupado. Eso es para los niños y los jubilados Briatore atiende a la prensa en tandas de tres, inglés, italiano, español, a toda velocidad, como quitándose respuestas de encima. Dentro de la carpa de Renault no hay calor que valga ni trópico que moleste, pero el italiano sigue con sus gafas de sol azules que esconden la mirada. Briatore habla de Renault, de la incesante cantinela que sugiere la retirada de la escudería. Y, claro, tuerce el gesto. Aunque siempre habla alto, levanta más la voz, en un ejercicio de autoafirmación: ¿Qué problema hay con Renault? Cuando Carlos Goshn (el presidente mundial) llegó dijo que seguiríamos mientras fuésemos competitivos. ¿Y acaso no lo somos? Estamos en la misma línea de negocio que Honda, Mercedes, Toyota o BMW y somos los más fuertes en las carreras. Tenemos un plan de negocio y no sé por qué se habla tanto. No estamos aquí para hacer turismo Fernando Alonso sale del box de Renault para dar unas vueltas al circuito de Sepang REUTERS Alonso busca el doblete asiático Me siento como un escalador en la montaña cuenta el líder del Mundial después de rodar con su R 26 en el circuito de Sepang JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL SEPANG (MALASIA) Hilan tan fino en el interior de los campamentos de los equipos, cerrados a cal y canto con mamparas protectoras, que en el circuito de Sepang se detecta el miedo al fallo, el riesgo de caer y no puntuar. La normativa obliga a disputar dos grandes premios con el mismo motor o perder diez plazas en la parrilla si se decide cambiar. Los viernes se han convertido en días libres. No hay coches en la pista, los equipos reservan a sus primeros pilotos, los motores permanecen a buen recaudo sin muchas giros en el trasiego y es el momento que aprovechan los probadores para jugarse el pellejo y marcar buenos tiempos. En esa tesitura, sale Fernando Alonso, que no es diplomático ni quiere parecerlo, y larga buenas sensaciones por las cuerdas vocales. Dio sólo 17 vueltas para estirar las piernas y soltó: En este circuito me siento cómodo, a gusto. Como un escalador en la montaña No gusta de poner paños calientes. Suele ir al grano, sin hacer perder el tiempo a la gente. Alonso busca el doblete asiático. De Bahrein a Malasia, objetivo veinte puntos. Llama la atención por inusual esa fe ciega del asturiano en el pronóstico favorable. Muchos deportistas buscan un paraguas antes de la lluvia. Alonso no se guarda, no esquiva la presión, no lanza excusas antes de tiempo. En cierto sentido, se parece a Pau Gasol. La confianza en sí mismos les hace parecer soberbios a determinados ojos. Ayer marcó el tercer mejor tiempo por detrás de los probadores Davidson y Wurz. Es decir, el primer crono de todos los pilotos que disputarán el Gran Premio. Y su reacción no fue timorata, sino positiva: Esto me proporciona más confianza para conseguir la pole Emitido el pronóstico sobre la respuesta de Honda y McLaren como sus principales adversarios para mañana, Alonso arqueó las cejas cuando un periodista italiano le comentó que tal vez Michael Schumacher tuviera que cambiar de motor y perder diez plazas en la salida. Cuanto más lejos esté, mejor dijo Alonso. Problemas en Ferrari Ferrari ha vivido en el estrés estos días. Su segundo piloto, el brasileño Felipe Massa, enganchará con la carrera diez puestos por detrás de su resultado. Tiene que sustituir el motor Ferrari. Ayer por la tarde se dijo que Schumacher haría lo mismo. Primero, que sí. Luego, que no. Más tarde, sí. Y finalmente, parece que no. Conjeturas al hilo de los problemas de los italianos para dar una respuesta adecuada al circuito de Sepang. Michael Schumacher podría cambiar el motor de su bólido y perder diez puestos en la parrilla de salida El calor tropical de Malasia (37 grados y 43 por ciento de humedad ayer) no supone, sin embargo, una variación en los hábitos. Alonso se entrena físicamente en ciclos de tres carreras. La preparación invernal iba dirigida a estas tres primeras carreras, aunque ahora no hago nada en particular. Siempre hago sesiones para fortalecer muscularmente el cuello y combato el calor con más ejercicio. Y, claro, beber mucho líquido Pese a la aparente apatía del viernes, Juan Pablo Montoya cometió dos errores. Una salida de pista cuando daba su vuelta catorce y el coche parado unos minutos más tarde cuando no había salida del callejón de aceleración. Tuvo que echar mano de una polea y arrastrar él mismo su vehículo marcha atrás. También Ralf Schumacher realizó un trompo después de parar en su box. En el campamento de McLaren se palpaba la satisfacción por la ausencia de incidentes mayores. Esto decía Kimi Raikkonen: Estoy feliz porque hemos podido completar nuestro programa. Los neumáticos Michelín han funcionado muy bien y parecen fuertes comparados con los de nuestros rivales Y en el mismo sentido se declaró Michael Schumacher: La consistencia de las gomas Bridgestone parece realmente buena y aún podemos hacer progresos. Tenemos un coche competitivo y podemos hacer la pole como en Bahrein y ganar la carrera de Malasia No a Martínez de la Rosa Resuelto por hoy un caso, da paso al siguiente, que despacha con las mismas tablas. Fernando Alonso a McLaren. Tiene libertad total para elegir su futuro. Ha vivido un excepcional periodo con nosotros y mi comportamiento hacia él no ha cambiado. Seguimos con una buena relación Su sustituto es a día de hoy una incógnita, aunque ayer Briatore sí dio una clave. Y afecta a otro español. No contestó cuando le preguntaron si Pedro Martínez de la Rosa podría acabar en Renault. Y como fue tajante, matizó. No quiero ofender a nadie, pero mientras yo esté al frente del equipo no entra en nuestros planes Por ahí sí acarició a otro piloto más joven. Raikkonen es una posibilidad cierta, como tantas otras. Somos fuertes económicamente, pero aún no sabemos quién será el sustituto de Fernando Y, por encima de todo, Briatore enfatizó en una cuestión, que viene a resumirse en esto. No molesten y dejen que el espectáculo continúe. Mi trabajo es gestionar y delegar. Estamos aquí para divertir a la gente, y algunos no se dan cuenta. En Italia nos vieron trece millones de personas, en Alemania, ocho, en España, seis Lo dicho, el negocio debe continuar.