Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 3 2006 Sociedad 55 Salud RAFAEL ROSELL Jefe de Oncología del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona El tabaco es como la anorexia: no se puede permitir el suicidio El responsable de uno de los servicios de Oncología de más prestigio y uno de los mejores especialistas en cáncer de pulmón anuncia cambios radicales en el tratamiento de este mortal tumor TEXTO: N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Por pequeños que sean, los avances en cáncer de pulmón han sido recibidos en los últimos años con gran esperanza y también con mucha cautela. Pero este tumor, el número uno en mortalidad, empieza a ser protagonista de cambios radicales que están transformando la forma de tratar a los pacientes. La quimioterapia personalizada y un fármaco eficaz en casi el 40 de los pacientes con cáncer de pulmón de no fumadores, son la clave del giro copernicano que empieza a experimentar la clínica del cáncer de pulmón confirma Rafael Rosell, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Pulmón. ¿Qué aporta la quimioterapia personalizada -Hace años se pensaba que todas las quimioterapias producían la misma supervivencia en los pacientes. Ahora sabemos que no es cierto. Los resultados pueden ser diametralmente opuestos en determinados grupos de pacientes, según sus alteraciones genéticas. Este conocimiento está cambiando la práctica clínica. El año pasado presentamos en ASCO, la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología, resultados preliminares que indicaban cómo la quimioterapia basada en la alteración genética del enfermo tenía mayor supervivencia que la estándar. Este año nuestro grupo terminará de confirmar este paso, que supone un cambio radical. ¿Qué otros avances ha protagonizado el grupo español de investigación en cáncer de pulmón? -La otra gran aportación del grupo de cáncer de pulmón es el conocimiento de una nueva alteración genética que es inherente al cáncer de pulmón de no fumador. A los enfermos con esa mutación se les puede tratar con gran éxito con fármacos inhibidores de este gen, medicamentos además que se administran por vía oral. En un año hemos analizado cerca de 900 enfermos con cáncer de pulmón y tenemos por primera vez constancia de la importancia de esta alteración genética. Sabemos que el 40 de los no fumadores con cáncer de pulmón poseen esta alteración concreta; si son ex fumadores, la mutación se presenta en un 10 y si en el momento La lucha por la investigación independiente En Oncología no basta con el soporte a la investigación de la industria farmacéutica. La Sociedad Española de Oncología Médica reclama el apoyo de la administración pública para liderar una investigación independiente ajena a los intereses de los laboratorios. Los representantes oficiales piensan que no es necesario su apoyo porque ya contamos con la industria. Esto es un contrasentido afirma Rosell. Muchos de los estudios que se publican en revistas científicas están diseñados, promovidos y respaldados por grandes compañías. Hablan de mejoras que pueden ser ridículas y se convierten en dogma de fe porque la industria no está dispuesta a perder grandes beneficios. Lo que reclamamos de la Administración no es más dinero, sino apoyo moral y el reconocimiento de la tarea. El dinero vendrá por añadidura El oncólogo Rafael Rosell -Es un gran avance pero sólo funciona en los no fumadores, una minoría en el cáncer de pulmón. -Sí, ahora tenemos algo espectacular, algo exquisito, muy esperanzador... pero solamente para un 40 de pacientes con cáncer de pulmón que no han fumado en su vida. En el 80 de los casos, el cáncer de pulmón aparece en fumadores y eso es una buena noticia. ¿Aplaude la entrada en vigor de la ley antitabaco o la considera poco agresiva? -El tabaco es como la anorexia, no puedes dejar que una persona se muera de anorexia. Tampoco puedes dejar que la población cometa un acto colectivo de suicidio. Realmente, las medidas impuestas en la ley del tabaco cambiarán la historia natural del cáncer de pulmón. La predicción es que estas medidas van a ser muy efectivas porque nunca antes habíamos visto espacios libres de humo. En 10, 20 o 30 años se producirá un declive en la incidencia de casos y encontraremos más casos de cáncer en ex fumadores que tienen mejor pronóstico que en fumadores activos. ¿No envidia a países como el Reino Unido o Francia donde el precio de la cajetilla de tabaco triplica al de España? -No me da particular envidia. No creo que el precio del tabaco en sí mismo limite mucho el ansia del fumador activo. Tres veces más, me parece que sigue siendo asumible. La única medida eficaz sería prohibirlo completamente. Ahora estamos en un camino intermedio, muy positivo. Las prohibiciones ayudan a los fumadores a dejarlo. DANIEL G. LÓPEZ Un fármaco puede librar del cáncer de pulmón al 40 de los no fumadores. Es el avance más espectacular conocido del diagnóstico son aún fumadores, la posibilidad de tener la mutación es del 5 muy baja. Cuando se encuentra la mutación, basta con dar una pastilla para obtener éxito en el 90 de los casos. Sin necesidad de quimioterapia, sin radioterapia, puede desaparecer la enfermedad. Nunca antes se había obtenido una tasa de respuesta tan alta. Es lo más llamativo, lo más espectacular que se conoce en cáncer y en tumores de pulmón desde que en su día se demostró que los linfomas o las leucemias podían curarse. ¿Se puede seguir soñando con una fórmula capaz de diagnosticar precozmente tumores en el pulmón? -Aún no se ha demostrado la eficacia del diagnóstico precoz. Podría ser útil en personas de más de 50 años que hayan fumado más de 20 años. En estos casos de mayor riesgo podría tener cierta utilidad realizarles un TAC helicoidal, pero no se ha demostrado de forma rotunda su eficacia. Existen estudios muy recientes donde se afirma que el riesgo de cáncer de pulmón se relaciona directamente con la función respiratoria. Se ha visto cómo las personas que pierden capacidad respiratoria tienen más riesgo de desarrollar un tumor. La medición de la función respiratoria en una espirometría sería, además, una prueba económicamente más asumible que el escáner. -La puesta en marcha de centros monográficos del cáncer ¿son la asignatura pendiente de la sanidad española? -España cuenta con un modelo distinto, basado en hospitales universitarios, que ha olvidado el modelo del centro monográfico del cáncer. Este modelo existe en Italia, Japón, Estados Unidos... Son centros donde todo el mundo colabora con el mismo objetivo del bien del paciente. En un hospital público se ofrece una asistencia muy buena, pero el especialista, el patólogo y el radiólogo deben atender a pacientes de cualquier enfermedad. Creo en el modelo del centro monográfico del cáncer y creo que las dos fórmulas son compatibles.