Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 3 2006 Sociedad 53 Salud La mujer a la que extirparon 60 kilos de grasa aprende a andar y a respirar de nuevo El faldón abdominal retirado a la paciente es el más grande que recoge la literatura médica La operación El bulto de 60 kilos extirpado en el Hospital de Cruces es el mayor conocido por la ciencia La paciente Peso antes de la operación: 140 kilos Altura: 1,57 metros Edad: 55 años me veo los pies! exclamó la enferma al despertar de los efectos de la anestesia en el hospital de Cruces FERMÍN APEZTEGUÍA BILBAO. La vida ha comenzado otra vez para la paciente del Hospital de Cruces (Baracaldo) a la que le fueron extirpados 60 kilos de grasa y líquidos acumulados en la cintura. La afectada, una mujer de 55 años cuya historia ha pasado a formar parte de la literatura científica por habérsele retirado el faldón abdominal más grande que se conoce, permanece ingresada en el hospital vizcaíno, donde estos días aprende a respirar y a caminar de nuevo. La pérdida repentina de más del 40 de su peso le ha hecho perder el sentido del equilibrio, que ahora tiene que recuperar. Además, la recolocación de las tripas en la cavidad del diafragma, de donde se escaparon, le obligó a adaptarse de golpe a una forma de respirar a la que no estaba acostumbrada. A pesar de todo, la paciente, una mujer dotada de una gran fortaleza psicológica está encantada de volver a empezar. El equipo médico dirigido por el cirujano plástico Francisco Javier Gabilondo, que b ¡Vaya, ahora La enfermedad La paciente sufre una acumulación de grasa en el estómago que acaba separando los músculos verticales del abdomen practicó la intervención, ofreció ayer una rueda de prensa en el salón de actos del hospital de Cruces para dar a conocer los detalles del complejo problema de salud al que se enfrentaron y el modo en que lo resolvieron. No se trata, dijeron, de hacer espectáculo informativo, sino de invitar a las personas que padecen obesidad mórbida, es decir enfermiza, a que se animen a consultar su situación con un especialista. Problemas respiratorios El de la mujer intervenida, no era un caso típico de obesidad mórbida, a pesar de los 140 kilos de peso que acumulaba. Lo que ocurrió fue que uno de los músculos de su abdomen falló y sus vísceras, poco a poco, fueron colándose por ese ojo de buey hasta generar una gran bolsa que le colgaba hasta los pies como un delantal tal como lo definieron los especialistas que le atienden. El problema comenzó hace ya cuatro o cinco años y fue creciendo hasta el punto de que obligó a la afectada a abandonar su puesto de trabajo y encerrarse en su casa. No reconocía su cuerpo y, a pesar de las continuas recomendaciones de su médico de cabecera, se negaba a ser atendida por un especialista. La familia era consciente de lo que estaba ocurriendo, pero no siempre es fácil tomar ciertas decisiones detalló Gabilondo. Finalmente, la mujer accedió a ser reconocida en la consulta de Endocrinología, don- Imagen de la enferma antes de la operación Por esta abertura se produce el descuelgue de las vísceras y la grasa formando un faldón abdominal La mujer casi no se movía y había perdido masa muscular y fuerza en sus piernas LA INTERVENCIÓN 6 cirujanos Equipo médico 2 instrumentistas 3 enfermeras 2 celadores 2 anestesistas uno para cada equipo de 2 o 3 cirujanos 2 Escanean la zona abdominal de la mujer para determinar dónde están las vísceras y dónde la grasa En base a esta información se dibujan unas marcas por donde se realizan las incisiones Poleas sujetas en el techo Anestesistas en la parte superior Grupos de ganchos 1 El principio: 08.00 horas Se limpia toda la zona donde se realizará la intervención, comienzan a preparar a la paciente y la anestesian Se tarda unas dos horas El quirófano 3 Se saca el faldón abdominal elevádolo con ayuda de unas poleas situadas en el techo 5 Una vez limpia de grasa la zona del vientre se introducen las tripas formando un colgajo de ordenaron de inmediato su hospitalización. Ingresó para realizarle una valoración de la dieta y de su estado de salud explicó Sonia Gaztanbide, jefa de servicio de Endocrinología. Como estábamos ante un caso complejo, no ante la clásica obesidad mórbida, nos pusimos en contacto con los servicios de anestesia y cirugía y enseguida el doctor Gabilondo diseñó una estrategia para la intervención Los especialistas buscaron en la literatura científica algo parecido que les ayudara a diseñar la cirugía. Lo más parecido que encontraron fue el historial de un paciente inglés con un faldón de 25 kilos. Sirvió como referencia, pero el caso de la paciente ingresada en Cruces era tan especial que fue necesario diseñar un sistema de grúas para manejar los 60 kilos que sobraban a la enferma, construir una camilla doble que permitiera acostar en un lado a la mujer y al otro su delantal y realizar un pormenorizado estudio de los riesgos que podían correrse y cómo podrían resolverse. Hemos tenido que utilizado una técnica completamente nueva, que más de cirugía pertenece al campo de la ingeniería La principal complicación de la operación giró en torno al control de la capacidad respiratoria de la paciente. Hubo que calcular que cantidad de despojos era posible extirpar sin que las vísceras ahogaran a la mujer cuando regresaran (Pasa a la página siguiente) 6 Le colocan una malla reforzada de acero inoxidable de 35 x 30 centímetros, para sujetar los músculos debilitados del abdomen Acero inoxidable La malla se colocó entre el músculo y los huesos donde iba sujeta 35 cm. 30 cm. piel músculo malla hueso La malla se asegura a los huesos con alambre 7 Con los músculos Faldón abdominal asegurados se hace un corte en la zona para retirar los restos de piel sobrante Camilla Puente con ruedas 4 Se deposita y afianza sobre una mesa con ruedas y se retira 8 El final Se venda la cintura de la paciente y comienza la recuperación. Ayer comía ya con normalidad FUENTE: Hospital de Cruces Faldón abdominal GRÁFICO: F. G. BAPTISTA J. M. BENÍTEZ