Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid SÁBADO 18 3 2006 ABC Verticales, horizontales, equinocciales, ecuatoriales, capuchinos, de horas canónicas, babilónicas, de balcón... Son singulares relojes solares que han perdurado en la Comunidad madrileña encumbrados en palacios, iglesias, casas, plazas, fincas, castillos... La ruta de los relojes de sol TEXTO: MABEL AMADO MADRID. No consumen energía ni contaminan el medio ambiente. Los relojes solares, fieles testigos del tiempo, lucen sus sombras en numerosos municipios de la región madrileña. Para adentrarnos en su historia y, por ende, realizar un singular recorrido por la geografía que los acoge, Jacinto del Buey Pérez y Javier Martín- Artajo G. han plasmado en un libro el extenso patrimonio gnomónico (milenaria ciencia que enseña el modo de hacer los relojes solares) de la Comunidad. Primero fue Relojes de Guadalajara y ahora, de la mano de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, llega Relojes de Sol de Madrid una extensa publicación de 550 páginas dedicada, como debía ser, a los aficionados a la gnomónica. Prologado nada menos que por José Jiménez Lozano, Premio Cervantes 2003, el libro trata de alcanzar el más difícil todavía con una extensa sucesión de 213 relojes de sol para el riego, en iglesias y conventos, en monumentos, en colegios rurales, en parques, en casas particulares... Además de otros veinte ya desaparecidos. No en vano, el proceso de recopilación de datos ha sido arduo, pues no existe demasiada documentación. Sin embargo, después de tres años, y gracias a amigos y aficionados, a innumerables horas de estudio, de rollos de fotografías, de litros de carburante y de suelas de zapatos ambos autores han podido descubrir, clasificar y describir singulares relojes que, en su tiempo, guiaron la vida de nuestros antepasados. Reloj de sol ecuatorial situado en el jardín de un convento de Aravaca Reloj de sol inclinable (colección particular) en latón dorado En el Monasterio de El Paular destaca uno de los mejores relojes de horas babilónicas e itálicas de España destacan, en el valle del Lozoya, el Monasterio del Paular, con uno de los mejores relojes de horas babilónicas e itálicas de España. Pero también podemos admirar el reloj de sol horizontal, en cemento, pintura y acero Corten del parque Asturias (Rivas Vaciamadrid) la meridiana astronómica de bronce situada en la Lonja del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial; el vertical del Castillo de Villaviciosa de Odón; el analemático del valle de la Fuenfría; la piedra de las veces de La Serna del Monte... En De paseo por la Villa y Corte se han incluido relojes modernos, algunos de asombrosa calidad: los dos de la antigua iglesia parroquial de la Villa de Vallecas, el del Real Observatorio, el de la carretera de Castilla, el del Palacio de la Zarzuela... pítulo, se adjunta otro con colecciones particulares de relojes de sol. Y no podía faltar una referencia sólida al pasado con Relojes de sol desaparecidos que, desgraciadamente, recuerda la absurda destrucción de este patrimonio cultural a manos de gamberros o incompetentes restauradores. Reconstrucción y creación Como recuerda el consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, Mariano Zabía, la edición tiene dos objetivos ambiciosos. Por un lado, promover y estimular la reconstrucción de ejemplares de relojes deteriorados o en vías de desaparición y, por otro, fomentar la creación de otros nuevos en plazas, ayuntamientos, edificios institucionales y viviendas. Pero adentrémonos ya en el libro. Para un mejor conocimiento de la materia, se ha dividido la publicación en diez apartados diferenciados. Tras una breve presentación de este detallado inventario, comenzamos con la historia de los relojes de sol españoles, con la medida del tiempo en la antigüedad, las Meridianas Reales, los primeros libros de Gnomónica españoles, el Horologio... Seguimos con los Caminos de la Comunidad un capítulo que agrupa los relojes por zonas- -norte, sur, este y oeste- -susceptibles de convertirse en interesantes itinerarios para recorrer en familia medio centenar de municipios. Por ejemplo, los propios autores Los relojes en la pintura Concluye el libro con un acercamiento a los relojes desde una perspectiva singular: a través de la pintura. Así, se recogen obras de San Lorenzo de El Escorial, el Museo del Prado, el antiguo hospicio de Madrid, la Biblioteca Nacional y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Entre joyas gnomónicas, curiosidades estructurales y retazos históricos, esta publicación también hará reflexionar al lector. Y es que, como reconoce Zabía en la presentación del libro, en este tiempo que nos ha tocado vivir, en el que el ahorro de energía es prioritario, que los relojes de sol trabajen sin consumirla y sin contaminar, debe ser un ejemplo a seguir Piedra de las veces (Serna del Monte) Colecciones particulares De la Villa pasamos a sus museos, con una curioso apartado que explica características y funcionamiento de 58 relojes portátiles de diez museos de Madrid. Y para complementar este ca- Qué: Libro Relojes de sol de Madrid Quién: autores, Jacinto del Buey Pérez y Javier Martín- Artajo G. Cómo: Edita la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid. Cuánto: 1.000 ejemplares de tirada. Reloj de sol vertical (S. S. de los Reyes)