Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 3 2006 Madrid 41 Las naves del antiguo mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, que durante años han albergado ese gran trastero municipal en que se había convertido el Almacén de Villa, están vaciándose estos días. La mudanza se llevará su contenido a Coslada El Almacén de Villa, de mudanza TEXTO: SARA MEDIALDEA FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO En pocas semanas, las toneladas de ropa, muebles, máquinas, herramientas, utensilios, vehículos y contenedores que se amontonaban desde hace lustros en el Almacén de Villa cambian de ubicación. Las viejas naves de la plaza de Legazpi que durante muchos años fueron mercado de frutas y verduras están siendo desalojadas en la actualidad, y sus trastos embalados y transportados rumbo a la nueva sede de esta instalación, en la vecina localidad de Coslada. Desde centenares de cajas procedentes de intervenciones policiales a sillas y mesas, el mobiliario completo de un domicilio desahuciado, dos kioscos de periódicos retirados de la vía pública el Almacén de Villa llevaba tiempo convertido en un enorme trastero donde el Ayuntamiento, por mandato legal, debía tener depositados elementos tan inútiles como todo el material informático de una oficina, polvoriento y totalmente estropeado por el paso del tiempo, o los colchones decomisados a indigentes en la calle. Al vertedero De hecho, un enorme porcentaje de lo que allí se guarda termina sus días en el vertedero, tras meses o años de almacenamiento baldío. Los responsables municipales del área de Hacienda, que dirige el concejal Juan Bravo, decidieron a poco de llegar al Ayuntamiento que era preciso realizar una limpieza a fondo del lugar, eliminando del mismo todo aquello que pudiera, legalmente, dejar de ser custodiado. Contaban casos realmente sorprendentes, como el de un contenedor de obras que, con todos los escombros dentro, permanecía en el Almacén desde hace años por haber sido considerado posible prueba en un proceso judicial. Allí permanecía, a la espera de que la Justicia lo reclamara o permitiera su destrucción. El Almacén concentra enormes cantidades de enseres llegados de deshaucios, acciones judiciales o de la vía pública Éxito de pujas en la subasta de objetos perdidos Más de 3.500 pujas se han producido durante los tres días que ha permanecido activa la subasta de artículos procedentes de la Oficina de Objetos Perdidos del Ayuntamiento madrileño. En las web www. salaretiro. com e www. ebay. es se han ofrecido esta semana cientos de enseres encontrados entre los años 1924 y 1970, antes de que se abriera esta Oficina local donde se depositan aquellos enseres que alguien encuentra en la calle, medios de transporte o espacios públicos. Por la subasta en la red han pasado, esta semana, 170.000 personas. La pieza más cara ha sido una pulsera de platino y diamantes, que salió a un precio de 1.500 euros y ha alcanzado un valor de 14.600. Los 111 lotes de productos que salieron a subasta han tenido pujas. Algunos de ellos tenían precios de salida de un sólo euro. En algunos casos, se trataba de pendientes sueltos, relojes de mayor o menor valor, anillos- -algunos, con iniciales y fechas grabadas en su interior- y hasta alguna condecoración. El paso del tiempo En el Almacén, perfectamente clasificados y ordenados aunque cubiertos de una espesa capa de polvo, soportaban el paso del tiempo todo tipo de enseres. El personal al cargo realiza su labor en duras condiciones: las salas, abiertas, son muy frías en invierno; de ahí que estos operarios cobrasen un plus de penosidad. El Almacén de Villa se está trasladando estos días, con el objeto de dejar libre el antiguo mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, un enorme espacio enmarcado dentro de la operación del Matadero, de donde han salido ya, o lo harán en breve, el resto de colectivos que lo ocupaban: los sindicatos municipales, algunas instalaciones del Samur y la Oficina de Objetos Perdidos. Una moto, una máquina de escribir, una escalera se guarda de todo durante años A Coslada En muy pocos días, el Almacén se habrá ido incluso fuera del término municipal de Madrid: el destino de todos los trastos que almacenaba y de los que a partir de ahora se retiren de la vía pública o lleguen por vía judicial- -de desahucios, embargos, etcétera- serán unas grandes naves alquiladas en la vecina localidad madrileña de Coslada. Aunque antes de llegar allí, y aprovechando la mudanza, se procederá a una limpieza a fondo del material acumulado, lo que incluye la eliminación de todo aquello sobre lo que no exista obligación legal de mantenimiento. Pequeños tesoros Y eso que, a la hora de repasar los elementos de este Almacén, sus responsables han podido encontrar algunos pequeños tesoros. Por ejemplo, un reloj de Losada, la misma casa que construyó el de la Puerta del Sol, con maquinaria vista y tres esferas, valorado según los cálculos municipales en un millón de euros.