Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 3 2006 Internacional 31 AFP único que he recibido de nuestros dirigentes son presiones para impedir el desarrollo de mis tareas. En dos ocasiones mi labor ha sido censurada de forma oficial, primero cuando fui pionera en la defensa de los derechos de los ni- ños y ahora, a causa del apoyo a los presos políticos. En el trabajo del día a día también nos complican la vida porque niegan los permisos de trabajo a muchas personas que quieren empezar a trabajar sobre los derechos humanos. ¿Cuántos presos políticos hay en las cárceles? -Nadie lo sabe porque no hay cifras oficiales, pero voy a seguir luchando por ellos. Es una batalla totalmente legal que merece la pena. Pero el tema de las cifras en este país, ya se sabe... -Y en el tema de los menores, ¿sigue siendo la venta de niñas a países árabes una práctica común? -Tenemos registradas algunas denuncias de tráfico de niñas, pero no es el principal problema. En estos momentos el abuso debido a la explotación infantil es el fenómeno que más nos preocupa y sobre el que estamos recibiendo más quejas. -Siempre ha sido una defensora de la igualdad de sexos, ¿dónde celebró el pasado 8 de marzo? -Estaba de gira en Francia y lo celebré impartiendo una conferencia sobre el tema. -En Teherán la concentración de los grupos feministas acabó disuelta a palos por la policía, ¿qué hace falta para que en este país se pueda celebrar un Día Internacional de la Mujer en paz? -Para eso es imprescindible un cambio en las leyes de este país, que son profundamente machistas y humillantes para nosotras. Aquí el hombre, aliado con el fundamentalismo religioso, impone su ley. No sólo está el tema de la vestimenta, hay aspectos como el derecho que tienen de poseer cuatro esposas que hay que borrar de la legislación si queremos vivir en una democracia de verdad. ¿Cuánto puede tardar? -Soy optimista porque cada vez las mujeres están mejor educadas. Más del 65 por ciento de nuestros estudiantes son mujeres y eso significa que estamos mejor preparadas que los hombres. Los cambios llegarán pronto. ¿Se presentaría como candidata a la presidencia ese día en el que las leyes lo permitieran? -No quiero dedicarme a la política, mi sitio está con los desfavorecidos y prefiero mantenerme al margen. Tengo suficiente con mis ONG. -Cuando recibió el galardón le enviaron amenazas anónimas, ¿sigue recibiendo este tipo de mensajes? -Hoy mismo me ha llegado una carta amenazándome de muerte. No es fácil trabajar aquí porque una no está sola y también teme por su familia. -Su labor es más reconocida en el extranjero que en su propio país, ¿ha pensado en el exilio? -Soy iraní y tengo que quedarme aquí. Sin la conexión con mi país, mi labor no tiene ningún significado. Nunca se me ha pasado por la cabeza abandonar Irán. Hay mucho trabajo por hacer. -El próximo lunes se celebra el Año Nuevo persa y es costumbre formular un deseo, ¿cuál es el suyo? -Me gustaría que gobiernos como el nuestro recortaran los gastos en proyectos bélicos y temas nucleares y dedicaran el dinero a potenciar los sistemas educativos. La paz y la calma no vendrán nada mal al desarrollo democrático de Irán.