Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 18 3 2006 11 Batasuna desafía al juez y convoca otra nueva marcha en el País Vasco, para el próximo 1 de abril Detenidos cerca de 300 rumanos que integraban una red de crimen organizado en once provincias Grande- Marlaska duda de la neumonía de Otegi y exige una analítica completa El juez cita también a Joseba Álvarez por los actos violentos de la huelga b Comienza la cuenta atrás para que Barrena y Usabiaga depositen los 300.000 euros de fianza impuestos por el magistrado, y el primero dice que pagarán NATI VILLANUEVA MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska ordenó ayer al portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, que se someta a una analítica completa, después de haber comprobado que el tratamiento que recibe (un antimicrobiano del grupo de las quinolonas) no se corresponde con el tipo de neumonía (típica) que supuestamente padece. Esta afección respiratoria es la que ha obligado a retrasar su declaración ante el juez, inicialmente prevista para el pasado lunes, por el más de un centenar de actos violentos que se produjeron el jueves de la semana pasada en el País Vasco y Navarra como consecuencia de la jornada de huelga convocada por la formación ilegalizada. dad y vigilancia en torno a su persona parecen ocultarse sospechas fundadas de que el batasuno intentará eludir la acción de la Justicia. En este sentido, no puede obviarse que el juez dictó prisión incondicional contra dos de los cinco imputados por los actos derivados de esa huelga general (Juan María Olano y Juan José Petrikorena) por el hecho de haber llamado al paro desde un puesto principal en la coalición ilegalizada, y que tanto los autos de prisión de estos dos batasunos como los relativos a las situaciones personales de los otros tres (Usabiaga, Barrena y Zulueta) están plagados de referencias al papel que desempeñó Otegi en los llamamientos a la huelga. A los cinco imputados por los 114 hechos criminales -como los define el juez en los últimos autos notificados- -que se produjeron como consecuencia de aquella convocatoria, hay que sumar ahora al ex parlamentario de EH Joseba Álvarez, a quien Grande- Marlaska ha citado para el próximo miércoles, según anunció ayer el coportavoz de Batasuna Joseba Permach, en rueda de prensa. Por otra parte, tanto el dirigente abertzale Pernando Barrena como el secretario general de LAB, Rafael Díez Usabiaga, están realizando las gestiones necesarias para hacer frente a las fianzas (200.000 y 100.000 euros, respectivamente) que el juez les impuso el jueves por considerarlos organizadores de los actos violentos registrados durante la huelga general. Ambos deberán depositar esas cantidades en el Juzgado antes del próximo jueves, que es cuando se cumple el plazo que les ha dado el magistrado. Así lo recordó ayer Barrena, que dice que pagarán y a quien Grande- Marlaska considera inductor de aquellos hechos criminales (incluidas las tres bombas de ETA) y le imputa por integración en organización terrorista. Usabiaga, sin embargo, está imputado por colaboración. Extremar la vigilancia En el auto en el que libra un oficio al Instituto Vasco de Medicina Legal para que practique esas nuevas pruebas a Otegi (cuyos resultados tienen que estar en el juzgado antes de las diez de la mañana del día 21) el magistrado vuelve a citar al batasuno para el próximo viernes, ya que para entonces existen expectativas razonables de su mejoría Grande- Marlaska reitera, en su resolución de ayer, la necesidad de que Otegi esté permanentemente vigilado, e incluso ordena que las pruebas médicas a las que el portavoz de Batasuna se tiene que someter se lleven a cabo en franjas ajustadas en aras del dispositivo de seguridad y siempre contando con la colaboración de la Ertzaintza Bajo este apercibimiento de que se extremen las medidas de seguriTELEPRESS La Policía detiene en el País Vasco a dos colaboradores de ETA La Policía Nacional detuvo ayer en San Sebastián (Guipúzcoa) y Baracaldo (Vizcaya) a dos presuntos etarras reclamados por la Audiencia Nacional. Se trata de Aitor Soto Blanco y Endika Abad Sanpedro. Ambos tienen antecedentes de colaboración con la banda terrorista. Soto fue condenado en julio del año pasado a cinco meses de prisión y una multa de 1.080 euros por su relación con el comando Donosti de ETA. Está acusado de conspiración para el asesinato y colaboración con banda armada. Este individuo transmitió a los liberados del Donosti Unai e Iñaki Bilbao, información sobre policías y concejales de San Sebastián. Estuvo en prisión provisional tres años (desde que fue detenido en 2002) En julio pasado recurrió la sentencia ante el Supremo y mientras se resolvía el recurso estaba en libertad provisional. El alto tribunal confirmó la condena, por lo que ingresará en prisión para cumplir otros dos años. Por su parte, Abad Sanpedro fue condenado (también en julio de 2005) a ocho años de prisión por incendiar un concesionario de coches en Baracaldo (Vizcaya) localidad en la que ha sido detenido.