Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid VIERNES 17 3 2006 ABC Desde las primeras radios de galena hasta los transistores, pasando por las gramolas, los fonógrafos, los primeros receptores portátiles... La historia de la radiodifusión ha legado piezas de colección que hoy se reúnen en una sugerente muestra Los tatarabuelos del mp 3 TEXTO: MABEL AMADO MADRID. De madera, baquelita o, algo más modernas, construidas en plástico, las radios antiguas ocupan un lugar destacado en las vitrinas de los coleccionistas. Y no es para menos. Su desarrollo es un fiel testimonio de la historia del mundo y ha ido parejo a las nuevas tecnologías. Sin embargo, como en muchos aspectos de la vida, las necesidades de la sociedad de cada época marcaron su estética y, también, impusieron sus limitaciones. Ahora, el centro comercial Gran Vía de Hortaleza ofrece una singular panorámica de los primeros cincuenta años de la radio. Años en los que predominaron los partes de guerra o, posteriormente, las radionovelas y los seriales. Sin olvidar aquellos mágicos programas como Avecrem llama a su puerta Operación Plus Ultra El gran musical Ustedes son formidables Matilde, Perico y Periquín Parte de este melancólico repaso por la radiodifusión- -y en concreto a través de los receptores- -puede admirarse hasta el 8 de abril en esta exposición. Bajo el título Historias de la radio la muestra reúne un total de cincuenta aparatos que realizan un recorrido desde las primeras radios de galena de los años veinte hasta la década de los cincuenta y sesenta, pasando por las radios a válvulas, a baterías y los más modernos transistores. Modelo Clamophon de 1932 Modelo alemán de los años treinta Popular receptor de los años treinta Popular radio Mende alemana de 1930 ra de los años veinte y treinta, un reloj despertador inglés de 1954, el espectacular modelo alemán VE 301 W- -poseía sólo una parte de la onda media- el famoso Talismán 308 U checoslovaco- -el más apreciado en los países del Este en los cuarenta y cincuenta- Además de singulares anuncios en prensa que recuerdan cómo se extendió su uso entre la población, un somero repaso por la evolución de la radio desde los años veinte al siglo XXI y un apartado especial que hace referencia a la clandestina Radio España Independiente. ¿Quién dijo que la radio era aburrida? Los populares pulgarcitos En este periplo por la evolución del receptor de radio hay décadas decisivas, como los años veinte, los dorados treinta, los cuarenta y los cincuenta. Desde las primeras piezas- -que recuerdan más un aparato de física experimental que un auxiliar doméstico- -hasta los primeros transistores, -los famosos pulgarcitos esta muestra reúne singulares e históricos elementos. Es el caso de un fonógrafo americano de 1897, varias radios alemanas de 1938, gramolas de finales del XIX- -los tatarabuelos del mp 3- un telégrafo inglés de 1928, altavoces de baquelita o made- Qué: Exposición Historias de la radio Dónde: En el Centro Comercial Gran Vía de Hortaleza (Gran Vía de Hortaleza, s n) Cuándo: Desde el 13 de marzo al 8 de abril. De lunes a domingo, de 10.00 a 22.00. Cuánto: Exposición y aparcamiento gratuitos.