Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid VIERNES 17 3 2006 ABC SE DICE SE COMENTA LAMENTABLE IU Delincuente ambiental; analfabeta ambiental; aristócrata terrateniente reconvertida... todas estas descalificaciones dedicó ayer la diputada de Izquierda Unida en la Asamblea Margarita Ferré a la presidenta de la Comunidad en el Pleno, a quien preguntó si conocía una tala de árboles en Alcalá de Henares. La diputada, bastante exaltada por lo que llamó arboricidio se negó a retirar sus improperios, pese a la reiterada petición de la presidenta del Parlamento regional. Lamentable ejemplo de lo que no debe ser un debate. MADRID AL DÍA PARLAMENTO VIVO El debate que casi todas las semanas mantienen el consejero de Educación, Luis Peral, y el portavoz del PSOE en esta área, Adolfo Navarro, es de lo mejorcito que se puede encontrar uno en la Asamblea de Madrid. Parlamento puro y duro, donde lo cortés no quita lo valiente. Peral y Navarro son dos veteranos políticos que se conocen perfectamente, sus puntos débiles y los fuertes, y que no dudan en lanzarse inteligentes pullas, entre el regocijo de propios y extraños. Las comparaciones, cómo no, pueden resultar odiosas. A VOTAR MANUEL DE LA FUENTE LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Alonso Zamora Vicente Ha fallecido, a los 90 años de edad, el muy ilustre y excelentísimo don Alonso Zamora Vicente. Trabajé con él desde niño (13 años) en muchísimas publicaciones propias y de la Real Academia y desde que fue nombrado Secretario de la misma (desde diciembre de 1971 hasta 1989, año en que renunció al cargo) también le imprimí muchísimos anejos (todos durante su cargo) y también a su esposa, María Josefa Canellada, entre ellos El bable de Cabrales Al margen de la Academia, nunca olvidaré la consideración que tuvo conmigo como impresor y amigo de la docta casa, donde bajo sus órdenes y calidad humana, colaboré intensamente. CHEMA BARROSO Separadores del carril- bus. El pasado mes de febrero tuve un accidente en el Paseo del Prado: un vehículo se incorporó a mi carril sin mirar y mi coche se quedó anclado en el separador del carril- bus, un verdadero muro que destrozó los bajos de mi vehículo y del que me he dado cuenta que es ineficiente. Luis Garrido Fue catedrático de Filología Románica, académico de honor de muchas universidades españolas (Extremadura, Galicia, Barcelona, Asturias, entre otras) y muchísimas más extranjeras (Argentina, Colombia, Chile, Salvador, Honduras, Portugal, México, Perú, Suecia, etc. Con ellos y con don Rafael Lapesa y esposa, doña Pilar Lago, tuve mucha relación, casi diaria, en la Real y Noble Villa de El Escorial, durante muchos veranos (20 o más años) por vivir los dos matrimonios junto al mío. Yo también paso de los 83 años y, por este motivo, he conocido y tratado a gran parte de los académicos antiguos y modernos, pero lamentablemente son, al día de hoy, muchos los que han fallecido y que, como don Alonso, son irrepetibles. Descanse en paz mi querido y eminente don Alonso, como ya lo hice con muchísimos más tan magníficos y estupendos académicos de la docta casa. ¡Qué triste! Silverio Aguirre Campano DIMES Y DIRETES ESCOLARIZACIÓN EN MADRID U porque, únicamente, pretenden n año más nos disponeextender una mancha de sospemos a afrontar el procecha sobre una realidad educatiso, a veces angustioso, va querida y apreciada por cienen el que miles de familias bustos de miles de ciudadanos, cocan acomodo escolar para sus mo son los colegios concertados. hijos, no sin antes atravesar En este sentido, resuenan todamúltiples y variadas vicisituvía los ecos de las informaciones des. EMILIO oficiales, según las cuales dos de Estas circunstancias dificulDÍAZ MUÑOZ cada tres solicitudes de escolaritosas son aprovechadas por las zación formuladas por los ciudaorganizaciones supuestamente danos madrileños se dirigían a los cendefensoras de la escuela pública para tros privados concertados. Sin duda, un emprenderla a estacazos contra la esdato para la reflexión. cuela concertada. Sin ir más lejos, hace Convendría que estas organizaciones un par de días, algunos sindicatos y orasumieran que el problema de la escueganizaciones de padres denunciaban, la pública no es la concertada; que estos como siempre sin datos ni fundamencolegios ahorran dinero a los contributos, una pretendida actuación frauduyentes, proporcionan pluralidad y calilenta de estos centros concertados, sedad al sistema educativo y permiten el leccionando alumnos, cobrando a las fadesarrollo de libertades ciudadanas; milias o impidiendo la escolarización que se están equivocando con una polítide población inmigrante. ca agresiva contra una parte del sisteUna vez más, faltan gravemente a la ma educativo. verdad. No es casual que no proporcio ¿Saben los denunciantes que las cantinen datos. Es que no pueden hacerlo dades económicas percibidas por los centros concertados están sometidas al triple control de los consejos escolares, de la Administración educativa y de la Intervención de Hacienda? ¿Existe este mismo control en los centros públicos? ¿Saben que la normativa y el sistema de admisión de alumnos es idéntico en la escuela pública y en la concertada? ¿Por qué se omite que el 76 por ciento de los hijos de inmigrantes nacidos en Madrid acuden a la escuela concertada? Sinceramente, los políticos y sus adláteres sociales debieran respetar las realidades manifiestamente queridas por los ciudadanos. La escuela pública y concertada están juntas para superar las dificultades de diverso orden que concurren en nuestra educación. Pero manifestaciones como las recientemente emitidas por algunos políticos y sindicalistas dificultan enormemente la labor de llegar a una educación en la que prime el sosiego y la firme voluntad de formar y ayudar a nuestros niños y jóvenes; todo ello en un clima de libertades públicas e individuales. Secretario General Adjunto de FERE- CECA y EyG Madrid n habiendo votos de por medio hasta las mejores intenciones pueden desprender un aroma de oportunismo, de apuntarse tantos incluso antes de que empiece la partida de las urnas. Sin embargo, tampoco se puede dudar de lo oportuno de las propuestas de Esperanza Aguirre manifestadas en estas mismas páginas en el día de ayer, con las que viene a sugerir que 400.000 inmigrantes pueden (y deben) votar en las municipales. La idea de la presidenta regional no es nueva. También la oposición ha insistido en la cuestión. Pero desde su posición institucional no está mal, pero que nada mal, que Aguirre se ponga a la cabeza de una reivindicación hoy por hoy totalmente natural. Basta madrugar un poco para observar a toda esta gente llegada de tan lejos irse a los tajos al alba, e incluso, antes del alba. Trabajan como bestias, con todo el respeto y hablando en plata y sin eufemismos, y en industrias y ocupaciones que hace tiempo la mayoría de los españoles despreciamos. En el barrio dicen que no se integran y, lo que es peor, según algunos vecinos parece que no tienen el menor interés. Trabajando doce horas al día, me parece a mí que lo de la integración es pelín difícil. Supongo que preferirán llegar a su casa, estrechar a los suyos, o como mucho bajarse al locutorio para charlar con sus familias a miles de kilómetros de distancia. Pero aquí trabajan, aquí viven y aquí se pelean sus lentejas, y por eso tienen todo su derecho a elegir quién los gobierne y les administre parte de sus días y parte de su vida. Y metidos en harinas municipales, hay que recordar que la mayoría de estos miles y miles de inmigrantes residen en barrios deprimidos. Por eso, aunque se hable de oportunismo (política y oportunismo son sinónimos) Esperanza Aguirre hace bien en ponerse en la primera fila de la manifestación y en el centro de la foto. Al final, los inmigrantes harán como todos los demás, votar lo que les dé la gana. Y hasta es posible que no sea el partido de la presidenta el que prefieran. Pero ella ha estado en su sitio. El nuevo Plan de Integración es otro paso hacia el futuro. Mejorable, no mejorable, como todo. Pero es otro paso. Así se hace camino. Aunque no falten las curvas. E