Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17 3 2006 Internacional 29 Blair será investigado por su partido por recibir donaciones secretas El primer ministro niega que fueran una forma de pago para obtener títulos de lord EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Tony Blair ha utilizado una estratagema para recibir millonarias donaciones, supuestamente para su campaña electoral, sin tener que declararlas. Su agente para recoger fondos convencía a los donantes de que el dinero fuera entregado como préstamo, a cuyo reintegro renunciarían más adelante o se declararía fallido, por lo que al tratarse de una operación comercial y no de una donación, quedaban en el deseado secreto. En el Reino Unido deben declararse las donaciones por encima de los 7.500 euros. Blair reconoció ayer sin ruborizarse haber practicado este procedimiento e indicó que se trata de algo extendido entre todos los partidos. Menos confortable se mostró ante la reacción de su propio partido, cuyo tesorero, Jack Dromey, asegura desconocer la recepción del dinero y ha anunciado una investigación para saber dónde se han guardado las cantidades y qué finalidad se les ha dado. Según Dromey, Downing Street no respeta suficientemente el partido con una práctica de recogida de fondos que, sin ser ilegal, constituye algo impropio reforma, Harriet Harman, renunció ayer a esa tarea ya que está casada con Jack Dromey, que promueve la investigación de Blair. Tony Blair, primer ministro británico, acosado por un oscuro asunto financiero AFP Proteger a los donantes El primer ministro centró su empeño en desvincular los pagos de la promoción de sus donantes al título de lord. La comisión oficial que estudia las propuestas para la Cámara de los Lores ha paralizado la designación de tres millonarios al saberse que protagonizan algunos de esos préstamos. Blair admitió conocer que los tres afectados habían entregado importantes cantidades- -entre 1,5 y casi 5 millones de euros cada uno- -antes de proponerles para un puesto en los Lores, pero negó que fuera un premio a su generosidad. Insistió en que la propuesta atendía a sus cualidades personales e indicó que sería una injusticia no promover a alguien por el hecho de que ha apoyado financieramente al partido. El asunto ha provocado gran polémica en el Reino Unido, donde Blair llegó al poder con un mensaje de transparencia y la denuncia de los conservadores por entregar títulos nobiliarios u honoríficos a cambio de donaciones. Blair se declaró dispuesto a cambiar la normativa para que el primer ministro no intervenga en las nominaciones para títulos como el de caballero del Imperio Británico, que lleva aparejado el sir pero reclamó el derecho a intervenir en la nominación para lores hasta que se complete la reforma de la Cámara de los Lores en un órgano elegido democráticamente. Precisamente, la secretaria de Estado ocupada de conseguir parte de esa