Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 17 3 2006 Nacional EL FUTURO DEL PARTIDO POPULAR 15 Yo aceptaría ir con Rajoy en su lista al Congreso ¿En esa colaboración que usted presta a Rajoy se incluye ser su segundo en la lista al Congreso, si revalida su título de alcalde? -Estaré en el partido con todo aquello que no sea incompatible con el cumplimiento del compromiso con Madrid. -El número dos de la lista de Rajoy no lo es... -No es cuestión de números. Pero si me pregunta que si yo aceptaría un proyecto político compatible con esas obligaciones, la respuesta es sí. -O sea, será alcalde y diputado... -Indudablemente ser candidato al Congreso no sólo no es incompatible con la Alcaldía, sino que ilustres predecesores míos como Tierno y Barranco, han sido diputados simultáneamente al ejercicio de su responsabilidad de alcalde y han llevado la voz de Madrid al Congreso. El alcalde de Madrid toma notas durante la entrevista de ABC en su despacho de la Plaza de la Villa nes de 2000, tampoco, y yo estaba en Génova ambas noches; en la de las elecciones de 2004, sí salí en la foto. Ese día, pude hacer lo mismo que en 1996 y 2000: dejar que apareciesen ante los medios de comunicación aquellos que desde la máxima responsabilidad del partido protagonizaban, en ese caso, la derrota. Sin embargo, esa foto que ABC reprodujo el martes la busqué yo. ¿Y si el resultado del 14- M hubiese sido la victoria? -No me habría puesto en la foto. ¿Sigue en la línea de salida para La Moncloa? Hablo de una bala en la recámara, por si fuera necesaria... -En la línea de salida y en la de llegada está Mariano Rajoy. Y estoy absolutamente convencido de que Rajoy es de todos nosotros la persona que puede ganar las elecciones. No hay camino ni convergente ni paralelo. Mi puesto está detrás, ayudándole. ¿Por qué se lleva tan bien con Zapatero, es afinidad personal o lealtad institucional? Se lo digo porque Esperanza Aguirre no lo ve bien... -Creo en la lealtad institucional y creo que sí ha sido entendida, en contra de lo que usted dice. De alguna forma ha sido secundada por otras instituciones del PP, como no puede ser de otra forma. Madrid es la capital de España: no podemos ser desleales con el Gobierno que los españoles han elegido, aunque no haya afinidad política. ¿Son ustedes pedagógicos al transmitir su oposición al Estatuto? -Desde luego el Estatuo catalán no es un buen proyecto para los madrileños, andaluces, valencianos, vascos o gallegos, pero a quien más perjudica el proyecto no es a ellos, es a los ciudadanos catalanes, y por eso nosotros, cuando hacemos un discuso político de oposión al Estatuto, lo que hacemos es defender los intereses de los ciudadanos catalanes. Al final nuestra obligacion no es solamente convencer al resto de españoles, sino a los catalanes, de que ese proyecto no es bueno para ellos. ¿Haría suya una ley de matrimonios gays como la de Zapatero? -Yo habría hecho una ley regulando las uniones de hecho, estableciendo los mismos derechos para las personas del mismo sexo que se acogiesen a esa ley que para los ciudadanos que contraen matrimonio, en términos de derechos económicos. Y no habría identificado esa unión con el concepto de matrimonio, que tiene un valor jurídico y social distinto al que puede regular esa ley. -El Gobierno del PP no lo hizo... -No, y con toda sinceridad creo que debimos hacerlo cuando estábamos gobernando. Así habríamos fortalecido nuestro discurso, cosa que ya hicimos en algunas Comunidades, con una ley de uniones de personas del mismo sexo. ¿Sobrevivirá políticamente a los parquímetros? -Yo aquí no vine a dejar las cosas como están, sino a intentar resolver problemas que los madrileños creíamos desde hace décadas que no tenían solución. Era un discurso tópico decir que el tráfico no tiene solución en Madrid. No me resigno a terminar de ser alcalde de Madrid habiendo hecho mío el secular discurso de que el tráfico no tiene arreglo en nuestra ciudad. Quizá no lo consiga. En ese caso, reconoceré mi incapacidad para hacerlo. Pero no quiero dejar de intentarlo.