Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 JUEVES 16 3 2006 ABC Deportes El Madrid insistirá con Benítez y el Liverpool le ofrece renovar Ayer, el club inglés presentó al técnico una ampliación de su contrato ENRIQUE ORTEGO MADRID. Inaccesible al desaliento, Fernando Martín está dispuesto a poner freno al disparate en que se ha convertido la contratación de un nuevo entrenador y a ficharlo inmediatamente. A pesar de que el lunes adelantó en ABC que en un plazo de quince días quería tener un técnico y un director deportivo nuevos que dibujasen la plantilla del nuevo proyecto, después de las últimas gestiones realizadas y tal como está el mercado, con todos los candidatos que interesan ocupados y en plena competición, su intención es cambiar de estrategia e ir más despacio, aunque los plazos establecidos se alarguen. Henry es el objetivo número uno MADRID. Aunque el fichaje del entrenador sea la gran obsesión de Fernando Martín, no desatiende el frente de los refuerzos y un hombre acapara en estos momentos su máxima atención: Thierry Henry. Desde hace años el internacional francés es objetivo del Real Madrid. Si Florentino Pérez lo intentó fichar en dos ocasiones y realizó una tercera gestión no hace más de un mes, Fernando Martín lleva años reconociendo a sus íntimos que el jugador que más le encandila es el delantero del Arsenal. Ahora que es presidente va a intentar ficharle. Sabe perfectamente que Henry no ha contestado al Arsenal- -que le ha hecho una oferta de cinco años a razón de 7,5 millones de euros limpios por temporada- -y también sabe que el Barcelona podría tener un compromiso verbal con él y que lleva un par de años muy cerca de su entorno. A pesar de todo, lo va a intentar, o mejor dicho, lo está intentando. Considera que no hay otro como él para poner en pie el Bernabéu. Ramón Martínez hizo la gestión ABC adelantó ayer que el Real Madrid se había puesto en contacto con Rafa Benítez y éste había rechazado la oferta porque se consideraba comprometido con el Liverpool, tanto por los tres años de contrato que le quedan como, moralmente, por el extraordinario comportamiento que el club está teniendo hacia su persona. Es más, fue Ramón Martínez, adjunto al director general, quien realizó la gestión después del partido del Real Madrid en Londres el miércoles pasado. Todo absolutamente cierto. Tanto como que la siguiente negociación que se iba a poner en marcha era con Carlo Ancelotti. El Real Madrid tenía noticias desde hace semanas de que el Milán podía dar el visto bueno a la salida del técnico- -aunque tenga un año más de contrato- -y el interesado estaría dispuesto a aterrizar en el banquillo del Bernabéu. Todo esto sin descartar la opción de Fabio Capello, que sigue en la cabeza del nuevo presidente, pero un poco marginada por la cantidad de problemas que plantea su contratación, primero por las exigencias del propio técnico y luego por la postura del Juventus, que no está dispuesto a dejarle marchar. El capítulo de hoy de este culebrón sin fin tiene el mismo protagonista: Rafa Benítez. A pesar de la primera negativa, continúa siendo el hombre. El candidato número uno. El club blanco está decidido a replantear el asunto si es posible, aunque Fernando Martín es consciente de la dificultad. Más aún en estos momentos si cabe, porque ayer por la mañana el Liverpool citó en Anfield al representante del técnico, Manuel García Quilón, para conocer si la oferta del Madrid existía y para hacerle saber que el club estaba dispuesto a ampliar el contrato y la ficha al entrenador. Vamos, un cheque en blanco para que Benítez no se mueva de allí. El agente regresó ayer mismo a Madrid sin dar ninguna respuesta concreta, pero hizo saber al club de Anfield que la idea de su representado es continuar y respetar el contrato en vigor, aunque será estudiada la ampliación presentada. La oferta del Liverpool tenía sonido de ultimátum. No le gusta que se juegue con el entrenador que le devolvió a la elite con la Champions de Estambul y quiere zanjar el asunto en horas o días. Es más, ayer algunos medios ingleses aseguraron que Benítez había ampliado su contrato una temporada más. El Real Madrid se replanteará en breve la cuestión. La idea es hablar directamente con el Liverpool para saber si liberaría al técnico y no hacer ninguna gestión más a sus espaldas. En el caso de que tanto el club como Benítez se mantengan en su postura actual, girará su timón y se centrará en las otras gestiones que están en marcha, aunque aparcadas. Pero ya sin la urgencia que en un principio el presidente pensaba que era necesaria y obligatoria para satisfacer la ilusión del aficionado madridista. Benítez sigue siendo el hombre blanco EL SER SUPERIOR ES BUTRAGUEÑO ENRIQUE ORTEGO El club blanco medita dirigirse directamente al club campeón de Europa para saber si estaría dispuesto a dejarle marchar a no queda ninguna duda, el ser superior no era Florentino Pérez. El ser superior era, es y será Emilio Butragueño. ¿Recuerdan que un día al referirse a su presidente dijo que era un ser superior? Pues ya lo ven, el ser superior está en su casa después de reconocer públicamente que no era capaz de enderezar la parcela deportiva del club y el responsable directo de este área sigue ahí, en su puesto, tapado, callado y encantado de haberse conocido. Es más, el lunes el nuevo presidente, en un momento de sinceridad y en un arranque para complacer a la desilusionada afición madridista, anunció que en quince días tendría un Y nuevo entrenador y también un director deportivo que reorganizara la estructura futbolística del club, es decir, un recambio para el actual, Emilio Butragueño... Pues 72 horas después parece que ha superado el trance y de momento va a continuar al menos hasta junio. Y que nadie tenga ninguna duda de que si después tiene que hacer un regate, pararse en seco ante el rival de turno, como hacía en sus tiempos de jugador, y driblar el obstáculo, lo hará y seguirá en el cargo o muy cerca. Es un ser superior o un superviviente nato, que más o menos es lo mismo. El Real Madrid lleva tres años sin ganar un título y su máximo responsable deportivo continúa en el cargo. Se marchó su predecesor, Jorge Valdano, porque no le interesaba continuar en unas condiciones en las que a veces se sentía ninguneado. Se acaba de ir hasta el presidente que le nombró. Se fue en Navidades su se- gundo Arrigo Sacchi, porque no le dejaban trabajar como él estaba acostumbrado. Y dentro de poco habrá más bajas en su entorno... Pero él no dimite. Ha amenazado varias veces, anunciando a diestro y siniestro a sus íntimos que no se sentía valorado, que no contaban con él... pero al final nunca ha dado el paso. Bien es verdad que Florentino le pidió al dimitir que ayudara a Fernando Martín y que éste se tiene que apoyar en él por el cargo que ostenta. Pero a la hora de la verdad tiene poca voz y escaso voto. Sus gestiones, por ejemplo, para incorporar a Míchel y a Fernando Hierro a la dinámica del club no fructificaron. Más tarde recomendó a Benito Floro y ahora poco más o menos le ha dejado tirado apostando por Ramón Martínez. ¿Por cierto, por qué siempre se pone de su lado? Desde luego se arrima a un árbol que sabe de fútbol y conoce el mercado. Debe ser por eso.