Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN PLENO DEL CONGRESO JUEVES 16 3 2006 ABC Rajoy acusa a Zapatero de liquidar la igualdad de derechos de los españoles El jefe del Ejecutivo responde que incluir el término nación en el Estatuto es impecable de la oposición exige al Gabinete socialista que retire los preceptos controvertidos del Estatuto porque son una bomba de relojería para el futuro J. L. LORENTE MADRID. El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, se enzarzaron ayer en un duro enfrentamiento a cuenta del Estatuto catalán. Durante la sesión de control al Gobierno del Congreso, Rajoy arremetió contra Zapatero por liquidar- -dijo- -la igualdad de derechos y deberes de los españoles mientras el líder del PSOE acusó al presidente del PP de agarrarse a cualquier cosa para descalificar al Gabinete socialista. Rajoy quería que el presidente del Gobierno explicase a la Cámara si la afirmación del preámbulo del nuevo texto estatutario sobre la nación catalana la aseveración del título preliminar sobre el origen de los poderes de la Generalitat y la existencia de un título de derechos y deberes distintos entre los españoles afectan a la idea de España como nación de ciudadanos libres e iguales que ostentan la soberanía nacional. Zapatero quiso dejar claro que tanto el preámbulo como el artículo 1 del nuevo Estatuto resultan plenab El líder mente adecuados a lo que es la Constitución, a lo que ha sido la interpretación razonable del término nacionalidad y a lo que supone, por supuesto, la afirmación de todos aquellos pronunciamientos básicos que la Carta Magna ha establecido Dicho esto, el presidente del Gobierno siguió al pie de la letra la estrategia de los socialistas de equiparar la reforma catalana con el nuevo Estatuto valenciano. Por cierto, he de señalarle- -le dijo Zapatero a Rajoy- -que el Estatuto de Cataluña como el de la Comunidad Valenciana, afortunadamente para los ciudadanos de una y otra autonomía, incorpora derechos para establecer compromisos y obligaciones a los poderes públicos en el ámbito de sus competencias, dentro del marco general de los derechos fundamentales básicos y libertades públicas que la Constitución establece para todos los españoles. Bienvenidos sean esos nuevos derechos para los catalanes y valencianos, porque es una señal de progreso y bienestar Las diputadas de PSOE e IU abandonaron el hemiciclo cuando intervenía Zaplana En su turno de réplica, Rajoy echó en cara a Zapatero la interpretación que hace el líder de CiU, Artur Mas, de que se han dado los primeros paso para la construcción nacional de Cataluña. Usted no ha dicho nada de eso y su partido calló en la Comisión Constitucional. Yo les pregunté y volvieron a callarse. Es verdad que algunos se pusieron colorados saber qué estamos aprobando A continuación, Rajoy reprochó a Zapatero su relativismo que- -en opinión del presidente de los populares- -es tremendamente peligroso cuando se trata de asuntos tan importantes como el del Estatuto catalán. En ese momento, Rajoy pidió al jefe del Ejecutivo que retire los preceptos controvertidos del texto, porque son una bomba de relojería para el futuro. No puede haber dos naciones en una ni dos soberanías en una. Eso es, lisa y llanamente, ridículo y lo entiende cualquier persona Además, el líder de la oposición acusó a los socialistas de cometer un fraude, porque, como quieren quedar bien con todo el mundo, aprueban artí- Zapatero reprocha a los dirigentes del PP que se agarren a cualquier cosa para descalificar la labor de su Gobierno El relativismo de Zapatero En este punto, el líder de la oposición exigió al jefe del Ejecutivo que aclarase a la Cámara si comparte la opinión de Mas. Yo creo que él no engaña a nadie. Si usted está de acuerdo, sería gravísimo y si no lo está, me gustaría MADRID. Los socialistas han dado el visto bueno en la Comisión Constitucional del Congreso a que Cataluña tenga el título de nación; bandera, himno y fiesta nacionales, sistema judicial aparte, que el catalán sea la lengua única en la enseñanza... y así hasta colmar casi el programa máximo del nacionalismo catalán. Se diseña un nuevo modelo confederal en el que desaparece prácticamente la Administración central del Estado salvo cuando es consorciada con la Generalitat. Excepto en el aeropuerto de El Prat. El Gobierno se ha atrincherado en ese punto y amenaza con convertirlo en su particular fuerte de El Álamo Rinde el Estado pero resiste en el último puesto para demostrar una firmeza que ahora no entienden ni sus socios. Si los socialistas aguantan las amenazas de CiU hasta el final habrá estatuto, por supuesto, y hasta es posible que ganen la escaramuza que han planteado. Pero, entonces, como decía ano- El PSOE rinde a la Generalitat la Administración general pero se atrinchera en el aeropuerto: su director puede ser la máxima autoridad del Estado en Cataluña ajena a la Generalitat El Álamo socialista ÁNGEL COLLADO che con sorna un miembro de la Comisión Constitucional, se dará el caso de que el más destacado representante del Estado en Cataluña con alguna independencia sobre las autoridades antes autonómicas y luego nacionales catalanas, al margen del delegado del Gobierno, si es que sigue, sea el director del aeropuerto. Por lo demás, la apisonadora de socialistas y nacionalistas contra las enmiendas del Partido Popular al proyec- to, sigue imparable en las votaciones y en los discursos. Interviene el portavoz del Grupo Popular y le replica una docena de diputados de los otros partidos con descalificaciones personales incluidas. Lo de menos son los argumentos o las citas de autoridad. Ayer fue la jornada de Gabriel Cisneros, único ponente de la Constitución en activo, que recurrió a los compromisos de los debates constitucionales de 1978 y tuvo que recordar a los presentes que la expresión nacionalidad histórica no está en nuestra ley de leyes y acabó por lamentar la ausencia de Miguel Roca, que hacía compatible el catalanismo con el sentido del Estado y una generosidad que, a juicio del hoy vicepresidente del Congreso, no aparece en las filas del nacionalismo catalán. El portavoz de ERC, Joan Ridao, indiferente a la voz de la experiencia, acusó a Cisneros, padre al fin y al cabo del Estado de las Autonomías nacido de la Constitución, de defender el unitarismo Pero todavía recibió más ataques, en este caso personales, el diputado catalán del PP Jorge Moragas. Para ERC, sus andanzas en Cuba en defensa de los disidentes eran ridículas El dirigente del Grupo Popular aprovechó la acusación para replicar que estaba encantado con ayudar a la oposición al castrismo y con que quedara evidencia de las simpatías de ERC por el dictador.