Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 3 2006 Deportes 103 El primer Masters Series de la temporada, como ya ocurrió con el primer Grand Slam alerta sobre la inestable salud- -descontado Nadal- -del tenis masculino español La Armada deja de ser invencible TEXTO DOMINGO PÉREZ EFE peso en los cambios de dirección... -Monta una máquina mucho más poderosa ¿Cómo ha vivido el cambio de peso, poderío u medidas? -He ido mejorando con el pilotaje, pero físicamente es una máquina muy exigente y tendré que ir poniéndome en forma poco a poco, porque no puedo cambiar mi físico de un día para otro. En lo que se refiere al pilotaje he mejorado un poco con el accionamiento del embrague, pero me cuesta girar, cambiar los pesos, colocar bien la moto, controlar el derrapaje... Noto que cuanto más gastados están, más desgasta físicamente, porque haces más fuerza encima de la Honda. ¿Le hacen una moto a medida? -A medida no, pero el equipo está haciendo algunas modificaciones en las fibras del depósito y el colín para que me adapte mejor a la moto y pueda pilotarla más cómodo. También han hecho algunas pequeños retoques en los estribos, palancas, semimanillares y manetas, todo ello buscando siempre mejorar mi comodidad, para poder pilotar así más relajado. ¿Está comenzando a disfrutar ya sobre su moto? -Todavía no, porque en general no me gustan demasiado los entrenamientos de pretemporada. Es un trabajo pesado, hay que estar mucho tiempo parado, luego das unas vueltas, regresas al box, otra vez a esperar, volver a salir... Disfrutaré más cuando comiencen las carreras, porque el ritmo de la competición es diferente. No me siento el referente de los debutantes Desde el mes de octubre de 2005 siente la coacción externa de tener que competir con Rossi. Hay argumentos: es el único piloto que ha osado conquistar tres cetros universales en la era de Valentino. Pedrosa se quita esa presión. Es cierto que he ganado tres títulos, pero ninguno de MotoGP. Creo que en esta categoría hay muy buenos pilotos, rápidos y experimentados, pero nuestros objetivos nos los marcaremos nosotros, nadie nos los marcará. No me importa lo que espere el resto, no vamos a cometer ese error Le guste o no, los campeonatos ganados le han convertido en el líder de la nueva hornada que sube a la categoría madre. Pero él desea vestirme despacio porque tengo prisa y rechaza esa condición: No me siento referente de los debutantes en MotoGP ni de nada. Tan sólo creo que soy uno de los pilotos jóvenes que ha llegado este año a la cilindrada reina y que intentará hacerlo lo mejor posible para Honda, el equipo de toda mi vida, desde mis inicios, y estoy muy orgulloso de ello MADRID. Indian Wells, el primer Masters Series del año, es el resumen del renqueante inicio de la temporada. Ayer en tercera ronda cayeron Robredo- -Blake, 6- 2 y 7- 5- -Verdasco- -Roddick, 6- 3 y 6- 4- -y Ferrero, -Schrichapan, 6- 2 y 6- 2- Antes se despidieron Ferrer y Moyá, en segunda, y Beto Martín y Feliciano en primera. Todos ellos, por cierto, entre los 60 mejores del mundo. Pero lo ocurrido en el desierto californiano no es más que el reflejo de lo que ya pasó en Australia, en el primer Grand Slam del año. Allí ninguno superó los octavos, ronda a la que llegaron Ferrer y Robredo. Los demás cayeron pronto: Moyá en primera; Verdasco en segunda; Ferrero y Feliciano en tercera... Este comienzo de la temporada se ha salvado con el título de Moyá en Buenos Aires (tierra batida) y su final en Chennai. Fuera de eso sólo se ha producido otro resultado interesante con la final de Beto Martín en Costa da Sauipe (tierra) Dejando al margen claro está a Rafael Nadal que, a la espera de lo que haga en Indian Wells- -jugó ayer bien entrada la madrugada contra Mardy Fish- -y pese a perderse todo el comienzo de la temporada por su lesión en el pie, ya ha firmado unas semifinales en Marsella y el título, derrotando a Federer, de Dubai. Las conclusiones resultan alarmantes. Sin Nadal, la Armada ha naufragado. Tampoco es nada nuevo. El año pasado por estas fechas ya ocurrió. Descontando sus títulos (Brasil y Acapulco) y su final en Miami (Federer) sólo quedó la alegría del éxito de Moyá en Chennai. Y es que la teórica gran salud de la Armada no es tan maravillosa como se asegura. La primera prueba es que España lleva dos temporadas seguidas cayendo en la primera eliminatoria de la Copa Davis ante Eslovaquia y Bielorrusia. Su prestigio se basa ahora mismo más en la regularidad que en grandes resultados. Cortos de grandes gestas Así, el segundo jugador español en el ránking, Ferrer (11 del planeta) sólo atesora un éxito en su palmarés (Bucarest, 2002) y parece que le cuesta superar el desastre que protagonizó en Minsk en la Davis. El ex número uno Ferrero (16 del mundo actualmente) no gana un torneo desde el MS de Madrid 2003 (undécimo de su historial) y desde entonces sólo ha jugado tres finales: Rotterdam 2004 y Barcelona y Viena 2005. Robredo (19) por su parte, sólo posee dos títulos en su carrera (Sopot en 2001 y Barcelona 2004) y ha disputado tres finales (Casablanca 2001, Stuttgart 2003 y Estoril 2005) Poco bagaje para un aspirante al top 10 Total, que las únicas alegrías al margen de Nadal llegan de un Moyá (30 en la clasificación) a unos meses de la treintena, semirretirado y que se toma el tenis con tranquilidad. Con Verdasco (34) y López (39) incapaces de despegar y Costa (160) y Corretja (747) desaparecidos ¿hay o no motivos para inquietarse? Ferrero, en su partido contra Schrichapan en Indian Wells AFP