Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 MIÉRCOLES 15 3 2006 ABC Economía Solbes deja el liberalismo energético y cierra filas con el resto del Gobierno contra la opa de E. ON Los países controlan las empresas por mayorías públicas o por regulación asegura Montilla b El ministro italiano de Finanzas, Giulio Tremonti, dice que Europa no sobrevivirá un año si el nacionalismo y el proteccionismo se convierten en tema electoral MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El ministro de Economía, Pedro Solbes, modificó ayer su posición respecto a la polémica generada tras la opa de E. ON sobre Endesa. Si hasta el momento se había mantenido en un discreto segundo plano de defensa de la libre circulación de capitales en la Unión Europea, ayer se desmarcó en Bruselas con un apoyo firme al sector energético español, ya que al ser éste estratégico requiere una especial protección Este cambio de posición le sitúa en la órbita del discurso del resto de los miembros del Gobierno que han terciado en la polémica con argumentos de carácter proteccionista. Sin embargo, el vicepresidente económico del Gobierno también tuvo ocasión para señalar que, a pesar de lo anterior, España es favorable a la presencia de empresas extranjeras en nuestro país, y hay numerosos ejemplos recientes en el sector de las telecomunicaciones y de transporte por carretera En todo caso, según Solbes, abrir el sector energético a la competencia sin una armonización previa en esta materia de toda la Unión Europea crea más problemas de los que resuelve, por lo que sería necesario hacer un análisis del mercado energético para evitar que se penalice a los países que más liberalizan el sector El ministro añadió que España es uno de los países con menos empresas públicas y se ha convertido en un ejemplo excelente de apertura al mercado exterior. En esta misma línea, el ministro de Industria, José Montilla, que asistió ayer en Bruselas a un consejo de ministros de Energía extraordinario, aseguró que el sector energético no debe analizarse sólo desde una óptica de mercado y competencia, porque se parte de una situación de falta de armonización, de reciprocidad y de asimetría En el caso de España el titular de Industria volvió a insistir ayer en la singularidad y elevadísima dependencia energética española y advirtió de que la prioridad de España es el abastecimeinto del mercado doméstico Al mismo tiempo, añadió que en la actualidad se parte de una situación en la que la mayoría de los países, bien a través de mayorías públicas o por el desarrollo de medidas regulatorias, mantienen un control de sus empresas El ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrueck, escucha las explicaciones de Pedro Solbes, ayer, en Bruselas Por otra parte, y en relación con la opa de E. ON sobre Endesa, el Gobierno alemán pidió ayer a la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, que revise con el máximo detalle la conducta que ha tenido el Gobierno español en la puja por Endesa. propone reforzar el mercado interior de la energía para reducir la dependencia energética de la UE. En todo caso, los ministros pasaron la pelota a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que se reunirán la AP Cumbre energética Polémicas proteccionistas al margen, los ministros de Energía de la UE dieron ayer su apoyo en líneas generales, aunque con objeciones, al Libro Verde que ha realizado la Comisión Europea sobre este sector, y que, en síntesis, La UE ha calificado de peligroso el regreso a este patriotismo económico de los Estados próxima semana en el Cumbre de Primavera, y serán quienes tendrán que dar el impulso político al Libro Verde. En este contexto, las ofensivas de E. ON sobre Endesa y Enel sobre Suez, abortadas supuestamente por el Gobierno francés al promover la fusión con Gaz de France, y que han despertado los patriotismos económicos de algunos Estados, entre ellos Francia y España, han hecho que el tema energético pase a ser uno de los puntos fuertes de la cumbre. La situación ha llegado a tal punto que ayer el ministro italiano de Finanzas, Giulio Tremonti, aseguró Enel busca crecer en España a toda costa y aspira como poco a activos sobrantes de la opa sobre Endesa A. L. D. MADRID. El consejero delegado de la italiana Enel, Fluvio Monti, se hizo notar ayer en su visita a Madrid y tuvo varios encuentros con representantes del Gobierno y de empresas eléctricas españolas, como ayer avanzó ABC. Entre ellos, se entrevistó con representantes del Ministerio de Medio Ambiente para analizar sus nuevos proyectos de centrales de ciclo combinado en nuestro país. Enel, que ya ha anunciado que dispone de una caja de 40.000 millones de euros para abordar operaciones, está interesada, sobre todo en lanzar una oferta sobre la francesa Suez, que el Gobierno galo quiere impedir a toda costa, para lo que está promoviendo una fusión de esta eléctrica con la pública de gas GDF. Pero Enel también aspira a crecer en España, donde tiene una pequeña cuota de mercado a través de su filial cántabra Viesgo. Le interesan mucho, además, algunos activos de los que Gas Natural tendría que desprenderse si ganara su opa sobre Endesa, aunque la gasista de La Caixa tenga firmado con Iberdrola un contrato de compra de este excedente valorado por encima de 8.000 millones de euros, al que también aspiran otros grupos como Fenosa. Pero la italiana tampoco descartaría otras vías de crecimiento en España mediante acuerdos con la segunda o la tercera eléctricas: Iberdrola y Fenosa. El problema de una operación de estas características para la compañía que dirige Monti es que tendría que plantearse de forma amistosa, ya que Enel sigue siendo pública en un 30 de su capital, por lo que el Gobierno español podría bloquear cualquier operación hostil sencillamente aplicando el famoso decreto Rato No se descarta tampoco que Enel se esté ofreciendo como nuevo caballero blanco a los actuales contendientes de la opa.