Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 15 3 2006 ABC El funeral de Milosevic amenaza con complicar la inestable situación política en Serbia Los tribunales abren las puertas del país a la viuda, anulando la orden de busca y captura del ex dictador afirman que el Ayuntamiento de Belgrado sólo les autoriza cavar la sepultura en lugares donde yo no enterraría ni siquiera a mi gato ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL BELGRADO. El Gobierno serbio no quería un funeral de Estado para Slobodan Milosevic, pero probablemente tendrá un problema de Estado si no encuentra una solución que complazca a todas las partes. Entre amenazas de crisis política, ayer se esperaba que el cuerpo del ex dictador fallecido pueda ser trasladado hoy mismo desde Holanda para que sea enterrado en Belgrado, aunque ninguna posibilidad se había descartado, excepto la amenaza del Partido Socialista que insiste en que dejará caer al Gobierno si no se permite que los seguidores del preso de Svreninge puedan celebrar un entierro decente La señal más evidente de que se abrían las puertas al traslado del cadáver a su país natal la dio el tribunal de Belgrado, al anular como gesto excepcional la orden internacional de busca y captura de Mirjana Markovic, la viuda de Milosevic, a la que se acusa de abuso de poder en los trámites de concesión de un apartamento público. Con esta decisión se daba satisfacción, al menos en parte, a las aspiraciones de la familia, cuyo portavoz, Marko Milosevic, había dicho al llegar a Holanda, ayer por la mañana, que preferían llevar los restos de su padre a Rusia si su madre no podía entrar en Serbia sin peligro de ser detenida. Dusan Jelicic, presidente de las Juventudes del Partido Socialista, aseguró ayer que a falta de lo que pueda determinar la familia, lo tienen todo preparado para celebrar el viernes o el sábado los funerales en Belgrado. Todo menos el lugar donde va a estar la tumba, un detalle del que- -asegura- -depende la estabilidad del actual Gobierno, pendiente de respaldo parlamentario de los socialistas. No vamos a jugar al ping- pong con el cadáver de Milosevic y si autorizar los funerales en Belgrado le parece peligroso al Gobierno, más le debe parecer la posibilidad de que le obliguemos a celebrar elecciones anticipadas Los diputados del partido de Milosevic han pedido que se pueda usar el Parlamento Federal como correspondería a un ex jefe del Estado, pero no tenemos mucha confianza en que se nos autorice Por si acaso tienen preb Los partidarios visto usar la propia sede del partido, que tiene un vestíbulo con grandes columnas que ahora está lleno con las colas de la gente que sigue viniendo a firmar los cuadernos de condolencias, y que haría las veces de capilla ardiente. Por ahora, aseguran que ya han pasado 200.000 personas por las sedes de todo el país, algo que usan como argumento para reclamar un tratamiento honorífico. El patriarca Pablo se pronuncia Hasta el patriarca ortodoxo de Serbia, Pablo, ha intervenido en la disputa apoyando las aspiraciones de la familia del fallecido, para gran satisfacción del Partido Socialista. Toda persona- -dice el patriarca en un telegrama- -tiene derecho a tener una sepultura y un funeral apropiados, especialmente quienes, como Milosevic, han marcado su tiempo y los acontecimientos en la vida no solamente de los serbios, sino también de otros pueblos El problema se complica, no tanto por la ya conocida enemistad entre el presidente y el jefe de Gobierno, sino porque ahora ha entrado en la disputa el Ayuntamiento de Belgrado. Todo lo que pedimos es un funeral y una tumba decentes. Y lo único que nos propone el Ayuntamiento son sitios donde yo no enterraría ni a mi propio ga- Marko Milosevic (a la derecha) a su llegada al Instituto Forense de Rijswijk to dice Jelicic. Los socialistas tampoco quieren ya un puesto en la alameda de los hombres ilustres del cementerio Nuevo de Belgrado, pero al menos quisieran que les permitiesen usar la zona reservada a los combatientes de la II Guerra Mundial. Sin embargo, el alcalde de Belgrado, Nenad Bogdanovic, EPA del Partido Demócrata, ha dado por buenas las palabras de Marko Milosevic y en el Ayuntamiento dan por hecho que su feroz enemigo político será enterrado en Moscú, y cualquiera de sus portavoces se negaba ayer siquiera a considerar la posibilidad de que el cuerpo sea traído a la capital. El Tribunal Penal Internacional da por concluido el proceso contra el ex presidente yugoslavo SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. En una breve audiencia iniciada un poco después de las nueve de la mañana de ayer, el Tribunal Penal Internacional oficialmente io por concluido el juicio contra Slobodan Milosevic. Su muerte pone fin a este proceso declaró el presidente de la Sala, el juez jamaicano Patrick Robinson, quien agregó que en breve se emitirá una orden a este efecto En la audiencia, que duró escasos minutos, junto a los tres miembros de la Sala de magistrados estuvieron también presentes la fiscal Carla del Ponte y el abogado que asistía a Milosevic en la defensa, Zdenko Tomanovic. Robinson manifestó su pesar porque su muerte haya privado a las partes interesadas de un veredicto Los tres magistrados expresaron tam- bién su lamento por el hecho de que las víctimas de las guerras en Croacia, Bosnia- Herzegovina y Kosovo se verán privadas de un veredicto contra Milosevic, procesado desde el 12 de febrero de 2002 por los cargos de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio. Si bien Milosevic nunca reconoció la legitimidad de este tribunal, el proceso se encontraba a unas 50 audiencias de su final, y a juzgar por las pruebas presentada por la Fiscalía, el ex presidente yugoslavo difícilmente hubiese podido eludir una condena a cadena perpetua, como exigió la fiscal. El último saludo En la edición de ayer de los dos mayores diarios serbios, Politika y Vecernje novosti, fueron publicadas dos es- quelas con el último saludo a Milosevic, firmado por 34 acusados de crímenes de guerra en la ex Yugoslavia, detenidos en la penitenciaría de Scheveningen (en las inmediaciones de La Haya) Muchos compartieron durante años patios y pasillos de la cárcel con Milosevic. En su mayoría son serbios de las dos riveras del Drina, pero hay también croatas y macedonios. Entre los firmantes se encuentran nombres legendarios por las atrocidades cometidas, como el líder radical Vojislav Seselj, quien desde hace mas de tres años espera el inicio del proceso; el ex vicepresidente de la República Srpska, Momcilo Krajisnik; los tres oficiales responsables de la matanza de los heridos croatas en el hospital de Vukovar, Veselin Sljivancanin, Mile Mrksic y Miroslav Radic. Otro firmante es el detenido general croata Ante Gotovina, acusado por su presunta responsabilidad en la matanza de 150 civiles serbios y la expulsión de otros 250.000 serbios de la Krajina croata en 1995. Al fin y al cabo, todos tienen el común denominador de declararse inocentes