Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MIÉRCOLES 15 3 2006 ABC España no enviará ni un soldado más a la misión de la OTAN en Afganistán b El ministro de Defensa admite Vázquez reconoce que el Gobierno ha hecho ofensas gratuitas al Vaticano Critica que la ley de homosexuales saliera al comenzar el nuevo pontificado Santa Sede asegura que hay mayor tensión del Ejecutivo con la Conferencia Episcopal española que con el Vaticano ABC MADRID. El nuevo embajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, afirmó ayer que sacar la ley de matrimonios homosexuales a los dos días de la toma de posesión del Papa fue una ofensa gratuita al Vaticano, no por el fondo de esta norma, sino por la forma, por el calendario de su aprobación. En declaraciones a El ruedo ibérico de Antena 3, el ex alcalde de La Coruña señaló que hay mayor tensión en las relaciones del Ejecutivo con la Conferencia Episcopal que con el Vaticano y añadió que su misión es fomentar el diálogo y el entendimiento y transmitir lo que el Gobierno entiende que hace a favor de la Iglesia Añadió que aspira a servir a España con total y absoluta dedicación y a intentar que haya un gran diálogo entre el Gobierno y la Santa Sede, una institución- -dijo- -que recoge a la mayoría de los españoles, que son católicos Vázquez aseguró que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, quiere hablar, llegar a acuerdos y rebajar cierta tensión que sería absurdo negarla, porque ha habido cardenales b El embajador ante la que podría haber un aumento de tropas, pero únicamente para dar seguridad a los militares y cooperantes que ya están en el país L. L. C. MADRID. España no desplegará ni un efectivo más para colaborar en la misión de estabilización en Afganistán (ISAF, en sus siglas en inglés) a pesar de la intención de la OTAN de extender la influencia de la operación de paz al sur y el este del país. Así lo avanzó ayer en el Congreso el ministro de Defensa, José Bono, que, no obstante, dejó la puerta abierta a un incremento de la presencia militar que se produciría únicamente por razones de seguridad de las tropas o los cooperantes que ya están en la zona, lo que- -dijo- -hoy es una posibilidad y no una probabilidad Bono, que subrayó que países como el Reino Unido, Canadá y Holanda han comprometido ya con la OTAN un aumento de su presencia armada (de 4.500, 2.000 y 1.200 soldados respectivamente) recordó que España ya realizó su propio esfuerzo al asumir el mando de la Base Avanzada de Herat y el Equipo de Reconstrucción Provincial de Qali- Naw. Donde, reiteró, podrían darse circunstancias que hicieran necesario mayor número de soldados que a fecha de hoy nadie le ha propuesto. Francisco Vázquez MIGUEL MUÑIZ Niega que Zapatero le haya pedido que tantee un posible papel mediador de la Iglesia en el País Vasco manifestándose en la calle reconoció. Además, declaró que el Ejecutivo no tiene ninguna hoja de ruta ni ninguna idea de acabar con la religiosidad y con la religión Indicó, por otra parte, que el Papa Benedicto XVI se reunirá con la Familia Real y con el presidente del Gobierno durante la visita que hará a España el próximo mes de julio. Estuve el otro día con el Rey, y el Rey quiere además estar con el Papa, y la Familia Real estará con el Papa y el presidente del Gobierno estará con el Papa en su momento aseguró. Vázquez no pudo precisar si tales reuniones se celebrarán en Valencia, donde el Papa asistirá al Encuentro Mundial de las Familias (EMF) que se celebrará los días 8 y 9 de julio, o si se desplazará a Madrid. No participo todavía en el comité organizador señaló, antes de insistir en que en su visita a España el Papa tendrá los encuentros propios de un jefe de Estado y propios de las relaciones institucionales Según explicó el dirigente socialista, Zapatero le ha dado instrucciones para que el viaje se organice como quiera el Papa y se den todas las facilidades, ya que este no es un Papa proclive a viajar El nuevo embajador ante la Santa Sede negó rotundamente que Zapatero le haya pedido que en su nuevo destino tantee la posibilidad de que la Iglesia pueda tener, ahora o en un futuro, un papel de intermediación para negociar con ETA. Dos mujeres víctimas de violencia de género, una periodista y la otra profesora, denuncian los fallos que todavía tiene el sistema judicial a la hora de protegerlas Hace 23 meses que salí del infierno TEXTO: CRUZ MORCILLO FOTO: DANIEL G. LÓPEZ Hace veintitrés meses que salí del infierno. Soy periodista y he tenido que renunciar a mi nombre y a mi vida. Mi maltratador, forense, fue asignado como perito a un juzgado de violencia de género Escondida tras un manto negro como si fuera una delincuente se presentó ayer Sofía (nombre supuesto) en el Club Siglo XXI para contar su historia y denunciar la ineficacia judicial y administrativa en su caso. Junto a ella, otra víctima a cara descubierta, Rosa Sansegundo, profesora de la Universidad Carlos III, que pasó catorce meses escondida en un centro con sus dos niñas. Perseguida, maltratada y amenazada de muerte- -como Sofía- -por su marido, paradójicamente profesor de Ética. Yo no soy gitana ni drogadicta pero mi vida ha sido igual de calamidad que la de miles de mujeres Sofía y Rosa, dos voces femeninas, dos dramas únicos y, como otros miles, desmienten los mitos sobre los maltratadores, aún vigentes. Ambas esperan un juicio y ambas arremetieron contra quienes las han victimizado doblemente. En la misma mesa y bajo el título Los jóvenes del siglo XXI y la violencia de género la juez Raimunda de Peñafort; la delegada especial del Gobierno contra la Violencia de Género, Encarnación Orozco; el consejero de Sofia, tapada con un burka con algunos participantes del coloquio del Club Siglo XXI Igualdad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, y Cristina Alberdi, presidenta del Consejo Asesor contra la Violencia de Género de la CAM, admitieron que la ley de violencia contra las mujeres ha puesto el dedo en la llaga del problema pero las relaciones hombre- mujer y los patrones socioculturales están muy a la zaga. Los datos así lo avalan: el 35 por ciento de las asesinadas el año pasado tenían entre 16 y 30 años, y 23.000 denunciantes tenían la misma edad. Mientras, Sofía sin nombre ni rostro espera un juicio de faltas y Rosa otra visita vigilada del padre a sus hijas, que no quieren verlo.