Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- M EL PARTIDO POPULAR MIÉRCOLES 15 3 2006 ABC Rajoy dice que da por resueltas sus dudas sobre la mochila clave del 11- M Se muestra satisfecho con los testimonios ofrecidos por policías y fiscales b Dirigentes del PP prefieren que El PSOE veta la comparecencia de Zapatero La Junta de Portavoces del Congreso rechazó ayer, con los votos del PSOE y sus socios parlamentarios, la comparecencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para que dé cuenta de los puntos oscuros y los escándalos que- -a juicio del PP- -rodean la investigación del 11- M. El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, consideró que la democracia no puede seguir con la herida abierta de los atentados de Madrid y se preguntó a quién daña la verdad En este contexto, Zaplana anunció que el PP no descarta pedir la reapertura de la comisión sobre los atentados, que se cerró hace un año. Rajoy no se implique en el debate sobre los atentados a pesar de que coinciden en señalar que existen dudas razonables sobre el caso M. L. G. F. C. H. BILBAO MADRID. Mariano Rajoy dio ayer por zanjada la polémica en torno a la ya famosa mochila del 11- M, la misma que ofreció pistas esenciales para desenredar la madeja de la autoría de los atentados. Después de decir el lunes que la investigación se podía anular de demostrarse que era una prueba falsa, bajó el tono de sus palabras al dar por aclaradas todas las dudas. Matizó, sin embargo, que no tenía nada que rectificar de lo dicho el lunes porque lo que reclamó es que se dijera la verdad y hoy lo han aclarado, que era de lo que se trataba Más interesado por hablar del Estatuto catalán y del inicio del principio del fin de ETA- -objetivo de su visita a Bilbao, en donde recogió firmas prorreferéndum y pronunció una conferencia en la Fundación para la Libertad- indicó que es falso que se dedique a sembrar dudas sobre la investigación de los atentados, de la que no volverá a hablar porque yo estoy a lo que digan los tribunales Rajoy, que hace días no tuvo inconveniente en admitir que el 11- M no forma parte de su discurso político, defendió que lo del lunes fue muy sorprendente y, de hecho, hoy se ha producido una aclaración Por dos veces afirmó el presidente del PP que sus palabras de anteayer no eran más que una obviedad y cualquier ciudadano así lo entiende, salvo aquellos que quieran actuar con mala fe al tiempo que anunció que lo único que tiene que decir es que esperará a lo que digan los tribunales En todo caso reclamó su derecho a hablar, a dar mi opinión y a pedir aclaración sobre un tema que es importante Rajoy ha pedido que se clarifiquen las dudas y que si eso resulta negativo podría poner en cuestión el proceso explicó. No faltan en el PP dirigentes que ven con cierto malestar la implicación del líder del partido en la controversia sobre el 11- M. Admitiendo que ésta es, y será, una cuestión recurrente, entienden que Rajoy debe quedar al margen de una polémica, que puede acabar arrastrándole. Desde la sede de la calle Génova justifican que el tema es de extrema gravedad y existen dudas razonables sobre la instrucción y la colaboración que el Gobierno haya podido prestar en la investigación del 11- M, pero otra cosa es que tú (en referencia a Rajoy) debas implicarte Hay quien habla de cosas raras en la investigación, pero el traslado político de ese debate es muy delicado y es necesario ser muy cautos También consideran que con no ser un tema ni mucho menos intrascendente desde un punto de vista político, el 11- M no nos va a dar nada y a los ciudadanos les puede acabar pareciendo algo manido En todo caso, se da por hecho un cierto reparto de papeles, por el cual corresponde a Zaplana y, también, a Ángel Acebes, correr con el desgaste y mantener el 11- M vivo, aunque no en primera línea del mensaje popular. Rajoy junto al ex líder del PSE Nicolás Redondo Terreros, actual presidente de la Fundación para la Libertad TELEPRESS Recogida de velas Es evidente que ayer hubo una cierta recogida de velas, salvo por el contrapunto que, como es habitual en el asunto del atentado de Atocha, puso el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana. También el presidente del PP en Andalucía, Javier Arenas, moduló el discurso al afirmar en declaraciones a Punto Radio que no tengo ningún motivo para dudar de la independencia de los jueces que ven el asunto del 11- M Es más, tras afirmar que asumió la derrota electoral y que lo que le ha marcado humanamente fueron los atentados, explicó que si quieren volver a ganar las elecciones hay que situarse con proyectos de futuro En todo caso, no dejó de justificar a su jefe de filas cuando entresacó de los titulares de prensa la literalidad de sus palabras. El líder del PP recoge firmas en Bilbao e insta a Zapatero a cerrar la burla que llaman proceso de paz M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Mariano Rajoy manifestó ayer en Bilbao que el Gobierno ha cometido dos errores muy graves en la primera mitad de la legislatura: la reforma del Estatuto catalán y el cambio de la política antiterrorista. Anunció que su partido pedirá que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el nuevo Estatuto catalán antes de que sea refrendado, y reclamó el cierre de esa burla que llaman proceso de paz Por la mañana, el presidente del PP recogió en la plaza Moyúa de la capi- tal vizcaína la firma número tres millones para instar al ejecutivo de Rodríguez Zapatero a someter a referéndum el Estatuto catalán y, por la tarde, habló de la necesidad de volver a combatir a ETA con todos los instrumentos del Estado de derecho en la tribuna de la Fundación para la Libertad. Presentado por Nicolás Redondo, el que fuera secretario general del PSE, Mariano Rajoy consideró que socialistas y populares deberían volver a encontrarse en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. Recordó el presidente del PP el consenso que hubo hasta hace dos años entre su partido y el PSOE en la aplicación de una política antiterrorista que dejó a ETA acorralada, expulsada de las instituciones democráticas, declarada ilegal en todo el mundo, con las cuentas en rojo y todo el aparato de apoyo desguazado El Partido Socialista apoyaba esta manera de actuar, aplaudía porque acorralábamos a ETA y nos ayudaba para despojar a Batasuna de la legalidad democrática dijo Rajoy. En su opinión, nunca ha tenido ETA menos capacidad para hacer daño y devolverle las fuerzas para que vuelva a hacerlo constituye una traición flagrante al interés público Rajoy considera que aquella política antiterrorista era la única fórmula que se ha demostrado eficaz en treinta años