Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 15 3 2006 11 Más de 300 inmigrantes llegan en ocho cayucos a Canarias procedentes de Mauritania Un juez ordena el ingreso en prisión de la madre de la niña de Barcelona que fue maltratada El embajador de EE. UU. confía en la Justicia y la Policía L. A. MADRID. El embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre, aseguró ayer que confía plenamente en la profesionalidad de la Justicia y de las Fuerzas de Seguridad españolas. Al ser preguntado en un almuerzo con periodistas sobre si albergaba dudas acerca de la investigación que se realiza en relación con los atentados del 11- M, Aguirre afirmó que durante el tiempo que lleva en España ha podido comprobar que hay una Justicia profesional y transparente y unas Fuerzas de Seguridad muy eficaces. El embajador subrayó que la colaboración con Estados Unidos a nivel policial y judicial en la lucha contra el terrorismo es muy estrecha y se desarrolla sin ningún tipo de problemas. En relación con ETA, Aguirre recordó que fue incluida en la lista de organizaciones terroristas a petición del anterior Gobierno y señaló que él no se inmiscuye en las actuaciones de las autoridades españolas para acabar con la violencia. Al menos uno de los abogados de la defensa se plantea pedir la nulidad del proceso tras la polémica de la Policía, sino también a los que en aquel momento ocupaban cargos de responsabilidad y participaron de forma decisiva en las investigaciones, que en sólo 48 horas, dieron resultados positivos. El sentir generalizado entre estas personas, según las fuentes consultadas por ABC, es que se están retorciendo los argumentos para tratar de demostrar no se sabe muy bien qué cosas Se hizo un gran trabajo, en medio de una gran presión, y así se ha reconocido en todos los foros internacionales concluyen esas fuentes. También los actuales jefes policiales defienden el trabajo de sus predecesores: No se les puede hacer ningún reproche. En esas circunstancias tan duras la investigación fue impecable La bolsa de Vallecas llevaba una bomba idéntica a la que los tedax explosionaron en El Pozo Los artefactos tenían el mismo peso, iguales clavos como metralla y un móvil para activarlos de la bolsa- bomba cuestionada era también igual que los hallados en la furgoneta de Alcalá de Henares y en el piso de los suicidas de Leganés BLANCA TORQUEMADA MADRID. La bolsa- bomba custodiada en la comisaría de Vallecas en la mañana del 11- M que es punto sustancial de la investigación judicial sobre los atentados, contenía, según fuentes policiales, un artefacto de idénticas características que el que los tedax explosionaron sobre el terreno en la estación de El Pozo, el mismo punto negro donde fue hallada en la mañana de los atentados. Las mismas fuentes explican que la bolsa- bomba sobre la que ahora se han sembrado dudas (a la que se ha venido llamando mochila- bomba) fue detectada a las 02,30 horas del día 12 en la Comisaría de Vallecas, y poco después se pudo comprobar que las características del artefacto explosivo se correspondían exactamente con las del que estalló en el andén de El Pozo. Las dos bombas contenían la misma cantidad de explosivo (diez kilos de dinamita goma 2 eco) estaban envueltas en una bolsa de plástico (de basura) y constaban de un teléfono móvil preparado para activar el detonador. Además (y esto se considera especialmente significativo) se utilizaron en ellas, como metralla, clavos de igual tipo y tamaño, tal y como los agentes pudieron comprobar tras la explosión controlada in situ de la otra bomba, por lo que las fuentes conb El detonador Respeto las resoluciones judiciales El Poder Judicial se ha volcado con Del Olmo y tanto la Audiencia Nacional como el CGPJ salieron ayer en defensa de la investigación llevada a cabo por el instructor del 11- M. En una conversación informal con periodistas, el presidente de la Audiencia, Carlos Dívar, pidió tranquilidad y respeto hacia el sumario más importante desde la Guerra Civil y el auto de procesamiento más importante de la historia de España Aseguró, además, que los jueces no están crispados y quien lo esté que se tome un Orfidal (un ansiolítico) Por su parte, la Comisión Permanente del Consejo pidió a los responsables políticos que respeten las resoluciones adoptadas en los procesos judiciales. Y lo hizo en un acuerdo adoptado con el apoyo de tres vocales del grupo minoritario y con la abstención de los vocales de la mayoría conservadora Enrique López y Carlos Ríos. Fuentes de la mayoría aclararon que apoyan el contenido del acuerdo, pero discrepan de la oportunidad política que supone respaldar a Del Olmo y no hacer lo mismo con Grande- Marlaska, quien recibe presiones desde que la semana pasada decidió citar a Otegi por la jornada de huelga convocada por Batasuna. cia los expertos después de haber analizado los tejidos de ambas bolsas es el color de los hilos de las costuras interiores, que el caso de la mochila- bomba es negro y en el de la comprada en Lavapiés, azul. Las diferencias mencionadas en el apartado anterior no excluyen que ambas muestras puedan tener el mismo origen, al coincidir la mayoría de las características estudiadas y a que en todos los procesos de fabricación suelen producirse pequeñas diferencias con las remesas, tanto en los procesos automatizados como en los manuales, dándose más probabilidades en estos últimos casos concluye el informe policial remitido al juez el 1 de abril de 2004, veinte días después del 11- M. La polémica de las mochilas no sólo ha sorprendido a los actuales responsables sultadas consideran que, si hubieran tenido un origen diferente, no existiría esa coincidencia, dado que es más frecuente utilizar tuercas o tornillos. También creen que el detonador eléctrico de la bomba de la comisaría de Vallecas afianza su autenticidad: es igual que los siete que se hallaron en la furgoneta kangoo de Alcalá de Henares y que los encontrados, también sin utilizar, entre los escombros del piso de los suicidas de Leganés. En estos medios policiales se considera imposible improvisar en el mismo día de los atentados una bomba de despiste tan parecida a las que causaron la matanza. Al mismo tiempo, responden a la pregunta lanzada estos días a la ceremonia de confusión mediática de por qué se explosionaron las otras dos bombas y ésta no al explicar que la actuación de los tedax tiende siempre a que no haya explosión, si es posible, y si se produce, a que tenga lugar de forma controlada, como ocurrió finalmente aquella vez. Con la bomba conservada en la que se halló el teléfono móvil que condujo a las primeras detenciones y que ahora es puntal del sumario judicial no se actuó del mismo modo porque fue retirada de la estación a primera hora, antes de que quedara establecido el cordón de seguridad en el que sólo se permite trabajar a los tedax en primera instancia y después a la Policía Científica y los bomberos. Existe constancia de que en los momentos iniciales de caos, a la vez que se evacuaba a los heridos, se retiraron enseres y objetos para evitar su sustracción o pérdida.