Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 3 2006 103 Televisión y radio Ocho famosos en busca de realizar la mejor pirueta sobre hielo, acompañados de campeones y profesionales del patinaje artístico, serán los protagonistas del nuevo concurso que prepara Gestmusic para TVE- 1, ¡Mira quién patina! El cine español gana presencia en TV, pero pierde espectadores ABC MADRID. Las cadenas de TV han aumentado en los últimos años la emisión de películas españolas, pero éstas pierden peso en las listas anuales de audiencias de programas más vistos, según el informe Panorama audiovisual 2005 elaborado por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA) El estudio, basado en datos de 2004, concluye que entre los 100 largometrajes más vistos sólo figuran cuatro españoles, frente a los de 13 de 2003 y 12 en 2002. Del centenar de cintas más seguidas por la audiencia, 80 fueron norteamericanas (11 más si se suman las coproducciones) cuatro menos que en 2003 y una menos que en 2002. Las cadenas en términos globales ofrecen una mayor oportunidad de ver cine producido en España, pero éste no logra que el público reaccione en la misma medida, puesto que las posiciones de privilegio que alcanza (su presencia entre las cien películas más vistas) son menores que el año anterior señalan los autores del informe. En 2004, las cadenas de cobertura nacional que emitieron más cine español fueron Canal y La 2 de TVE, y las que menos, Antena 3 y Telecinco (12 títulos y 3,4 Asimismo, el estudio refleja que los deportes, las series y los informativos fueron los géneros favoritos de los españoles, con 27, 20 y 13 programas, respectivamente, entre los 100 espacios más vistos del año. El piloto asturiano consiguió su novena victoria bajo la atenta mirada de 4,2 millones de espectadores AFP Fernando Alonso y Siete vidas dan a Telecinco su mejor audiencia del año Más de la mitad de los espectadores, pendientes del Gran Premio de Bahrein ABC MADRID. Los aficionados al automovilismo y los incondicionales de Fernando Alonso volvieron a demostrar su fidelidad al asturiano en el arranque del Mundial en Bahrein. Más de la mitad de los espectadores asistieron a la puesta en marcha del campeonato de 2006 de Fórmula 1. Concretamente, 4.223.000 espectadores, un 52,8 por ciento de la audiencia, presenciaron el duelo entre Alonso y Schumacher en Bahrein. Todos los grupos sociodemográficos estuvieron pendientes de la novena victoria del actual campeón del mundo. Seis de cada diez espectadores masculinos y más de la mitad de la audiencia de 13 a 64 años otorgaron a Telecinco su récord anual en la mañana y en el access sobremesa El del pasado domingo, fue el arranque de mundial más seguido de la historia. El Gran Premio de Australia, que abrió el pasado campeonato el 6 de marzo de 2005, se emitió en directo a las cuatro de la mañana, lo que marcó sus datos: una cota menor al millón de espectadores y un share disparado del 63,1 por ciento. En lo que se refiere a número de televidentes, el récord lo sigue ostentando el GP de Brasil, que convirtió a Alonso en el campeón del mundo y que fue seguido por 7.179.000 espectadores, un 55,7 por ciento de cuota. Pero esta no fue la única fortuna de la privada, que con la emisión en directo del episodio número 200 de Siete vidas redondeó la jornada al convertirse en líder absoluto con su récord anual: 24,8 por ciento de cuota de pantalla media. Tenemos que remontarnos al 5 de febrero para encontrar una victoria en la franja de máxima audiencia. La veterana comedia de situación sustentó ese triunfo con una edición especial, en directo y con público en el plató, que fue seguida por más de 5,5 millones de espectadores, un 29,4 por ciento de la audiencia. Con esta entrega, la ficción de Globomedia recuperó las cifras millonarias habituales en campañas anteriores con su emisión más vista de los últimos dos años. La cadena mejoró en 6,6 puntos su registro de hace siete días, con lo que recuperó la primera plaza en el reparto de audiencias de la última jornada de la semana. La Forta, la mayor perjudicada del triunfo de Telecinco, anotó mínimos en el day time y en el prime time Antena 3 descendió a la segunda plaza con un 18,4 por ciento de share mientras que TVE- 1 (16,6 por ciento) se situó como la tercera opción. Cuatro, con un 6,3 por ciento obtuvo su máximo para ese día y La 2 se conformó con un 5,4 por ciento. TVE suspende su telediario catalán y Mira quién baila por las protestas sindicales ABC MADRID. Televisión Española suspendió ayer la emisión de Informatiu Migdia que se emite en desconexión para Cataluña en TVE- 1 a las dos de la tarde, y el exitoso concurso musical Mira quién baila debido a las protestas sindicales contra el Plan de Saneamiento de RTVE. Los trabajadores, tras celebrar una asamblea en el vestíbulo del centro territorial de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) entraron en el plató del informativo antes del inicio de la emisión y colgaron una pancarta con el lema TVE Sí. También en catalán detrás del presentador. Paralelamente, a media tarde de ayer, un centenar de trabajadores del Ente repitieron las protestas sindicales. En esta ocasión, los empleados manifestaron su intención de portar pegatinas de protesta durante la emisión, en directo, del formato del concurso Mira quién baila programado para la noche de los lunes. Los trabajadores pidieron que los concursantes y el jurado se sumaran a esta ini- ciativa y que la presentadora del programa, Ane Igartiburu, explicase en antena el motivo de la protesta. A última hora de la noche, la Dirección de TVE les ofreció la posibilidad de que algunos asistentes al estudio lucieran las pegatinas reivindicativas ante determinados planos de cámara. La opción fue descartada por los sindicatos y la emisión en directo se sustituyó por una entrega ya ofrecida el pasado octubre. Según reza un comunicado remitido por RTVE, la Dirección del Ente decidió suspender las emisiones dadas las anómalas condiciones en que se iban a producir. Estimamos que la actuación de esos empleados es una auténtica coacción, una extorsión que no se puede consentir. Somos un servicio público que pertenece a los ciudadanos y no a los trabajadores