Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Economía MARTES 14 3 2006 ABC Gavito y Sánchez siguen en paradero desconocido El presidente de Andina, el español Julio Gavito, sigue en paradero desconocido hasta que se aclare su situación ante las autoridades bolivianas. En la misma situación se encuentra el gerente de la compañía filial de Repsol YPF, el argentino Pedro Sánchez. Otros dos directivos de Andina, el gerente de relaciones externas, Miguel Cirbián, y la directora jurídica, Selenita Céspedes, han sido también llamados a declarar por el supuesto caso de contrabando de petróleo. La petrolera española sigue negando las acusaciones y califica de desmedida la acción de la Justicia boliviana. La Justicia boliviana rechaza el recurso de Repsol y llama a declarar a dos directivos más La Fiscalía mantiene la orden de captura para los dos ejecutivos de Andina ABC SANTA CRUZ (BOLIVIA) Un tribunal de Bolivia rechazó ayer el recurso de habeas corpus presentado por Repsol YPF para anular las órdenes de detención dictadas contra sus dos principales ejecutivos en el país. La segunda sala civil de la Corte Superior de Santa Cruz declaró improcedente el recurso porque no están dete- nidos ni el presidente de Andina, filial boliviana de Repsol YPF, el español Julio Gavito, ni su director de operaciones, el argentino Pedro Sánchez, acusados de contrabando de petróleo. Los jueces Edgar Terrazas, Oswaldo Céspedes y Ramiro Claros rechazaron, por unanimidad, los argumentos de Andina e indicaron que los abogados defensores debieron presentar un am- paro constitucional o uno de nulidad contra el juez y los fiscales del caso, en vez del recurso de habeas corpus Entre tanto, la Fiscalía ha citado a declarar para hoy al gerente de relaciones externas de Andina, Miguel Cirbián, y a la directora jurídica, Selenita Céspedes, y tienen previstas más citaciones, informaron a Efe fuentes de la empresa. La filial de Repsol YPF había presentado el recurso el viernes pasado, después de que el jueves los tres fiscales del caso y una veintena de policías anti- disturbios irrumpieran en la sede de la petrolera en Santa Cruz para detener a Gavito y a Sánchez, a quienes no encontraron. Andina es investigada por una demanda interpuesta en febrero por la Aduana Nacional de Bolivia, que la acusó de venta irregular de crudo por valor de 7,7 millones de euros entre junio de 2004 y julio de 2005. A la sesión de ayer en la Corte Superior de Santa Cruz, que duró cerca de dos horas, asistieron los tres fiscales, Ángel Álvarez, Abel Cornejo y José Centenaro. El tribunal recalcó que un recurso de habeas corpus procede cuando una decisión judicial afecta a la libertad de los procesados, mientras que Gavito y Sánchez están libres. Repsol YPF aseguró, en un comunicado difundido el fin de semana, que ambos ejecutivos están en Santa Cruz, esperando que su situación se aclare, pero que desconoce su paradero exacto. Un abogado de la petrolera, Abel Montaño, anunció que va a presentar los amparos que sugirió el tribunal. Acción desmedida de la justicia Horas antes, Repsol YPF reiteró la inocencia de sus ejecutivos en un comunicado en el que calificó de desmedida la acción de la justicia boliviana y denunció una violación de normas elementales del debido proceso y de las garantías de defensa Según la nota, no se ha configurado el delito de contrabando pues no se ha omitido el pago de tributo alguno; es decir, no hay daño económico al Estado como lo demuestra el hecho de que la Aduana ha reconocido en su denuncia y posterior querella que no se adeudan tributos de ninguna índole. Todos los volúmenes exportados han sido autorizados por el órgano administrativo competente el Ministerio de Hidrocarburos boliviano, agrega. Repsol YPF considera absolutamente injustificable que se haya dado curso a una causa penal, cuando la propia denuncia y querella se refieren a una hipotética contravención que debe ser discutida en sede administrativa Respecto a la otra imputación contra Gavito y Sánchez, por una presunta falsificación de documento aduanero, aclara que no ha existido inserción falsa de información en los formularios presentados por la compañía.