Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 14 3 2006 Internacional 31 Blair retirará el 10 por ciento de los soldados británicos desplegados en Irak Los aliados analizarán un posible traspaso de la seguridad a Bagdad volverán a casa 800 soldados británicos con lo que el contingente militar de este país se reducirá a 7.000 personas, 3.000 menos que en 2003 EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El ministro de Defensa británico, John Reid, anunció ayer que el Reino Unido retirará el próximo mes de mayo 800 soldados de Irak, lo que constituye el 10 por ciento de su actual contingente. De esta forma, el total de tropas británicas se reducirá a un total de 7.000 personas, 3.000 menos de las que había en Irak en octubre de 2003. Londres precisó, de todos modos, que no se trata de la aplicación de ningún calendario sobre la retirada del país. Déjenme que les insista- -declaró Reid en una intervención ante la Cámara de los Comunes- -en que esto no forma parte de un traspaso de la responsabilidad en la seguridad Así, añadió que los 800 soldados que van a regresar al Reino Unido no proceden de las unidades que controlan el sur de Irak, territorio adjudicado a la supervisión británica, sino que han estado ocupados en la formación de las fuerzas militares iraquíes. Prueba de que no se trata propiamente del comienzo de una retirada, según Reid, es que la principal unidad británica que opera en Irak, la VII Brigada Acorazada, será susb En mayo LO DE MENOS ES IRÁN E tituida en mayo por otra, y que en los siguientes meses se producirán también otros reemplazos. En su intervención ante el Parlamento, el ministro de Defensa señaló que la anunciada marcha de 800 soldados es ahora posible dado que las fuerzas iraquíes, cuerpo al que se suman mensualmente 5.000 personas, alcanzan ya en la actualidad 235.000 miembros equipados y entrenados, con capacidad para asumir responsabilidades tácticas. El Ejército iraquí cuenta con 110 batallones, empleados en contrarrestar las operaciones de la insurgencia. De ellos, 59 tienen actúan de forma independiente, sin participar en acciones lideradas por tropas aliadas. Reid también anunció que en las próximas semanas, el Gobierno iraquí junto con las potencias aliadas de ocupación analizarán las condiciones de seguridad en las que se encuentran las distintas provincias para determinar si en algunas de ellas es posible traspasar el control de la seguridad. En las próximas semanas- -declaró- el comité conjunto para la transferencia de la responsabilidad en la seguridad comenzará la fase de evaluar si se dan las condiciones para comenzar el proceso de traspaso en algunas provincias Salida completa en 2008 Recientemente, el militar británico de mayor graduación en Irak, el teniente general Nick Houghton, comentó que la retirada podría completarse en 2008, si bien el Gobierno de Londres no se ha pronunciado sobre fechas e insiste en supeditar el ansiado abandono del país a la evolución de la situación. La decisión de la vuelta a casa del contingente anunciado no está vinculada al aumento de la violencia en Irak, ni tampoco constituye un falso mensaje a los grupos violentos que actúan en el país, según insistió Reid. Con ello, el ministro hacía frente a las acusaciones vertidas por el coronel retirado Tim Collins, quien había manifestado a la BBC que no es el momento de dar ninguna esperanza de alivio a aquellos que intentan comenzar una guerra civil en Irak La decisión del Gobierno británico ha sido bien recibida por los grupos de la oposición y de los activistas contrarios a la presencia militar en Irak, aunque éstos lamentan que la retirada no se haya comenzado a abordar hasta que se han producido más de cien bajas de soldados británicos desde el comienzo de la guerra. El ministro de Defensa, John Reid, precisó que no se trata de la aplicación de ningún calendario de retirada Grupos de estudiantes continúan desafiando a la Policía en las inmediaciones de la Sorbona JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Crece el movimiento estudiantil y sindical contra el Contrato primer empleo (CPE) Medio centenar de las 84 universidades nacionales están en huelga, bloqueadas o en crisis. Hay convocadas nuevas huelgas y manifestaciones, este martes, el jueves y el sábado. Dominique de Villepin insiste en su disposición a mejorar su proyecto. Estudiantes y sindicalistas piden la retirada pura y simple. Ayer, grupos de varias decenas o centenas de estudiantes continuaron desafiando y enfrentándose a las fuerzas del orden en los alrededores de la Sorbona, la más emblemática de las universidades nacionales. Y fueron evitados por la fuerza varios intentos de ocupación del Colegio de Francia, en el corazón nadoras de estudiantes han convocado numerosas huelgas para hoy. Los sindicatos se sumarán a la protesta, convocando una nueva jornada de protesta nacional, el jueves. El sábado han sido convocadas nuevas movilizaciones sindicales y estudiantiles. del Barrio Latino, una de las más venerables instituciones universitarias. Villepin y sus ministros intentan minimizar la amplitud del movimiento de contestación estudiantil, recortando las cifras de universidades ocupadas, bloqueadas o en huelga. Bruno Julliard, presidente de la Unión nacional de los estudiantes de Francia (UNEF, el más antiguo de los sindicatos estudiantiles) responde en términos muy duros: Cuanto más tarde en retirar todo su proyecto, más cara le costará políticamente la renuncia, fatal, para él Villepin dice contar con la solidaridad absoluta de Nicolas Sarkozy, ministro del Interior, y de todo su gobierno. Sin embargo, una gran mayoría de ministros evitan pronunciarse sobre el fondo de la crisis en curso, imprevisible. Las coordi- Nuevas críticas Las propuestas de mejora del CPE, presentadas el domingo por Dominique de Villepin, en términos muy enfáticos, solo han añadido nuevos motivos de crítica estudiantil. La UNEF y las diversas coordinadoras del movimiento afirman que el primer ministro tiene un comportamiento autista y anuncian una escalada, si el gobierno no retira su tímido y sin embargo muy polémico proyecto. Villepin anunció posibles diálogos con sindicatos y estudiantes. Hasta hoy, nadie negocia nada. El gobierno afirma desea poder aplicar su proyecto, que sindicatos y estudiantes consideran infumable La UNEF y todas las centrales sindicales han lanzado una ofensiva de fondo. n los años de la Guerra Fría un buen número de países comprendió que la generalización de arsenales nucleares suponía un gravísimo riesgo y decidió hacer de la necesidad virtud. Puesto que ya era tarde para evitar que unas pocas grandes potencias dispusieran de este armamento, las convirtió en garantes de un régimen general de no proliferación. Su condición de grandes potencias, junto con la disuasión propia de su capacidad nuclear, debía garantizar que el número de miembros del club atómico se mantuviera reducido. Durante algunas décadas el régimen funcionó y se logró convencer a determinados goFLORENTINO biernos de que debían PORTERO abandonar sus planes de dotarse de armamento nuclear. Sin embargo, tras el final de la Guerra Fría el régimen pareció incapaz de contener la tendencia a la proliferación. Las administraciones Clinton se enfrentraron a un conjunto de retos, con resultados desastrosos. Estados que se habían negado a firmar el Tratado de No Proliferación, como India y Pakistán, consumaron sus antiguas ambiciones y dieron a conocer sus programas nucleares a pesar de las amenazas y sanciones norteamericanas. Corea del Norte lo intentó, pero antes de que lo consiguiera se encontró ante una fuerte presión internacional capitaneada por Estados Unidos. Clinton creyó haber evitado lo peor con la firma de un Acuerdo Marco, por el que se garantizaba al régimen comunista energía y alimentos a cambio del abandono del programa. Sin embargo aquello sólo sirvió para que Corea del Norte ganara tiempo y años después reconoció sin rubor que había violado sus compromisos como signataria del Tratado y que ya disponía de armamento nuclear. Irán supone la gota que colma el vaso. Si no hemos podido incorporar a India y Pakistán al Tratado, evitando su acceso al club nuclear, y dos miembros como Corea del Norte e Irán se permiten violarlo sin que las grandes potencias impongan su autoridad podemos dar por muerto el régimen y por generalizada la posesión de armamento nuclear. En ese caso la seguridad dependerá de la disuasión nuclear y de la posesión de escudos de sistemas antimisiles. Si un estado o una alianza puede atacar y protegerse al mismo tiempo dispone de evidentes garantías, pero no de una seguridad total. La disuasión es un mecanismo racional, que no siempre funciona con gobiernos fanáticos. Tampoco resultará suficiente para impedir que esos gobiernos protejan y animen acciones terroristas. Para Irán, por ejemplo, el armamento nuclear servirá, sobre todo, para resguardarse de presiones internacionales y seguir alentando corrientes islamistas violentas, como las representadas por Hizbolá y Hamás. Lo de menos es Irán. Lo realmente grave es la crisis de un sistema de prevención de la proliferación que nos llevará a un mundo mucho más inseguro.