Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid LUNES 13 3 2006 ABC La Maternidad de la Mitad del Mundo La Maternidad La Mitad del Mundo, puesta en marcha con el esfuerzo tributario de los madrileños, fue el último escenario de la visita de ayer. Desde abril de 2000 ha atendido a 8.408 personas en una zona donde morían 144 niños al año, la mayoría, de desnutrición. Una de sus pacientes se llama María y tiene 20 años. Acudió a dar a luz junto a su otra hija, Zenaida, de dos años, aquejada de una infección maxilofaciar. Tras la cesárea- -tuvo un hijo, José Matías- le practicaron una ligadura de trompas. Durante los últimos 15 madre e hija han estado atendidas en el centro, un ejemplo sencillo de cómo han cambiado por aquí las cosas. Botella visitó ayer la Maternidad y charló con una mujer andina que ha estado ingresada 15 días, junto a sus hijos AYUNTAMIENTO Madrid financia sistemas de regadío para más de 9.000 indígenas de Ecuador La riqueza generada facilita el acceso a la Universidad de los campesinos CARLOS HIDALGO, ENVIADO ESPECIAL CAYAMBE (ECUADOR) En Cayambe, la azada llama a golpes al amanecer. Son las campesinas, como glosaba la tonada serratiana, las que provocan la añoranza del río y la harina. Porque, en este cantón de la provincia ecuatoriana de Pichincha, justo donde el mundo se parte en dos, el sudor resbala por frentes femeninas. De las 150 espaldas que se doblan cada jornada en esta zona indígena, 120 son de madres de familia. La sabiduría que sólo da la tierra, unida a las ayudas del Ayuntamiento de Madrid (que financia con 490.000 euros el 68 el proyecto de regadío en 26 comunidades indígenas, con 9.380 campesinos) Intermón Oxfam, el Instituto de Ecología y Desarrollo de las Comunidades Indígenas (Iedeca) y otros aportes, han propiciado un sistema de regadío que está permitiendo no sólo su abastecimiento, sino el comercio de productos naturales. Pero la cadena productiva no se rompe ahí. Se está dando un paso más desde que, en 2002, se inauguró la Universidad Politécnica Salesiana Cayambe, donde se imparten dos licenciaturas: Educación Bilingüe (quechua, idioma autóctono) e Ingeniería Agropecuaria. Son 117 alumnos (el 97 indígenas) Es esta segunda titulación la más importante para un pueblo que vive de sus manos. Es así cómo no se rompe la cadena productiva. Y es así cómo se está frenando el temido éxodo rural a la capital: Quito. De hecho, en Cayambe se ha triplicado la población en los últimos diez años, algo impensable hasta entonces. El sustrato para que todo llegue a buen puerto es un concepto de comunidad arraigado que provoca que se devuelva el 100 de los microcréditos. La concejal de Servicios a la Ciuda- danía, Ana Botella, visitó ayer la zonay conoció cómo se benefician más de 3.000 escolares del Programa Educativo, financiado en un 62 por el Ayuntamiento y desarrollado en 18 comunidades de Ayora y Olmedo El afán comunitario es del que surge también un proceso integral de regadío que supone un esfuerzo desde varios flancos de actuación. Primero, hubo que deshabitar de ganado el páramo de las montañas para que el pasto y la vegetación volvieran a ocupar su lugar en la cadena biológica. Acequias y fluentes Fue entonces cuando comenzaron a instalarse acequias de las que salen conducciones de agua que, gracias a la ley de la gravedad y a una maraña de conducciones a modo de afluentes riegan con el agua del deshielo unas 2.500 hectáreas (el precio de este proceso en cada una es de 500 dólares) Hay 80 sistemas de riego, algunos de 5 kilómetros de longitud. El fin educativo que se da a lo generado por este trabajo y por otros (ordeñan 8.000 litros de leche de vaca al día entre 172 personas, el 80 mujeres) es el más sobresaliente. Nada más hay que tener en cuenta que un año de Universidad aquí cuesta 800 dólares, y que el sueldo medio de una persona indígena es de 120 al mes. Cuando era niña, todo era difícil y desorganizado. Nos peleábamos por el agua. Ahora hacemos turnos de riegos en las comunas. Ya no como arroz de cebada con papitas, sino pollo, legumbres, frutas indica una vecina, Rosa Quimbia, quien también recuerda el enorme paso cualitativo que ha dado la mujer gracias a todo ello: Antes, mi papá me decía: Sólo a cocinar, y nada más Ahora, nosotras somos dirigentes y más libres, y mi papá no me controla tanto Los hombres realizan un papel esencial en esta cadena: cuidan del ganado y la plantan flores. No en vano, en Cayambe se produce el 25 de toda la exportación nacional de flores, una de la más importante del mundo. Esa es la razón por la que empresas holandesas y francesas cultiven en este país orquídeas y rosas.