Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 3 2006 33 Madrid Un joven polaco, herido muy grave tras ser cosido a puñaladas anoche en Centro La M- 30 tendrá nueve pasarelas de peatones en el Este, que empezarán a construirse a partir de junio Los paraísos fiscales de la región hacen perder al Ayuntamiento seis millones en impuesto de vehículos Flotas de empresa se fugan a otros municipios para tributar más barato b El Gobierno local ha interpuesto un recurso contencioso contra la Dirección General de Tráfico para que evite casos de picaresca en el pago de tributos SARA MEDIALDEA MADRID. Las islas Caimán, las Vírgenes, la isla de Jersey... son famosos paraísos fiscales. No hay que irse tan lejos: sin salir de la región madrileña se pueden encontrar lugares con ciertos parecidos desde el punto de vista tributario: son, por ejemplo, Robledo de Chavela, Moralzarzal o Colmenar de Arroyo, municipios donde el impuesto de circulación es tan bajo que cada habitante, incluidos los niños, tiene hasta 15 vehículos a su nombre. El secreto de este fenómeno no tiene naturaleza paranormal, sino económica: el impuesto de circulación de un vehículo de gama media, que en la capital puede costar en torno a 58 euros, en estas localidades ronda los 8,5 euros. ¿Por qué? El concejal de Hacienda, Juan Bravo, lo explica así: la ley permite una bonificación de carácter medioambiental a los vehículos que más cuidan el entorno y menos contaminan. Nuevas oficinas de atención al contribuyente Los pagos de impuestos municipales se hacen ahora en la Concejalía de Hacienda, que ha habilitado la planta baja de su edificio de Alcalá 45 como oficina de atención al contribuyente. En ella, existe un sistema de ventanillas múltiples- -en realidad, mesas de atención individualizada- -a las que acuden los ciudadanos cuando les llega el turno, que esperan en una amplia sala. Nada que ver con el antiguo sótano en la calle Sacramento. El Gobierno local tiene previsto y aprobado abrir otras dos oficinas de atención al contribuyente. Una de ellas estará en la zona sur de la ciudad, y la segunda, en el norte, concretamente en Sanchinarro. Las fugas de flotas de vehículos hacia estos municipios se producen, pues, atraídas por esa bonificación medioambiental generosamente aplicada, y aprovechando también el resquicio legal que deja abierta la interpretación que del concepto de domicilio hace la DGT, explican en el Ayuntamiento madrileño. Muchos coches tributan en pueblos cercanos a la capital DANIEL G. LOPEZ Domicilios de sedes Los paraísos reciben una inyección de ingresos sin las consecuencias negativas de los coches sas con flotas de vehículos deciden domiciliarse en alguna de estas localidades y pagar allí el impuesto. Los paraísos ganan con ello una importante inyección de ingresos, y no sufren las consecuencias negativas del aumento de vehículos como congestión de tráfico, polución, etcétera, ya que en realidad no circulan por sus calles. El Ayuntamiento calcula que ha perdido con ello cerca de seis millones de euros; una cifra suficientemente importante como para intervenir. Primero, intentó un arreglo con la Jefatura Generosa bonificación Esa bonificación puede llegar hasta el 75 por ciento, y eso es lo que hacen estas localidades. Pero, añaden en el Ayuntamiento, la bonificación está pensada- -esa es, a su juicio, la interpretación razonable -para automóviles que se muevan con biocarburantes, por ejemplo. En los paraísos fiscales la rebaja es casi urbi et orbe se aplica a los coches que utilicen gasolina sin plomo, a los diesel, lo que supone en la práctica descafeinar la finalidad de la bonificación Por estos motivos, muchas empre- Provincial de Tráfico, pero no prosperó. En la actualidad, el Gobierno local tiene interpuesto- -desde abril de 2005- -un recurso contencioso- administrativo contra la DGT. Al mismo tiempo, ha abordado otro camino para evitar la picaresca fiscal: dentro del nuevo reglamento de recaudación se recoge la posibilidad de inspeccionar a las empresas, para comprobar si cumplen con la normativa. Estamos a punto de iniciar estas inspecciones indica Juan Bravo. Según un estudio de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) aunque esta situación se reproduce en otras comunidades como Cataluña o Valencia, es en Madrid donde más abundan estos municipios paradisíacos entre ellos, citan a Robledo de Chavela, Moralzarzal, Colmenar de Arroyo, Collado Mediano, o Aldea del Fresno. Funciona así: la Ley atribuye el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica al municipio que figura en la documentación de Tráfico- -permiso de circulación- y en el caso de las empresas, sólo debería admitirse como domicilio de las mismas aquél donde esté la sede central o su principal establecimiento dicen en Madrid. Pero la Dirección General de Tráfico, añaden las mismas fuentes municipales, viene interpretando de manera flexible ese concepto, y está admitiendo que tengan tal consideración los lugares donde radiquen algunas de sus sucursales o agencias Así, algunas empresas con flotas de vehículos considerables instalan sucursales en estos municipios, aunque en Hacienda dudan de que tengan actividad, ya que en algunos casos alquilan locales no abiertos al público