Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 3 2006 Internacional 31 La corrupción es uno de los problemas intrínsecos más graves que arrastra el gigante asiático Denuncias en internet de que la campaña contra la inmoralidad esconde una caza de brujas de disidentes al diario South China Morning Post el letrado Pu Zhigiang, quien indicó que a la gente le preocupa que el encarcelamiento de Huang esté relacionado con su carta, por lo que dudamos de que el juicio haya sido justo y nunca sabremos si la sentencia ha sido una represalia de las autoridades Al igual que en el caso de Yuan Baojing, la sentencia impuesta a Huang Jingao también está siendo ampliamente comentada en la Red en China. En este sentido, un internauta alertó de que la campaña contra la corrupción emprendida por el Gobierno se había convertido en una caza de brujas de los disidentes políticos. Al margen de que este hecho sea cierto o no, la corrupción es uno de los problemas intrínsecos más graves que arrastra el gigante asiático. Así lo demuestran los datos dados a conocer por el propio régimen comunista, que calcula que en los últimos años 4.000 funcionarios públicos o miembros del Partido han huido del país llevándose la friolera de 42.688 millones de euros. Corrupción y sobornos Tal y como desgranó ante la última Asamblea Nacional Popular el responsable de la Fiscalía Suprema, Jia Chunwang, 2.690 cuadros del PC o del Gobierno se vieron implicados en 24.128 casos de corrupción y sobornos. Además de a un ex presidente del Banco de China en Hong Kong y a un ex secretario provincial recientemente condenados a muerte, la larga lista incluye a once altos cargos provinciales y ministeriales, 345 fiscales y 461 jueces. A nivel interno, la Comisión Disciplinaria descubrió 166.705 irregularidades y expedientó a 170.850 miembros, entre los que se hallan numerosos implicados en delitos económicos. No en vano, en los tres primeros trimestres del año pasado se detectaron 894 fraudes bancarios, de los cuales 240 se habían producido en entidades estatales y habían supuesto una pérdida de 1.600 millones de yuanes (169,2 millones de euros) Por ese motivo, 1.697 empleados de banca- -570 de alto rango- -han sido acusados de corrupción, un delito que en China conlleva la pena de muerte. Si alguno de ellos ha conseguido amasar la fortuna que poseía Yuan Baojing, es posible que hasta se libre de ser ejecutado porque los últimos casos demuestran que la Justicia en Pekín no es un cachondeo, sino más bien un cuento chino. Un condenado a muerte es conducido fuera de la sala del tribunal en la ciudad de Baicheng, entre los gritos y sollozos de sus familiares AFP