Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 13 3 2006 Internacional 27 Las elecciones legislativas de Colombia se celebraron con relativa normalidad La presión de guerrillas y paramilitares impidió votar con total libertad en la mitad del país b La cuestión paramilitar nunca fue tan polémica. Según la ONG Arco Iris, estos grupos han invertido millones de pesos en agresivas campañas publicitarias ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTA. Las elecciones legislativas celebradas ayer en Colombia se desarrollaron con relativa normalidad e incidentes aislados. Las autoridades militares se refirieron a una docena de intentos de ataque por parte de la guerrilla de las FARC en distintas regiones, donde también la afluencia fue desigual. Los periódicos no ahorraron espacio. En las primeras páginas publicaron el mapa electoral de ayer, cuando 26 millones de personas eligieron 102 senadores (Cámara Alta) y 166 representantes (Cámara Baja) Eran mapas de dos colores. En el norte del país, el gris oscuro mostra- ba la influencia de los paramilitares de extrema derecha, que ya hace cuatro años habían dicho tener un 35 por ciento de amigos en el Congreso. Su presencia se mantuvo intacta, pese a que el presidente Álvaro Uribe desmovilizó 23.000 combatientes en cuatro años con la promesa de no ser extraditados a EE. UU. y recibir una pena máxima de ocho años para delitos como masacres, desapariciones y desplazamientos. En las provincias del sur, la presión estuvo en manos de las guerrillas de izquierda. Aunque al cierre de esta edición las mesas no habían cerrado, lo cierto es que en la mitad del país- -14 de las 32 provincias- -no se pudo votar libremente. El tema paramilitar, sin embargo, nunca había sido tan polémico como en estas elecciones. Según un estudio de la ONG Arco Iris, los paramilitares invirtieron millones de pesos en agresivas campañas publicitarias en 11 de los 32 departamentos con el objetivo de aumentar el número de aliados. AP Ocho presos muertos en una riña en México CIUDAD JUAREZ. Al menos ocho reclusos murieron y unos diez resultaron heridos el pasado sábado durante una pelea en la cárcel municipal de la fronteriza Ciudad Juárez. La reyerta involucró a dos grupos rivales de la banda de Los Aztecas que se enfrentaron por el liderazgo o el control del tráfico de drogas. En la imagen, uno de los heridos recibe atención médica. Además, nueve millones de electores del Estado de México, que rodea al Distrito Federal, renovaron ayer 125 alcaldías y su Congreso local.